Los Medias Rojas de Boston ganaron las series mundiales de beisbol. Pero el otro gran ganador fue Facebook. Las métricas conocidas, luego del final de la temporada, indican que el consumo del deporte desde la plataforma social implicó un salto de calidad y cantidad para el deporte. Facebook transmitió 26 juegos en vivo, de los cuales 25 partidos fueron exclusivos y que acumularon 123 millones de visualizaciones. El encuentro con mayor cantidad de views fue el de los Royals contra Blue Jays que alcanzó 7,1 millones. Facebook toma como visión completa aquel streaming que el usuario observa al menos durante 3 segundos.

Facebook y la MLB con el mismo objetivo: la audiencia juvenil.

Otro dato trascendente para la MLB fue el promedio de edad de los espectadores: 20 años. Esa métrica es vital porque el promedio del espectador televisivo es de 53 años y la liga busca conectar con audiencias más jovenes. Todas estas estadísticas ya aseguraron un nuevo acuerdo entre la MLB con Facebook Watch para el streaming de partidos en 2019. La plataforma pagó 30 millones de dólares por el paquete de 26 partidos.

Las transmisiones de partidos de beisbol por Facebook generó un nuevo formato. Algunos espectadores protestaron al principio porque les molestaba la presencia de emoticones y stickers en medio del juego, pero la herramienta ofrece un modo de silenciarlos. Un aspecto positivo fue el de la interacción: los comentaristas y reporteros tomaron preguntas y comentarios de los aficionados y luego se los trasladaron a los jugadores en el momento de las entrevistas.

Redacción Analítica Sports

Twitter LinkedIn