En uno de sus posteos en Instagram, Braian Toledo, medalla dorada en lanzamiento de jabalina en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Singapur 2010, contó con mucho entusiasmo un cambio en su manera de entrenarse y apuntar hacia Tokio 2020. Escribió: “Continuamos semana a semana con los encuentros con Mati y cada vez conectamos más y más logrando esa confianza que me permite abrirme para que él me ayude a ser mejor. Mi objetivo es ser nuevamente el N1, tal como lo fui en las Olimpiadas Juveniles en las que gané Medalla de Oro. Siento que sigo joven, teniendo 25 años esto recién empieza. Apuntando a Tokio 2020 y Paris 2024 lo encontré a Mati en el mejor momento ya que con su ayuda podré demostrar que soy el N1 también en adultos. Identifiqué en los encuentros algunos miedos, trabas y frustraciones que sé que trabajando a nivel mental los podremos resolver para liberar todo mi Potencial. Estoy emocionado y exaltado por aprender el Conocimiento para luego ponerlo en práctica y así sacar lo mejor de mí.”

Braian Toledo con su coach deportivo, Matías Elicagaray

Mati es Matias Elicagaray, en otros tiempos rugbier, en otros tiempos un experto en marketing y publicidad y ahora dedicado a ser Life Coach. Su actividad está centrada principalmente en deportistas, que al igual que Braian Toledo, se han vuelto muy expresivos para contar como han conseguido ecualizar sus emociones y sus diferentes problemáticas para reorganizar su manera de jugar y competir. ANALITICA SPORTS conversó con Elicagaray para conocer más detalles de estos nuevos enfoques para colaborar con deportistas y cuerpos técnicos en la genéricamente llamada “parte mental”.

-¿ Qué es el coaching deportivo? ¿En qué se basa?
-El coaching deportivo es una disciplina que aporta excelentes resultados a nivel personal y deportivo en los atletas de todos los deportes. Con el conocimiento adecuado,  un coach logra conectar en profundidad con los deportistas para a partir de allí guiarlos en el camino de la evolución personal y deportiva,  permitiéndole alcanzar su máximo potencial.
El coaching deportivo brinda a los deportista varios beneficios: autoconocimiento a nivel personal y deportivo. Le permite alcanzar el máximo potencial, comprender para luego eliminar,  las creencias limitantes y a su vez aumentar las creencias potenciadoras.  Reconocer y manejar las emociones, aumentar la motivación, incrementar la concentración, mejorar el rendimiento, controlar la frustración, potenciar el liderazgo, aumentar la unión del equipo (jugadores, cuerpo técnico), definir objetivos de manera ordenada y realista y crear una visión de éxito.
-¿Cómo comenzaste con el coaching y de qué manera  aplicarlo con deportistas?
-Desde muy chico generé con el deporte una relación extremadamente profunda, fue para mí el vehículo de expresión y crecimiento personal. Sin darme cuenta me apoyaba en el deporte para sobrepasar momentos muy difíciles de mi adolescencia. Vivía muy enfocado y conectado al rugby, surf, atletismo, windsurf y esquí porque haciendo estos deportes me encontraba en paz y sentía que manifestaba todo mi potencial. Sólo con el tiempo tomé noción de ese profundo y sanador estado de conexión, también denominado flow. Lo cierto es que fuera de una cancha, mi autoestima y confianza estaban muy dañadas, vivía aferrado al pasado y con miedo al futuro. Me dediqué con pasión a estudiar cómo alcanzaba ese estado mental en el deporte para luego aplicarlo en mi día a día , con mis amigos, estudio, trabajo, relaciones, hijos.
Mi etapa de Conocimiento a nivel coaching comenzó estudiando intensamente a referentes espirituales: Eckhart Tolle, Wayne Dyre, Dalai Lama, Alan Watts, entre otros. De la misma manera estudié miles de horas, literalmente hablando, a los principales coaches del momento: Anthony Robbins, John Assaraf, Joe Dispensa, Bob Proctor, Michael Neill, Michael Gervais y Mel Robbins. Una vez que aprehendí el conocimiento necesario lentamente logré con mucho esfuerzo a aplicarlo en mi vida. En la actualidad me siento uno de los cinco personas más felices del planeta . No sé efectivamente si lo soy,  pero lo bueno que así me siento por dentro.
Hoy descubro que tuvo sentido todo lo que he vivido porque me hizo darme cuenta que mi misión en la vida es ayudar a las personas a descubrir y manifestar todo su potencial. El coaching deportivo es poderoso, es incuestionable el cambio positivo que se logra luego de incorporar el conocimiento y aplicar el proceso adecuado.

