La experiencia con Catapult aplicada a la Liga Nacional de Básquet y focalizada en Paolo Quinteros

Guillermo Stieg, preparador físico de Regatas Corrientes de la Liga Nacional de Básquet, nos cuenta los beneficios de un servicio que revolucionó la preparación física. El sistema consiste en un sensor que tiene un acelerómetro, un giroscopio y un magnetómetro que brinda datos mediante los cuales se construye el perfil de un atleta y que fue clave para personalizar la preparación de Paolo Quinteros, figura del equipo, con 39 años.

-¿Qué es exactamente lo que plasma Catapult?

Indica con mucha precisión la carga externa a la que está expuesta el deportista, especialmente en estos deportistas de eventos intermitentes. Hago la aclaración porque en los eventos cíclicos, el control de la carga externa es mucho más sencilla que en los acíclicos. Al ser eventos de toma de decisión, la carga puede variar dependiendo de lo que esté sucediendo. Lo que hace Catapult es indicar con bastante precisión la carga externa a la que se expone este tipo de deportistas. La carga externa es la cantidad de acciones y la intensidad con la que realiza cada tipo de acciones. Obviamente a mayor cantidad de acciones o a mayor intensidad en las acciones, la carga será mayor y el strees que se genere en el deportista será mayor.

-¿Cómo modificó tu dinámica de trabajo?

Cambió la dinámica y el modo de ver los entrenamientos. Desde la aparición de Catapult en los entrenamientos pudimos plantear objetivos de carga en las sesiones. Al poder hacer un control en vivo, que es una de las posibilidades que da el sistema, y en función de los rasgos individuales de los deportistas, podemos poner objetivos de carga para cada uno y personalizar los entrenamientos. El entrenamiento comienza y a medida que cada uno cumple sus objetivos de carga, termina la sesión.

Esto es posible por el sistema que nos permite tener un parámetro de cuánto puede hacer un deportista. También nos lo permitió tener una cantidad suficiente de jugadores, juniors de la cantera, para hacer que el entrenamiento siga. Bajo este nuevo criterio algunos deportistas terminan antes los entrenamientos, entonces debe ser reemplazado por otro.

-¿Cuál es la importancia de su uso para los preparadores físicos?

Se vuelve una herramienta muy relevante. Los deportistas están expuestos a cargas muy elevadas, ya sea por entrenamiento o por competencia. Por ejemplo, nosotros tuvimos doble competición y la exigencia aumenta y eso hace que el stress sea mayor. Con Catapult tenemos datos objetivos de eso y nos permite manejar la situación del modo más coherente posible.

En término de desarrollo de las capacidades, obviamente, sigue siendo terminante. Podés programar la carga, planificar la sesión, planificar la progresión semanal o mensual. Te da un montón de posibilidades que antes de la aparición del sistema en la liga no lo teníamos y todo se hacía bajo parámetros subjetivos, cuyo margen de error es mayor.

En mi caso particular tuve muy buena recepción a partir de que podíamos planificar y poner objetivos de carga, monitorear los partidos y ver cuánto puede jugar un jugador en la semana o en el mes. Pudimos determinar zonas de riesgo de cada uno o quién debería jugar menos. Por ahí todavía nos falta ajustarlo porque los jugadores que tenemos son pocos o necesitás que dos o tres jueguen siempre. Nos falta madurar en ese sentido, como por ejemplo hace la NBA, en donde a veces ves a las estrellas descansando de traje y corbata no por una lesión sino simplemente por descanso.

-¿Qué influencia tiene en la capacidad de prevenir lesiones?

Muchísima. Catapult nos permite reproducir qué hace un deportista, la cantidad de acciones a la intensidad en la que compite y replicarlo en los entrenamientos para adaptarse a eso. Ahora sabemos cuánto es la carga durante un partido, durante una semana o un mes y en función de eso podemos prescribir entrenamientos que pongan circunstancias parecidas a los entrenamientos y que el deportista se adapte a ese tipo de stress. Si hace más, es malo. Si hace menos, es malo. Cuando hacés más el stress es mucho y te lleva a una lesión, si hacés menos no estás adaptado y también te lesionas. El sistema de monitoreo nos permite bajar el índice de lesiones.

Paolo Quinteros durante un entrenamiento diseñado según sus métricas

-Paolo Quinteros , con 39 años, es la estrella de Regatas. Por su edad y su desgaste, imagino que fue uno de los más beneficiados con este nuevo sistema. ¿Hacen algún trabajo especial con él?

-Paolo es un caso particular no solo en el equipo, también en la liga. Tiene 39 años y es el líder ofensivo de nuestro equipo con una forma de jugar que hace que gaste mucho. Juega muchas acciones de uno contra uno, mucho pick and roll, hace una gran cantidad de acciones explosivas. Incluso estuvo en los informes que hacía la gente de Catapult como uno de los líderes en ese rubro.

Al juntar las dos variables, la edad y el desgaste que realiza, la posibilidad de lesión aumenta. De hecho al comienzo de la temporada tuvo dos lesiones muy seguidas y, gracias a Catapult, pudimos relacionar con los esfuerzos y a partir de eso determinar su zona de riesgo, cuando se aproximaba su zona de riesgo. Con eso decidimos o que no entre o que juegue menos minutos si había un partido al otro día.

Creo que lo llevamos bastante bien, exceptuando marzo donde tuvimos una cantidad excesiva de partidos y, tal vez, nos faltó decisión para sentarlo a Paolo para que no juegue de tal modo que el volumen mensual no se dispare tanto. Tuvimos una carga más alta e hizo una tendinopatía que lo tuvo afuera durante diez días, que para la cadencia de nuestra liga es mucho porque se perdió cuatro o cinco partidos. Pero tenemos establecido cuánto debe hacer y no salir de eso. Después es una cuestión de decisión y nada más.

-¿Qué opinión tenés sobre el uso de la tecnología en el deporte?

Sería bastante necio si no estuviera de acuerdo con el uso de la tecnología en el deporte. Viene a facilitarnos un montón de tareas, especialmente la obtención de información que de otro modo no la podríamos obtener. Eso permite potenciar nuestra tarea. Obviamente el uso depende de nuestras capacidades, podemos usar mejor o peor los datos, podés interpretar mejor o peor las cosas, pero el frío análisis que hace la tencología es beneficioso. Cuanto más acceso tengamos a la tecnología mejor porque se potenciará nuestra tarea.

 

Matías Baldo

Redactor de Analitica Sports. Productor de contenido en NBA.com. Colabora en La Nación y en el New York Times en Español.

Twitter