Los Juegos Olímpicos de la Juventud que se celebrarán entre el 6 y el 18 de octubre en Buenos Aires tendrán un custodio de lujo: el Servicio Meteorológico Nacional de Argentina elaborará pronósticos del tiempo dedicados para los 32 deportes que se disputarán durante los doce días de competencia.

“Queremos garantizar una celebración memorable para los atletas y el público, por eso el Servicio Meteorológico será el encargado de brindar la información meteorológica fundamental”, dijo el director ejecutivo del Comité Buenos Aires 2018, Leandro Larrosa. Los datos del tiempo son vitales para que todo funcione a la perfección.

Será la primera vez que el Servicio Meteorológico Nacional argentino producirá boletines para un evento deportivo de tamaña relevancia, un esfuerzo logístico que incluye la instalación de estaciones meteorológicas para medir exclusivamente las condiciones en los diferentes campos de juego y la adquisición de supercomputadoras para procesar los datos en el menor tiempo posible.

Durante las dos semanas se utilizará el satélite meteorológico GOES-16, que orbita a una altura máxima de 35.000 kilómetros y que a través del “Mapeador Geostacionario de Actividad Eléctrica” (GLM) podrá viligarse la actividad eléctrica y el mapeo de los rayos de las tormentas.

Marcos Saucedo, jefe del Centro Meteorológico Nacional, conversó con ANALÍTICA SPORTS y ofreció detalles sobre su organización y la labor del Servicio Meteorológico Nacional.

-¿En qué consiste el trabajo que llevarán a cabo durante los Juegos Olímpicos de la Juventud? 

-Durante los días de competencia se va a disponer de un grupo de gente que va a estar dedicada únicamente a hacer el pronóstico del tiempo para los Juegos Olímpicos. Se van a generar informes especiales dedicados exclusivamente para cada una de las sedes en donde se van a estar desarrollando las competencias. Los pronósticos se van a actualizar dos veces por día con la proyección del pronostico del tiempo en forma horaria. Junto con eso se va a estar realizando lo que se llama una vigilancia en tiempo real, en caso de que haya un evento, por ejemplo que se acerque una tormenta, se va a estar enviando un reporte que se actualiza a cada hora. O sea, a cada hora se va a realizar un reporte en donde se actualiza si la zona va a estar afectada por lluvia, tormenta, granizada o si habrá riesgo de caída de rayos. Será un reporte que tendrá una especie de “semáforo”, en donde se va a determinar el nivel de severidad de una tormenta, según la lluvia, la cantidad de rayos, o el tamaño del granizo y la ráfaga del viento. Eso se hará durante los Juegos, el momento del servicio más especializado porque 45 días antes y 45 dias después, se va a estar enviando un reporte diario de pronósticos a una semana, aunque esto tiene que ver más que nada con la actividad de montaje y desmontaje de los Juegos.

-¿Cómo están conformados los equipos de trabajo? 

“En cuanto a lo que es la oficina encargada de hacer los pronósticos, en realidad es el mismo personal que hace el pronóstico diario para todo el país, tomamos esa gente que se dedicará durante las dos semanas para trabajar en los informes. Son diez personas que van a estar fuera de lo que hacen habitualmente y que se brindarán a esto”.

 

 

-¿Son los deportes náuticos los que representan un mayor desafío? 

-Si, son los deportes más sensibles porque en general la mayoría de los deportes tienen mucho que ver, por ejemplo en el hockey o el rugby, con la actividad eléctrica, que eso uno lo puede llegar a ver venir, por hablar en criollo. En el deporte náutico es mas fino porque hay que sumarle la niebla que puede ser un problema en cuanto a la visibilidad. En tanto ya sea una cuestión del viento, la visibilidad y también ver la altura del río, que eso viene por el lado del Servicio de Hidrografía Naval con el cual estamos conectados y trabajamos en forma conjunta, requiere si se quiere de un mayor conocimiento técnico y hay que estar mucho más atento a cualquier cambio”.

