1-Menos smartphones, más sensores. Según las predicciones de la especialista en futuro, Amy Webb, en 2019 habrá una desaceleración en la venta de teléfonos móviles y un crecimiento en el interés por sensores integrados a indumentaria, dispositivos (wearables), calzado y las aplicaciones. Los últimos modelos de marcas líderes como iPhone y Samsung no representaron un gran aumento en las ventas y en contrapartida crece el mercado de la tecnología aplicada a medir y cuantificar diferentes tipos de actividades.

Crece el mercado de dispositivos de cuantificación

2-Las tecnológicas pagan. Sigue la tendencia de las compañías como Amazon, Twitter y Facebook como compradoras de derechos  y generadoras de alianzas con organizaciones deportivas. Se estima que hasta casi finales de 2018, estas compañías ya han invertido cerca de 20 mil millones de dólares en el acumulado por la compra de derechos. Nada indica que la dirección vaya a variar.

3-La ola del streaming. El consumo de deporte en vivo y por demanda es otra tendencia que no se detiene. La variedad de la oferta se desplaza con fuerza hacia las denominadas segundas pantallas. Se superpone el partido con los contenidos oficiales que intentan alcanzar a los que no miran el juego. Barcelona es un ejemplo: produce un “show de living” por redes sociales mientras el equipo juega en el Camp Nou.

4-Estadios y clubes inteligentes. La tecnología será aliada de la modernidad. Los clubes automatizan sus procesos de relación con los socios y abonados. Crecerá el uso de chatbots para el contacto cotidiano y la mensajería. Los estadios incorporan más herramientas, como la Internet de las Cosas, para convertirse en entornos digitales que ya reemplazan en muchos casos a los dispositivos físicos: pago virtual con teléfonos, billeteras en la nube, reconocimiento facial para identificar zonas de riesgo y conflictos, aplicaciones para encontrar estacionamiento y ordenar bebidas y comidas son cada vez más frecuentes. Lo lleva adelante el Bayern Munich, pero también la Universidad Católica de Chile. La tendencia es global.

5-Realidad mixta. Las experiencias de inmersión de consumo deportivo siguen en aumento. Intel comenzó 2018 con producciones de realidad virtual en los Juegos Olímpicos de Invierno en Pyeonghcang y lo cierra con los clásicos partidos de NBA. La realidad aumentada ya integra el menú de entretenimiento de los fans en los estadios de diferentes partes del mundo. Nike la utiliza en su nuevo local de innovación en Nueva York para que los clientes “prueben” el producto antes de comprarlo. Es la tendencia que más crece.

6-Atletas contra clubes y medios. La influencia de los deportistas en redes sociales ya es superior a la que tienen los medios tradicionales y los propios clubes/ligas para las que juegan. Ahora los grandes nombres del deporte crean sus propios canales de contenidos exclusivos e intentan monetizar la audiencia que tienen. El caso más concreto es el de OTRO, una plataforma que reúne a figuras como Messi, Neymar, Beckham, James Rodriguez, Cantona, Luis Suárez y Zidane. OTRO funciona con un sistema de membresía y allí los atletas ofrecen videos originales sobre su preparación y sus secretos para competir.

Messi y Zidane, dos épocas del fútbol (ph: OTRO)

7-Nuevos deportes. Buenos Aires 2018 fue una explosión de nuevos formatos deportivos. El Comité Olímpico Internacional transformó a los Juegos de la Juventud en una plataforma de experimentación con deportes que son desprendimientos de otros (3X3) y suma disciplinas como skate y la escalada deportiva. La tendencia es encontrar nuevas expresiones urbanas que puedan adaptarse a un formato competitivo. El escenario está abierto a cualquier deporte tradicional que pueda encontrar otra versión más impactante, de menor duración y de muchas emociones. El beach handball fue otro ejemplo.

8-El futuro es OTT. Las plataformas Over the Top siguen apareciendo como ofertas claras para el consumo deportivo en vivo. Ya hay gigantes como Amazon, ESPN+, Bleacher Report Live, DAZN y otras de escala menor pero que satisfacen necesidades: es el caso de Fanatiz, una OTT que tiene el fútbol de las ligas sudamericanas y que está disponible para los fanáticos que las consumen fuera de su país. Tener una suscripción por 10 dólares mensuales fue la respuesta a la pérdida de suscriptores de la TV por cable en Estados Unidos con 100 millones de clientes menos en el último año. La tendencia comenzó en Estados Unidos pero no para de crecer.

9-Facebook sigue vivo. Contra todos los pronósticos, los canales de TV y las organizaciones deportivas tienen en Facebook a un socio robusto y sano. Facebook se convirtió en la pantalla aliada para competiciones como Copa Libertadores y Champions League con partidos incluidos en la “grilla” de la red social. Facebook tiene 150 acuerdos deportivos a nivel global y es el nuevo “gratis” del deporte. Señales como Eurosport ya producen con Facebook, por ejemplo, transmisiones como la apertura y cierre de los Juegos Olímpicos.

10-Apuesta al conocimiento. El análisis de datos, el uso de modelos predictivos para lo que fuera, la aplicación de la inteligencia artificial y la captura de de información de todo aquello que sea cuantificable, no hace otra cosa que profundizar una tendencia: el conocimiento es el motor de la innovación en el deporte. Quienes capturan datos y los saben interpretar, avanzan. Quienes rechazan la idea de incorporar analistas y softwares para conocer más a propios y extraños, quedarán de lado. Ya no hay opciones.

Marcelo Gantman

Director de Contenidos de Analítica Sports.

Twitter