Ken Kuwada (patin)

-Es una descripción muy profunda de una experiencia personal, ¿pero cómo se traslada eso a los deportistas?
-Con los deportistas trabajo mediante encuentros semanales, en forma presencial o vía Skype  conlos que no viven en Argentina o simplemente por comodidad para hablar desde su casa. A última hora de la tarde o bien temprano a la mañana son los momentos donde logramos mayor foco, fundamental para encuentros de ésta naturaleza. También trabajo fuertemente los fines de semana. Cada encuentro tiene una duración de 60 minutos, de los cuales lleva 30 minutos de conversación y diálogo intenso y otros 30 minutos para enfocarnos en una de mis presentaciones. He desarrollado varias presentaciones en las que incorporé todo el conocimiento para guiarlos y acompañarlos en el proceso de evolución de manera tal de generar un cambio definitivo y duradero.

“El funcionamiento del mecanismo de alerta nos mantiene en la conocida zona de confort, evitando que nos expresemos sin límites y con plenitud. Este mecanismo tiene un resultado muy negativo en los deportistas ya que limita marcadamente el aprovechamiento del potencial real..”

-Además de Braian Toledo, ¿con qué otros deportistas trabajás?

-Hace ya tiempo que trabajo con deportistas de alto rendimiento de varias disciplinas, incluyendo atletas olímpicos, jugadores de rugby, voley,  natación y  patín. Entre ellos se encuentra Braian Toledo, Medalla de Oro Olímpico y actualmente enfocado en las Olimpiadas de Tokio 2020. También trabajo con Ken Kuwada, Campeón Mundial de Patin. Está Alina Dumas, atleta brasileña enfocada a Tokio 2020 en remo. En rugby, con varios jugadores de distintas divisiones y con Nicolas Solveyra, Jugador de Argentina XV; Lucas Poggi, también enfocado en las Olimpiadas de Tokio 2020 en natación paralímpica. Hay otros deportistas que no voy a mencionar porque solicitan privacidad. En paralelo trabajo con jóvenes no deportistas que se encuentran atascados, o en búsqueda de una vida más plena,  con edades que varían entre los 15 y los 30 años.

-¿ Cómo influyen las nuevas tecnologías y las redes sociales en el trabajo con los deportistas?
-Son claves. Son la manera de comunicarse, de relacionarse, de incorporar conocimiento, de darse a conocer. Según cómo las manejen, pueden ser muy positivas o también condicionantes. Depende de cada uno la calidad del impacto.

Nicolas Solveyra (rugby)

-Se supone que los miedos y las trabas son problemáticas universales de los deportistas. ¿ Un atleta puede llegar a competir sin miedos y sin trabas?
-Yo creo que es natural sentir miedo, lo interesante es saber cómo administrar, controlar y anular el miedo, tal como podemos aprender a manejar el resto de las emociones.
-¿Cuál es la problemática universal que suelen tener los deportistas de alta competencia?
-La problemática se encuentra en la estructura cerebral de todas las personas, sean deportistas, médicos o en cualquier otra profesión. Una de las funciones principales del cerebro es protegernos del “dolor”, se llama Mecanismo de Alerta. El cerebro intenta que evitemos el riesgo. Millones de años atrás cumplía su función de manera perfecta ya que existían riesgos reales a los que hombres y mujeres debían hacer frente. Específicamente en la amígdala, dentro del sistema límbico, se genera una respuesta automática frente al riesgo que deriva en una de las siguientes alternativas: atacar, correr o paralizarse.
El cerebro funciona de la misma manera hoy que hace miles de años, con la diferencia que ya casi no existen riesgos “reales” como en el pasado cuando efectivamente vivíamos rodeados de animales salvajes. Hoy los problemas o los riesgos son “irreales” y son generados por nuestro cerebro. Lo que hace el cerebro, de cualquier persona sea deportista o no, es intentar evitar el riesgo mediante “miedos irreales” para protegernos del dolor. Los miedos más comunes son: miedo al fracaso, a ser juzgado, a la soledad, a la crítica, a la vergüenza, a decepcionar, a quedar como un ridículo. Ante alguna de estas la sensaciones de miedo, el cerebro dispara neurotransmisores del estilo de la cortisona y adrenalina que hacen que reaccionemos en una de las tres alternativas: atacando, corriendo o paralizándonos. El funcionamiento del mecanismo de alerta nos mantiene en la conocida zona de confort evitando que nos expresemos sin límites y con plenitud. Este mecanismo tiene un resultado muy negativo en los deportistas ya que limita marcadamente el aprovechamiento del potencial real.

