Parte de la obsesión de FIFA es estandarizar el uso de la tecnología. No buscan limitarla, sino legitimarla: compartir lo que sirve, desechar lo inservible. Nicolás Evans, director del área de innovación tecnológica en FIFA, se lo dijo en una entrevista a ANALÍTICA SPORTS: “Parte de nuestro equipo de Technology Innovation es publicar los estándares con recomendación, compartir nuestras investigaciones”. En esa búsqueda, encontró un aliado infalible: anunciaron un acuerdo con Barcelona para profundizar la estandarización del dato en el fútbol y fomentar el intercambio de información entre los equipos.

Hoy en día, los clubes tienen un problema global: hay muchas formas diferentes de recopilar data y muchos formatos distintos para guardarla. Eso, de algún modo, genera que los equipos no compartan los datos cosechados de un futbolista al que vendieron. O que el propio futbolista no pueda conservar su información. Para romper el cerco, FIFA y Barcelona largaron el Electronic Performance and Tracking Systems (EPTS). El sistema va a estandarizar el formato en el cual la data se guarda y va a permitir que, en dicha plataforma, las instituciones intercambien y compartan lo que tienen. Así, tanto FIFA como Barcelona esperan una mejora de todos los clubes de fútbol. La iniciativa, sin embargo, viene de más arriba: la IFAB (International Football Association Board), la organización que vela por las reglas del fútbol, impulsó el proyecto.

“No poder establecer con precisión cuánto corre un futbolista y tener métricas incorrectas, puede derivar en una preparación física equivocada y una posibilidad de lesión latente..”

Johannes Holzmüller, compañero de Evans en el departamento de Innovación Tecnológica de FIFA, anunció: “Los clubes tienen mucha data que proviene de diferentes proveedores y fuentes. Es muy importante comparar esa data. Por eso, desarrollamos un formato estándar junto al Barcelona Innovation Hub que nos hace posible controlar, interpretar y comparar esta data de una manera más sencilla”.

Mbappe: el futbolista más rápido de Rusia 2018

“Nosotros (Barcelona y FIFA) venimos trabajando juntos desde la creación del Barcelona Innovation Hub, especialmente en estos últimos dos años. Es un punto de arranque. Todavía debemos mejorar, pero es la primera vez que vamos a tener una estructura accesible para la data global para que cada uno pueda compartir información. Es una iniciativa absolutamente pionera”.

El diagnóstico está presentado. Los clubes capturan mucha información y en diferentes formatos. La FIFA enciende los tableros con un advertencia: es probable que los datos difieran por mucho entre unos y otros. Según pudo saber ANALITICA SPORTS, la FIFA hizo mediciones no oficiales durante Rusia 2018 con tres sistemas de tracking  de los 64 partidos del Mundial. En algunos casos, cómo puede ser los kilómetros recorridos por un futbolista durante un encuentro, la diferencia era de hasta un kilómetro entre una compañía y otra.

La FIFA asegura, entonces, que la validación de los datos y la idea de busca un método uniforme, está basada en ejemplos concretos. No poder establecer con precisión cuánto corre un futbolista y tener métricas incorrectas, puede derivar en una preparación física equivocada  y una posibilidad de lesión latente. La alianza con Barcelona significa entender que el asunto no está solamente en manos de la FIFA y darle una señal clara a los clubes poderosos de Europa sobre el espíritu colaborativo de esta experiencia.

Redacción Analítica Sports

Twitter LinkedIn