En el debate que cada día toma más fuerza en el ámbito deportivo sobre cómo democratizar –o si es necesario democratizar– los datos recolectados en los partidos, La Liga tomó un paso hacia adelante. Lanzó Mediacoach, una plataforma a la que tienen acceso los 42 entrenadores de La Liga Santander y La Liga 123. Es una herramienta de análisis y visualización de datos que está transformando el método en cómo se preparan los partidos, y la capacidad de reacción para torcer el desarrollo de un juego. España toma la vanguardia con un sistema que promete mejorar los estándares de calidad de un campeonato brillante.

 

Mediacoach, explica un artículo publicado por El País, funciona con seis cámaras instaladas en todos los estadios capaces de situar con precisión milimétrica la posición de cada uno de los futbolistas, y de medir la velocidad con la que se mueven. Las imágenes se cruzan con una base de datos que contabiliza todas las acciones que realizan los futbolistas: un pase, un gol, un choque, un despeje. Todo se guarda. Y, finalmente, proporciona datos técnicos o tácticos de todos los futbolistas para saber si su rendimiento está por encima o debajo de su media. Eso permite que el entrenador tenga más herramientas para tomar decisiones. Puede tener, además, más conocimiento sobre qué espacios libres dejan sus futbolistas, o qué profesional no está cubriendo el terreno del campo que necesita. Incluso puede conocer qué tan cerca está un jugador de lesionarse. Hacer una modificación dejó de ser una cuestión intuitiva: ahora se puede respaldar con datos empíricos.

Lo revolucionario es que la plataforma es proveída por La Liga, y es igual para todos. Cada equipo tiene acceso a los datos y puede ver la información de sus rivales. Es una manera de democratizar el campeonato, de hacer que todos partan de la misma base. La diferencia está en qué busca cada entrenador: en qué dato hace más hincapié, y en qué se basa para tomar una determinación.

Dashboard de Mediacoach (Infografía El País, España)

“Se ha igualado la cantidad de información a la que todos tienen acceso y se facilita que aquellos equipos con menos recursos puedan competir en mejores condiciones contra equipos superiores”, le dijo Ricardo Resta, director del Área Deportiva de Mediacoach, a El País. Lo distintivo, sin embargo, estará en la cantidad de analistas que cada equipo pueda emplear, aunque afirma que cada equipo tiene al menos uno.

Hubo otro cambio en la reglamentación que fue trascendental para el desarrollo de Mediacoach: los dispositivos electrónicos estaban prohibidos en los bancos de suplentes. Eso cambió este año. Los datos de Mediacoach están al alcance de los entrenadores y sus asistentes: “Eso está teniendo una gran incidencia en lo que ocurre en el campo”, asevera Resta.

Uno de los tantos aspectos que destacan los analistas es tener un valor histórico de los datos de cada futbolista: “Sabes cuál es su velocidad máxima posible, qué clase de esfuerzo suele realizar jugando (si se desgasta mucho, cuántas aceleraciones máximas hace por partido…), conoces su propensión a lesiones musculares o por sobrecarga, y puedes así saber cuándo reservarlo, cómo trabajar con cada uno en los entrenamientos y cómo sacar partido de todos los que componen la plantilla, según la exigencia constatable del rival”, explica Edu Pons, preparador físico del Barcelona, al diario español.

“Se ha igualado la cantidad de información a la que todos tienen acceso y se facilita que aquellos equipos con menos recursos puedan competir en mejores condiciones contra equipos superiores..”

 

“Con estos análisis de datos podemos ofrecerle una visión muy realista al entrenador para que sepa qué riesgos implica cada decisión”, agrega Pons, que considera que la herramienta tiene capacidad para ofrecer más. “Durante los partidos necesitamos disponer de alertas y de formas más intuitivas de visualizar los datos. Hay que tomar determinaciones muy rápidas y tú lo tienes que poder ver meridianamente para comunicarte con el entrenador. Ahí está el futuro y llegará más pronto que tarde”.

Pronto, dicen los especialistas, llegaremos a un nivel más profundo, en el que los entrenadores puedan predecir de qué manera se entiendan dos futbolistas en la mitad de la cancha o qué posibilidades tienen de convertir un gol dos atacantes jugando juntos. “Medir sirve para predecir”, afirma Resta, como anunciando el comienzo de una era que, en algunos lados, ya comenzó.

Redacción Analítica Sports

Twitter LinkedIn