La vida de Alex Hunter se convirtió en un fenómeno mundial. Hace dos años, EA Sports decidió incluir una nueva modalidad a la edición 2017 de su popular FIFA en el que un joven, ficticio y digital, empezaba su carrera profesional. Manejado por el usuario que encarnaba a Hunter, el joven Alex intentaba emular la carrera que había tenido su también ficticio abuelo.

EA tomó nota del éxito de su primera campaña y escribió un segundo capítulo para el FIFA 2018, donde Hunter alcanza la madurez en el fútbol estadounidense antes de volver para brillar nuevamente en el fútbol europeo mientras profundiza en la relación con su padre. También el personaje fue noticia por haber sido el primer futbolista virtual en hacer un comercial para Coca Cola.

De cara a su próxima edición del videojuego más popular de fútbol, Hunter saldrá nuevamente a la cancha y en los últimos días se conoció cómo será el guión: Alex Hunter fue presentado por el propio Real Madrid en sus redes sociales como un fichaje más de su equipo.

Pero el Real Madrid, el club más mediático del mundo, extendió su campaña publicitaria más allá de las redes. En su página no solo anunció su contratación, sino que puso a disposición del hincha la camiseta estampada con el apellido y el número de Hunter.

Es el primer paso del Real Madrid en los esports, un rumor que desde mayo recorre los pasillos del mundo del deporte y los videojuegos. Otros clubes como el PSG, el Manchester City y el Schalke 04 ya tienen su propio equipo de esports, un paso que probablemente el elenco Merengue concretará en un futuro no muy lejano después de haber unido lo mejor de dos mundos.

Matías Baldo

Redactor de Analitica Sports. Productor de contenido en NBA.com. Colabora en La Nación y en el New York Times en Español.

Twitter