Una postal habitual en las tardes de los torneos de juveniles de rugby en la URBA: se suceden los partidos en las diferentes categorías y un planillero completa los datos principales en lápiz y papel. El registro tiene las limitaciones de la metodología y se concentra en un único responsable por juego, la sistematización de la información queda pendiente de los recursos y el interés de cada club. Todo es artesanal y librado a la intuición.

“Los clubes todavía se guían mucho por una especie de “pareciómetro”, el ejemplo más claro suele darse con los pateadores, que suelen ser siempre los jugadores de mayor ascendencia en el equipo y no necesariamente los que mejor ejecutan esa tarea puntual, el tema es que a nivel menores no había nada para contrastar los niveles de efectividad de los diferentes jugadores”, comenta Alejandro Mendez, un consultor de larga trayectoria en procesos de innovación que, además, es uno de los entrenadores de la categoría M13 de Club Universitario de Buenos Aires (CUBA) , uno de los clubes clásicos del rugby argentino.

Ideada en conjunto con Tiano Viale (también entrenador y habitual planillero en juveniles), Méndez detalla el origen exacto de la idea:  “La aplicación surge básicamente para reemplazar los viejos registros en planillas, aprovechar las posibilidades para que la información quede asentada y se vaya acumulando. Además de automatizar los procesos de carga, evitando por ejemplo tener que anotar planteles y jugadores en cada partido. Es fundamental en el rugby, un juego tiene tantas situaciones diferentes que se entrenan puntualmente, poder llevar un registro lo más preciso posible de las incidencias y los resultados de cada acción. Es esencial a nivel de Selección o Super Rugby, donde hace tiempo que existe un seguimiento exhaustivo de los partidos, pero también en los torneos locales y en las categorías de formación”

La recepción en el mercado de RugbyDat  fue superior a la esperada, la aplicación supero las 1000 descargas y cuenta con una alta valoración (4.9 en PlayStore, con una versión para IOS en camino): “La verdad es que al ser una app para entrenadores de rugby no esperábamos que tenga tan buena acogida tan rápido, de hecho lo pensamos más como una inversión (asumiendo el riesgo que iba a perder algo de plata en el desarrollo) a largo plazo, y ya se ha expandido bastante en el país y estamos teniendo muchos usuarios incluso en el extranjero, donde ya la han descargado en más de 20 países.” 

La aplicación es del tipo Freemium, cuenta con una modalidad “Fan” que permite registrar estadísticas básicas de partidos y equipos, y tiene en las múltiples posibilidades de customización uno de sus características más interesantes, esta modalidad es gratuita. Adicionalmente ofrecen una versión para “Entrenadores” que incluye más instancias del juego para registrar, profundizando en los detalles por jugadores y manteniendo las posibilidades de adaptabilidad. Esta versión tiene un costo de 10 dólares anuales.

La penetración de los Data Analysis en el Rugby todavía esta la Alta Competencia “Creemos que la tendencia de uso de esta herramienta va a dar un impacto muy positivo, aunque la adopción cultural puede llevar su tiempo. Nosotros pensábamos que podía ser una herramienta para el tiempo real de un partido, en la que un Coach pudiera hacerse de información para tomar alguna decisión de cambio, ahora estamos pensando en una campaña, un ciclo y porque no la vida entera de un Jugador, División de un club, Equipo o Club entero..

Como suele pasar en estos tiempos disruptivos, una idea lleva a la otra y nunca se sabe donde puede terminar “Estamos desarrollando RugbyDat Hub donde la información va a ser para el club, donde todo lo que suceda en los partidos de las inferiores o juveniles o incluso en planteles superiores va a dejarnos – Data para procesar, el Head Coach de un club va a poder saber todo lo que paso en todos los partidos del fin de semana, desde tarjetas amarillas, tackles, lines ganados o Kicks”. Desde allí el camino del rendimiento, el análisis, todo por hacer.

El desafio de RugbyDat en el mediano plazo, es permitir a los usuarios “matchear” con los datos biométricos que se toman a través de dispositivos weareables “En rugby seven los datos de este tipo están adquiriendo mucha preponderancia, además por la mecánica del juego (de menor roce) los dispositivos tienen menos impactos y mayor vida útil, está claro que esa información se va a volver de igual valor a los datos del juego en sí, la posibilidad de concentrarlos en una misma plataforma es clave para los clubes”.

Redacción Analítica Sports

Twitter LinkedIn