Un entrenador argentino le da indicaciones en español al lateral del equipo de la Universidad de Deportes de Pekin. Como una sombra, con una velocidad admirable, un traductor capta el mensaje y lo transforma en un concepto para el jugador. La acción transcurre en la cancha del Complejo 2 del predio donde se entrena y concentra habitualmente la Selección Argentina. En ese espacio que suelen habitar Messi y Agüero, se produce un intercambio futbolístico entre la selección sub 15 de la AFA y un combinado de la Beijing Sports University.

Pablo Díaz, secretario ejecutivo del programa futbolístico entre la Argentina y China

“Este proyecto está enmarcado en los acuerdos  que firmaron los presidentes Mauricio Macri y Xi Jinping en mayo de 2017. Dentro de lo deportivo comenzamos con este proyecto que incluye el intercambio futbolístico con la Universidad de Pekin, una etapa que denominamos AFA Experience,  una gran etapa de aprendizaje de los jugadores en el club Banfield ,la capacitación a entrenadores chinos y hasta la posibilidad futura de qué jugadores profesionales y semi profesionales de China jueguen en la reserva de la Superliga Argentina de Fútbol”, le cuenta a ANALITICA SPORTS, Pablo Díaz, secretario ejecutivo del Programa de Cooperación Futbolística entre la Argentina y China.

 

Los futbolistas chinos que se entrenan en el predio de Ezeiza, muy cerca del Aeropuerto Internacional de la ciudad de Buenos Aires, tienen una técnica correcta y prolija. Estarán durante un mes viviendo en las mismas instalaciones en las que se concentran los seleccionados argentinos. “El programa consta de un mes inicial de entrenamiento en el club Banfield, para comenzar el proceso de adaptación. Luego otro mes en el predio de la AFA, ocho meses corridos en Banfield y otra experiencia de cierre en la AFA. La idea es que luego de esos diez meses se pueda apreciar cómo evolucionaron. Justamente la parte de intercambio con la selección argentina sub 15 busca darle a los jugadores chicos todo aquello que no se puede medir ni enseñar: la picardía del juego, lo intangible”, comenta Díaz.

Los jugadores son evaluados con GPS y capacitados por entrenadores argentinos

Los 28 jovenes chinos, de entre 14 y 16 años, atraviesan el momento de AFA Expierence como lo hacen los profesionales. Son evaluados por Alejandro Kohan con la tecnología de Catapult para luego darle una devolución a sus mentores argentinos y entrenadores chinos sobre la evolución física de los futbolistas. “Tienen buena masa muscular, pero no cuerpos formados para ser futbolistas. Parte del trabajo será moldear su estructura física para las necesidades del juego”, comenta Kohan mientras los futbolistas chinos entran y salen del amistoso.

“Toda la parte de entrenamiento en Banfield tiene como finalidad que aprendan y conozcan bien el juego. La parte de AFA ya tiene que ver con la experiencia de elite que puede tener el fútbol. Los jugadores vinieron con un entrenador, un traductor y una profesora. El intercambio incluye que no abandonen su programa de estudios de China y por eso diariamente, además de entrenar, acceden a una plataforma de e-learning para no perder la continuidad de sus materias”, agrega Díaz.

AFA Experience: la preparación incluye jugar donde se concentran las estrellas argentinas

La presencia durante diez meses del grupo de futbolistas chinos es apenas una parte de todo el programa de intercambio. “Todo comenzó en enero de 2018 cuando viajaron tres técnicos de la Asociación de Técnicos de Fútbol de la Argentina para seleccionar a los entrenadores chinos para iniciar el trabajo. En abril pasado vino el Shandog Luneng, un equipo semi profesional a jugar ocho amistosos con clubes argentinos durante un mes, incluído el seleccionado argentino sub 17. La tercera parte del programa es todo el trabajo en Banfield y el cierre, por ahora, es lo que denominamos AFA Experience. Para 2019 tenemos previsto hacer crecer el intercambio: queremos que vengan más clubes, que entrenadores argentinos viajen a China para capacitar a técnicos con el método de enseñanza argentino y queremos hacer una plataforma online con videos para poder capacitar a distancia. Otra parte ambiciosa es que puedan venir jugadores para la Reserva de los clubes de la Superliga. En esa división no ocuparían cupo de extranjeros..”, dice Díaz.

Intercambio entre juveniles argentinos y chinos

 

Una de las derivaciones que tuvo este programa futbolístico con China fue una modificación en las leyes migratorias que impedían que los menores de 18 años pudieran estar más de tres meses en la Argentina. A partir de este intercambio, que dura 10 meses, esa legislación fue modificada.

Termina el partido. Ganan los sub 15 de la Argentina. No hacen los goles suficientes, pero los chinos también ganan. Son apenas una expresión de un plan de desarrollo que aspira a que China gane un Mundial en el 2050. Esa respuesta no la tenemos. Todo lo demás, si está a la vista.

Marcelo Gantman

Director de Contenidos de Analítica Sports. Columnista en La Nacion.

Twitter