-¿Cómo es el trabajo para detallar con precisión las inclemencias del clima en los deportes náuticos?  

-Estamos hablamos de otras variables, porque el viento en la zona del río suele ser diferente y la intensidad puede ser mayor que en el centro de la Ciudad, y eso requiere de otra experticia mayor. Hay que conocer los umbrales de viento que necesitan las regatas para poder competir. En eso ya estuvimos trabajando, haciendo un reconocimiento con los diferentes referentes deportivos, con los que nos estuvimos reuniendo y preguntándole cuáles son los umbrales para poder realizar la actividad. Para ello se requiere un mayor conocimiento en la zona del río, por ejemplo. La mayor dificultad va a venir cuando sean días de mal tiempo, porque ahí el reporte de tiempo inmediato va a cobrar mayor relevancia para determinar si en días lluviosos van a haber un par de horas en donde no va a haber lluvias o si se puede generar alguna ventana para realizar la actividad. Eso depende del día a día y de las condiciones que predominen en esas dos semanas. Hoy es difícil de precisarlo aún.

-¿Cuáles son las ventajas del GOES-16?

-Es un satélite norteamericano nuevo que se lanzó a fines del año pasado. Actualmente ya tenemos un canal dedicado en donde podemos recibir la información y procesarla. Básicamente es un salto tecnológico con respecto al anterior. Para esta actividad de los Juegos Olímpicos es una gran herramienta, porque más allá de la cantidad de información que hoy nos da el satélite en cuanto a resolución espacial, temporal y espectral, es decir, que vemos más y mejor lo que pasa en la atmósfera, también aumenta la cantidad de canales que uno puede visualizar y tiene información de actividad eléctrica, con lo cual uno eventualmente ve en el radar meteorológico que va a estar dedicado a esto, se puede ver el acercamiento de un sistema de lluvia, uno puede saber la actividad eléctrica que tiene y en función de eso conocer la cantidad de rayos y prevenirla ya que una simple tormenta eléctrica es un riesgo para el deporte.

“Con el satélite podremos saber la actividad eléctrica de una tormenta, conocer la cantidad de rayos y prevenirla,  ya que una simple tormenta eléctrica es un riesgo para el deporte..”

-¿Cómo es el uso del GOES-16? 

-El satélite es norteamericano, está ubicado sobre el Ecuador, se puede ver sobre todo el globo y todo el hemisferio. Lo que ellos hacen, cuando tienen un día de tornado o se acerca un huracán, es hacer escaneos más seguidos en zonas de interes. Nosotros podemos pedirle que tengamos un escaneo particular, pero no vamos a tener prioridad. Pero de todas maneras nos da una imagen cada quince minutos. Con lo cual es bastante bueno para los Juegos.

¿Además del GOES-16 se van a estar utilizando otros radares? 

-Hay un programa nacional que se llama SiNaRaMe (Sistema Nacional de Radares Meteorológicos) que básicamente consiste en la producción de radares metereológicos argentinos construidos por INVAP (Investigaciones Aplicadas Sociedad del Estado) en todo el país. Hay ocho radares en el país pero se va a estar utilizando uno, el RNA2 que está ubicado en Ezeiza, que es ideal para vigilar la meteorología en la zona. Ese radar nos va a estar dando el apoyo durante los juegos y puede darnos información en tiempo real.

-¿Cómo trabajan en conjunto el satélite y los radares? 

Con el GOES recibimos información cada 15 minutos. La información minuto a minuto sale del detector de rayos adicional que tenemos además del GOES, el cual se monitorea cada dos minutos. Cada diez minutos también podemos ir vigilando la información por intermedio del radar de Ezeiza.

 

Pronósticos del tiempo “customizados” y con una precisión nunca antes vista. Otra de las novedades tecnológicas que traerá Buenos Aires 2018.

 

Matías Baldo

Redactor de Analitica Sports. Productor de contenido en NBA.com. Colabora en La Nación y en el New York Times en Español.

Twitter