Manu Ginóbili jugó 16 años en la NBA. Su evolución en San Antonio Spurs siempre fue un espiral en ascenso. Un largo camino en el que modificó estilo de juego, sistemas de preparación, dietas, métodos de recuperación y el uso de la tecnología para potenciar sus decisiones. En los últimos años, además, Ginóbili es un evangelizador de las buenas prácticas para el descanso de los atletas. Un “militante” del sueño y el buen dormir como la clave para mejorar su rendimiento. Ya retirado, sus hábitos no se modifican.

Manu Gínóbili usa el anillo Oura para medir su sueño y su rendimiento durante el día (ph: La Nación)

“Uso este anillito..Llegué un poco tarde, porque este anillito apareció cuando ya me retiré. Pero siempre se puede mejorar”, comenta Manu Ginóbili en un tramo de la conversación con el periodista Juan Pablo Varsky durante “Manu, En Primera Persona”, un evento organizado por el diario argentino La Nación en el Teatro Maipo de Buenos Aires.

El anillo en cuestión se llama Oura y es uno de los dispositivos que revolucionó el mercado de “trackers” durante 2018. Oura funciona con una aplicación que cada mañana ofrece las métricas de las fases de sueño nocturnas, el ritmo cardíaco, el modo de respirar y se complementa con los datos que cada usuario registra a lo largo del día. Ahí está la clave del tracking que ofrece: la acumulación de información hace corresponder el rendimiento diurno con el modo de dormir y luego de un tiempo permite identificar los niveles y momentos de baja productividad que puede ser consecuencia de un mal dormir. Se lo considera como uno de los wearables más completos del mercado por recolectar datos más completos y robustos comparados con otros similares.

“En los tres últimos años de mi carrera busqué como comer mejor, descansar mejor, darle más importancia a la recuperación. Cambié la manera de elongar por ejercicios de mayor movilidad, con esas pelotas grandes que hay en los gimnasios. Empecé a leer más sobre como dormir mejor. La verdad que empecé un poco tarde, pero si también lo que aprendí sirve para mejorarle las cosas a los que vienen, bienvenido sea”, dice Manu Ginóbili en otro tramo de la conversación que se extendió por más de 90 minutos y que ofrecida en streaming.

Wy we sleep: el libro que recomienda Ginóbili

Manu Ginóbili abundó en detalles, muchos pasajes de la conversación, sobre los diferentes momentos de su carrera en los que tuvo que replantear su sistema de preparación, entrenamiento y descanso. Su último gran cambio fue a los 34 años (temporada 2011/2012) cuando descubrió, según sus propias palabras, “que ya no era el mismo de siempre”. El nacimiento de sus hijos, recurrentes lesiones y el nuevo rol dentro de San Antonio Spurs, lo impulsaron a replantear los últimos seis años de su carrera con nuevas dietas, mejoras en la recuperación y especialmente un cambio radical en sus tiempos de descanso y su manera de dormir.

Su libro de cabecera pasó a ser “Wy We Sleep” de Mathew Walker, un neurocientífico y psicólogo de la Universidad de Berkeley, en California, especializado en estudiar las consecuencias del mal dormir en el ser humano. Según Walker, los trastornos de sueño pueden ser causales de enfermedades graves e incluso derivar en la demencia.

Manu Ginóbili ganó sus cuatro anillos antes de usar estos anillos. Una carrera que no imagino ni en sus mejors sueños, cuando era un niño e iba al colegio mal dormido por quedarse viendo a Michael Jordan por televisión. Ya retirado el significado del buen descanso no se altera.

Marcelo Gantman

Director de Contenidos de Analítica Sports.

Twitter