-¿Y cuál es el potencial sin descubrir que tiene el deportista?
El potencial en las personas y deportistas es ilimitado. Una vez que se detecta y se toma conocimiento del mecanismo de alerta instalado en el cerebro el deportista podrá, sumado a otras variables (creencias, referencias, estado presente, liberación del ego, visualización, entrenamiento físico, técnico, táctico), alcanzar su máximo potencial. Comparto plenamente el pensamiento del coach número del planeta en la actualidad,  Anthony Robbins: 80 por ciento mente y 20 por ciento físico es la clave del éxito. De nada sirve contar con los mejores jugadores a nivel técnico si están quebrados mentalmente.

-¿Cuál es la diferencia entre el coaching y la psicología aplicada al deporte?
-Los fundamentos del coaching son los que lo distinguen de la psicología. Los coaches definitivamente no diagnostican, mientras que los terapeutas determinan enfermedades y patologías para que puedan ser tratados clínicamente. Los terapeutas analizan el pasado de sus pacientes como una herramienta para comprender los comportamientos actuales, mientras que los coaches simplemente identifican y describen los comportamientos problemáticos actuales para que la persona y/o deportista pueda trabajar para modificarlos. En otras palabras, los terapeutas se enfocan en “por qué” ocurren ciertos patrones de comportamiento, y los coaches trabajan en “cómo” trabajar para alcanzar una meta.
Los coaches se centran en resultados y acciones. Sus metas pueden medirse con indicadores clave de desempeño y resultados y metas de comportamiento específicos. El coaching se centra en el presente y futuro, acepta la realidad actual y busca mejorar el resultado en el futuro. La psicología es analítica, pero no está orientada a la acción como sí lo está el coaching.
-En el deporte se suele hablar de la necesidad de estar motivado para competir, ¿cómo definirías la motivación?
-Es correcto, un deportista debe estar motivado. No solo debe estar motivado para competir, sino que también para entrenar. El deportista de alto rendimiento destina varias horas todos los días de la semana al entrenamiento físico y mental para lo cual es fundamental estar muy bien motivado. Debe ser un objetivo primordial del cuerpo Técnico incluido el coach. Entiendo la motivación como el proceso interno y externo que hace que un deportista actúe y se comporte de una manera determinada de forma constante.

-¿Hay técnicas para motivar?
-Sí hay distintas técnicas de motivación para deportistas. Algunos ejemplos de técnicas de motivación pueden ser establecer objetivos alcanzables, refuerzos positivos cuando sea posible, brindar responsabilidad al deportista, sentirse parte importante del equipo, sentirse insustituibles, determinar un propósito de inspiración personal y de terceros.

“El estado flow permite disfrutar de cada segundo de manera natural. Los deportistas que sienten este estado se olvidan de lo realizado y no quieren que la sensación finalice. Efectivamente se puede generar el estado flow..”

 

-Mencionaste en la entrevista el término flow y se habla cada vez más del “estado de flujo” cuando un deportista está encendido. ¿Se  puede generar ese estado de flujo o se llega a él de modo inconsciente?

-El estado flow es un estado en el que un deportista siente que el tiempo no transcurre, en el que las acciones se realizan desde el más allá, donde al finalizar la acción no sabe cómo ni qué sucedió. Es un estado de gran placer y disfrute. Se olvida absolutamente todo durante el estado flow. Permite disfrutar de cada segundo de manera natural. Los deportistas que sienten este estado se olvidan de lo realizado y no quieren que la sensación finalice. Efectivamente se puede generar el estado flow. Para alcanzarlo es fundamental desarrollar al máximo las creencias positivas del deportista, enfocar su mente plenamente en el momento presente, confiar en su propia intuición, visualizar previamente la acción numerosas veces, repetir mediante el entrenamiento físico la acción en decenas y decenas de momentos de manera tal de eliminar la incertidumbre.
El estado flow se origina en nuestro cerebro. Se desarrolla mediante estructuras neuronales sólidas que hacen que un acto se realice de manera automática. Las neuronas realizan sinapsis comunicándose mediante neurotransmisores. A mayor cantidad de sinapsis mayor será la estructura neuronal y por ende mayor será la sensación flow.

Marcelo Gantman

Director de Contenidos de Analítica Sports. Columnista en La Nacion.

Twitter