Rusia 2018 es todavía un producto esencialmente televisivo. Qatar 2022 tal vez no lo sea tanto. La FIFA ya da señales de eso. En el IBC, el lugar donde se concentra la producción televisiva del Mundial para los organizadores y para los grandes medios, hay un muestrario de los nuevos productos 360 que la FIFA ya ofrece para el futuro cercano.

 

Bajo el paragüas de FIFA Multimedia Services se muestran desarrollos virtuales en 360 grados para que las compañías de medios lo adapten a sus formatos. Son modelos de transmisión “white label” ( producidos por FIFA, pero que pueden tener la marca de quien lo ofrezca junto con patrocinadores) para navegar en tablets. Otro de los desarrollos se basan en una tecnología ya puesta en práctica para el VAR y para los videoanalistas: la posibilidad de pausar y retroceder el partido en vivo.

De acuerdo a los productos puestos en exhibición, la FIFA imagina los Mundiales que vienen en formato vertical para los smartphones y con una nueva valoración de las tablets como soportes amigables e intuitivos para el streaming.

Redacción Analítica Sports

Twitter LinkedIn