Durante los Juegos Olímpicos de la Juventud, el equipo femenino de beach handball (bautizado como Las Kamikazes, dadas las dificultades que tuvieron para su óptima preparacion) fue el que captó la mayor atención de los medios y los espectadores. A cuatro días de terminada su participación en Buenos Aires 2018, el grupo seguía siendo objeto de comentarios en redes, medios y muy solicitado en los programas de interés general. No se trata de un acontecimiento aislado.

Las Kamikazes de Argentina

Dirigentes deportivos, miembros del Comité Olímpico Internacional y de la FIFA; ejecutivos de compañías vinculadas al deporte, gerentes de agencias de marketing. Todos tienen en sus manos un informe elaborado por la consultora Nielsen que llega a una conclusión muy concreta: el mercado deportivo que más crece y que tiene mayor potencial es el del deporte femenino.

Nielsen hizo una investigación orientada a la percepción y al conocimiento que existe sobre las mujeres y el deporte en ocho mercados relevantes: Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Italia, España, Alemania, Australia y Nueva Zelanda. La primera conclusión es que el 84 por ciento de los fanáticos del deporte están interesados en el deporte femenino. El 51 por ciento de los interesados son hombres y el 49 por ciento son mujeres.

Serena Williams: símbolo del deporte femenino de esta era

En esos mercados, el 66 por ciento de la población aseguró seguir con interés al menos un deporte femenino de manera frecuente. El 45 por ciento confirmó que iría a verlo en vivo a un estadio y el 46 por ciento declaró que lo vería con mayor frecuencia si fuera ofrecido en televisión por fuera de los sistemas de pago.

“El 26 por ciento considera que el deporte femenino es más limpio, contra el 8 por ciento del deporte masculino…”

El informe también repara en los valores que transmite el deporte femenino según la percepción de los fans: el 26 por ciento dice que el deporte femenino es más limpio, contra el 8 por ciento del deporte masculino. Y que las mujeres transmiten más valores familiares (25 por ciento) en relación a los hombres (15 por ciento)

 

En competiciones donde hombres y mujeres comparten su exposición, como ser Juegos Olímpicos, Diamond League de atletismo y los Grand Slam de tenis, estas fueron las disciplinas femeninas que concentran más atención. Es llamativo cómo cambia el panorama de algunos deportes que, todavía, son traccionados por el interés que despiertan los hombres que comparten la escena.

En cuanto a las proyecciones, Nielsen señala cuales son las diferentes comunidades que pueden aglutinarse en torno a los diferentes deportes femeninos. El fútbol logra un favoritismo destacado. Pero la versión femenina de la MMA (artes marciales mixtas), una actividad que no se agrupa en el calendario tradicional de los deportes, encuentra una preferencia notable a la hora de pensar en la construcción de audiencia.

Los datos son valiosos para las inversiones publicitarias, identificación de audiencias, contenidos segmentados y orientados a cada preferencia deportiva. En el caso de la Latinoamérica, el impulso que los clubes de fútbol deberían darle a los equipos femeninos, reflejarían un crecimiento auténtico en el interés del público, la transmisión de valores de los clubes y la apertura de nuevas unidades de negocios.

Informe Completo: The Rise of Women´s Sports (en inglés)

 

Marcelo Gantman

Director de Contenidos de Analítica Sports. Columnista en La Nacion.

Twitter