Jorge González Guedes se define como especialista en movimiento. Su extensa carrera como entrenador y preparador físico, que viene desde 1995, ahora lo ubica en otro plano del trabajo con atletas de alto rendimiento y particularmente en la forma óptima de llevar a los deportistas al mejor estado de su preparación. González Guedes trabaja con varios equipos de deportes olímpicos de la Argentina y de diferentes deportes. Ahí está el secreto de su función: en la habilidad y flexibilidad para amoldar sus conocimientos a disciplinas tan diferentes entre sí como el yachting, el voleibol y la natación. Su sistema de evaluación consta de 15 pasos, sin grandes exigencias físicas y con herramientas que se encuentran en cualquier gimnasio. Se denomina Observación Funcional Dinámica.

“Para iniciar un proceso de entrenamiento saludable es importante identificar las necesidades individuales  para poner foco en las cuestiones específicas relacionadas con la rehabilitación de las debilidades percibidas. Asi nació la Observación Funcional Dinámica. Cada deporte es el producto de la repetición de lo que llamamos Patrones de Movimiento que le son propios. El entrenamiento y la competencia son la repetición intensa de esos patrones, que generan una carga sobre los mismos. Esta estrategia de evaluaciones nos permite establecer los limites para diseñar o reorientar un programa de entrenamiento pensando en la longevidad del deportista y previniendo cualquier tipo de sobrecarga…”, dice González Guedes.

Delfina Pignatiello, campeona mundial juvenil de natación, evaluada con el sistema en el CENARD

 

-Existen muchos criterios para evaluar el estado físico de un deportista de alto rendimiento. ¿Qué valor agregado tiene la Observación Funcional Dinámica?

-Hay muchas estrategias de evaluación para los deportistas, y de la mayoría podemos extraer información vital para la corrección individual de el o los desbalances encontrados. Estas correcciones a veces tienen que ver con la generalidad de las personas ó disciplinas y no están pensadas en función de cada deporte. De esta manera si corregimos en función de lo que encontramos, sin mirar a qué se dedica ese atleta, podremos cambiar patrones que le son propios al deporte. Si eso sucede, estamos perjudicando así la acción motora que necesitábamos balancear.

Los posibles desbalances se analizan con la ejecución de gestos técnicos adaptados según cada deporte

Por esta razón armé un grupo integral de evaluaciones en función a la disciplina a controlar. Cada resultado es pensado en función del deporte especifico. Se establece un índice que me indica cuan bien o mal se encuentra ese deportista para su puesto dentro de su deporte, respetando así los patrones de movimiento. Las evaluaciones no se realizan si el deportista tiene dolor en alguna de las propuestas, y el resultado es expresado en una “Ficha de Riesgo” con un sistema de semáforos, donde quienes estén en rojo son remitidos nuevamente al área de asistencial para una reevaluación mas fina. La Observación Funcional Dinámica permite justamente observar la línea que divide la habilidad en la actividad a desarrollar y el riesgo que implica seguir cargando esos desbalances. En varios casos, las viejas lesiones maltratadas son nuestro peor enemigo.

-La Observación Funcional Dinámica, por lo que se aprecia, tiene diferentes niveles de alerta. ¿Qué significan?

-Cuando entreno un equipo suelo dividir al grupo en función a sus posibilidades de rendimiento y estructurales. Con las de rendimiento es como tradicionalmente se han dividido a los grupos de trabajo, aunque como mencione: las viejas lesiones, la competencia y los entrenamientos, suelen “cargar” al deportista. Cada uno tiene una manera de asimilar esa carga, por lo que una valoración estructural nos aclarara el por que algunos deportistas se estresan mas que otros.

La Observación Funcional Dinámica le permite al preparador físico, y a los técnicos, entender el porque en el momento de mayor exigencia un deportista falla en una técnica en la nunca había tenido inconvenientes. Las banderas amarillas y verdes son de trabajo directo del Preparador Físico. Las Rojas nos indican que hay aspectos a rever por el área médica. Nos indica que el deportista se “mueve mal”, aunque se trate de cuestiones que pueden ser asintomáticas y sin dolor. Las fichas de riesgo (imagen)  son una herramienta de prevención de lesiones en las que interviene todo el equipo interdisciplinario ; los entreandores , médicos, kinesiólogos, psicólogos, nutricionistas, y los preparadores físicos. 

Estas fichas de riesgo son una muestra gráfica de cómo tienen que intervenir interdisciplinariamente todos los integrantes de un cuerpo técnico, médico y de preparadores físicos

¿Esta evaluación es útil para cualquier deporte?

Son útiles para el deporte recreativo, el gimnasio, y sin duda para el deporte de alta competencia. Como no implica ningún movimiento brusco, ni elementos costosos, o preparación previa, es muy practica para realizar en cualquier momento del proceso de entrenamiento. Yo aprovecho las concentraciones, pretemporadas, o los viajes para hacerlas e intervenir positivamente en los equipos.

 

-¿Qué deportistas de alta competencia son evaluados con este sistema?

-Todo este proceso de investigación lo inicie en 1995, pero desde hace cuatro años estoy realizando estas evaluaciones en el Centro de Alto Rendimiento en Buenos Aires (CENARD) y con muchas selecciones nacionales de varios deportes. En voley con las Panteras mayores y sub 15-18-23. En hockey con las Leonas y las Sub. Trabajo con los equipos de natación mayores y juveniles. También en esquí náutico, wakeboard, esquí alpino, snowboard, surf,  vela. También hay deportistas de primera línea que se acercan con sus entrenadores (Brian Toledo y  Agustín Osorio con su entrenador Gustavo Osorio; Mariano Mastromarino, María Peralta, Belén Caseta, Micaela Levaggi con su coach Leo Malgor. Están Yago Lange, Klaus Lange y Cecilia Carranza con Andy Rehbein.

Cecilia Carranza, medalla dorada en yachting en Rio 2016

Durante 2018 el doctor Juan Herbella, de Argentinos Juniors, me contactó para hacer una estrategia orientada al fútbol para la reserva  y apoyar el accionar de su equipo interdisciplinario. La Federación Bonaerense de Gimnasia Rítmica puso como obligatoria desde hace 3 años la estrategia que arme pare ellas, que abarca nenas de 5 a 16 años. Con la misma establecemos en que nivel (A, B o C) pueden competir las nenas, en un deporte donde lo que se evalúa es la Complejidad y el Riesgo de las habilidades a realizar. También el ENARD me contrató para evaluar a los 459 chicos del Campus IV realizado entre 2016/17 previo a los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018. Fue una de las estrategias que sumadas a las realizadas por el Área de Fisiología del CENARD, sirvieron para seleccionar a quienes participaron finalmente de Buenos Aires 2018. También trabajo con deportistas profesionales y amateurs de forma particular en consultorio.

¿Tenés una larga trayectoria como entrenador de atletas y preparador físico, pero te definís como “especialista en movimiento” ¿Qué abarca esa definición?

-Cuando empecé mi carrera como deportista las molestias típicas del entrenamiento diario se llevaban hasta las ultimas consecuencias. La secuencia era: “Me dolía, me la aguantaba, hasta qué me rompía..”. Ese era el ciclo habitual en el deporte. Cuando me tocó cruzar de vereda y ser entrenador, me vi ante la misma situación y preferí intervenir. Los mandaba al medico. El médico lo derivaba al  kinesiólogo y así llegaban nuevamente a nosotros, después de un periodo de hacer poco y nada. Al cabo de un tiempo el deportista volvía a su mismo dolor.

La Observación Funcional Dinámica les permite al preparador físico y a los técnicos entender por qué, en el momento de mayor exigencia, un deportista falla en una técnica en la nunca había tenido inconvenientes.

Así es que empezamos a ver con otros colegas que podíamos hacer para prevenir estas situaciones, manejando las cargas, y cuantificando las acciones de nuestros entrenamientos. Ya pasaron casi 30 años en los que entendimos que las situaciones de sobrecarga a las que esta sometido un deportista, tienen que ver con la misma disciplina,y de como el deportista asimila las propuestas que muchas veces van mas allá de sus posibilidades. Todo este proceso me llevó a través del estudio de muchas técnicas para entender los “factores limitantes de la carga que implica el entrenamiento” y esto es en lo que me especialice, entender como debe moverse un deportista para superar los desafíos que el deporte implica, sin consecuencias para su estructura.

Observación funcional en las selecciones argentinas de voleibol femenino

-¿Por qué hay lesiones que parecen ponerse de moda en determinados momentos?

-Por muchos años las acciones entrenadas en el deporte tuvieron que ver con realizar de manera repetida los patrones motrices del deporte en cuestión. Muchas veces, esa repetición era mayor a las demandas de un partido, Y en muchas ocasiones agregándole carga a las acciones. Algunos ejemplos: agregarle peso o una banda elástica a una raqueta de tenis, realizar un pase de rugby con pelotas lastradas. Antes era habitual hacer la patada de futbol con una polea que le imponga carga adicional al patrón motor. Se pensaba que al realizarlo luego, con el elemento de origen, ese gesto saldría con mayor potencia. ¡No hay nada mas lejano a eso!

Esta situación, mas la mala utilización de los gestos del culturismo con maquinas y la mala realización de los ejercicios derivados del levantamiento olímpico en todos los deportes, trajo aparejado que las articulaciones principales (hombro y cadera) se vean desbalanceadas.

La preponderancia de ejercicios de empuje -ya sea con los brazos como con las piernas- trajo como consecuencia que ante la inexistencia de tracciones de ambos núcleos articulares, se eleve la tasa de lesiones del manguito rotador (hombro), o síndromes pubalgiosos y desgarros de isquiotibiales (cadera). Para estas situaciones elabore una propuesta de solución que se llama “Las familias de la fuerza”, que sirve para que el entrenador tome conciencia de los elementos que deben componer una sesión y que esta no afecte a la estructura del deportista. Actualmente la posibilidad de cuantificar los entrenamientos técnicos a través de los GPS’s, empezaron a mostrar la cantidad de ejercicios técnicos in-específicos en velocidad, carga, y tiempo que se realizaban. Aunque esta es una tecnología ausente todavía  en gran parte del deporte.

Marcelo Gantman

Director de Contenidos de Analítica Sports.

Twitter