Ramiro Pachecoy estaba viendo un partido entre el Getafe y Barcelona. Era el año 2013, y esa tarde Lionel Messi estaba en el banco de suplentes. El rosarino, a pesar de estar fuera del campo, era el objetivo preferido de las cámaras: la transmisión lo enfocaba todo el tiempo, en cada momento. Sentado en el sillón de su casa, Ramiro notó que Messi era un activo valioso, y el banco de suplentes no estaba a su altura: era una lata prolija sin mucho más que un banner. Esa misma tarde lo entendió: los bancos de suplentes eran un nicho donde había mucho por innovar y evolucionar, un nicho subexplotado por las publicidades.

Smartbench instala gratis las pantallas y comparte un porcentaje de ingresos con el club

Así creó Smartbench, una start-up que busca agregarle valor al lugar donde los futbolistas esperan el llamado divino de los entrenadores. Comenzaron agregando diseño y pantallas de led a los bancos para que las marcas y los clubes puedan mostrar publicidad y contenidos (encuestas de la cuenta de Twitter oficial del club, selfies de los hinchas) de una manera más moderna. Pero lo disruptivo fue la colocación de cámaras GoPro exclusivas para generar contenido tanto para una aplicación como para las redes sociales de la compañía y de los equipos: ahora se puede ver desde adentro cómo gritan el gol los futbolistas, cómo viven los partidos.

La empresa, que tiene las patentes para desarrollar la iniciativa en Argentina y España y busca desembarcar en Brasil y Estados Unidos, ya trabaja en Newell’s, está en negociaciones con otros clubes importantes del continente y en los próximos meses podría llegar a un equipo español.

Fan engagement: información y conversación en redes sociales en tiempo real

Smartbench es, de algún modo, una pequeña gran revolución en los banquillos de todos los deportes: dicen que pueden armar modelos adaptados al béisbol, el rugby y hasta se animan a customizar la silla donde descansan los tenistas en los cambios de lado. “Es la primera vez en el mundo que se implementan bancos de suplentes inteligentes con diseños y pantallas de led”, le dice a ANALÍTICA SPORTS, Ramiro Pachecoy, creador de la startup.

 

Ramiro Pachecoy, creador de Smartbench:

“Lo primero que hicimos fue agregar diseño y pantallas led al banco para que tanto las marcas como los clubes puedan mostrar publicidad o contenidos de una manera contemporánea. Después se nos ocurrió que lo que le terminaría de dar un carácter de smart al banco sería agregar una aplicación para que el usuario pueda acceder a contenidos exclusivos producidos por nuestras cámaras”.

“El contenido principal lo generamos a través de las cámaras colocadas en los bancos de suplentes, pero no es lo único que ofrecemos. Ofrecemos upgrade publicitario en las pantallas. También podemos tener una cobertura en vivo de lo que pasa en el banco en alta definición. Estamos yendo de a poco porque es un lugar muy sensible para los clubes: grabamos lo que dicen los jugadores y el entrenador”.

Vista nocturna del banco de suplentes desde el campo de juego

“Todo lo que subimos a nuestras redes sociales es con autorización del club a través de un sistema de curaduría moderada. Ellos también comparten el contenido en sus redes. Hay total y absoluto respeto de lo que nos autorizan y lo que no. La idea es que esto sea un negocio para los clubes”.

“Durante los partidos subimos en las pantallas del banco encuestas de Twitter y tweets. Esa es una interacción con la gente que por ahora no es en vivo. Apuntamos a que se puedan ver selfies, encuestas en vivo, e incluso los contenidos de las cámaras en las pantallas”.

“No tuvimos problemas en instalar las cámaras en los bancos. En los clubes del primer mundo lo que ocurre en el banco no es tan íntimo. Se filma, hay fotos. Sí lo es desde el sonido: lo que conversan los futbolistas o lo que dice el entrenador. Ahí nuestra idea es sacarle el sonido si al club le parece muy agresivo. O puede haber un club que, como es un canal de monetización nuevo, obligue a los jugadores a cuidar lo que dicen”.

“Tenemos dos modelos de negocios. Uno es así: nosotros instalamos el banco de suplentes con pantallas led de excelente calidad y toda la tecnología puesta gratis. Los clubes consiguen las marcas y nosotros nos quedamos con un porcentaje menor de ese ingreso. El otro es una franquicia, y los clubes pagan un fee por el servicio, pero se quedan con las publicidades. Pero nos costó mucho entrar en el fútbol argentino porque existe un monopolio. Pero creemos que es posible avanzar con otros clubes argentinos”.

“Una próxima innovación será poner una cámara que esté a la altura de la cabeza de un jugador y que siga un objetivo. Eso es tecnológicamente viable. Ese objetivo puede ser el árbitro. La idea es que desde la aplicación puedas ver el partido como si estuvieras en el banco de suplentes. O que los hinchas, en un futuro, vean el partido ahí mismo, con los deportistas, y que el resto lo siga desde la aplicación por cascos de realidad virtual. Sería una experiencia revolucionaria. Todo depende del mercado”.

Las cámaras GoPro permiten seguir las reacciones de los jugadores en el banco

“Si nos toca bajar a un club de Europa o Estados Unidos, queremos hacerlo con un diseño industrial más disruptivo. Tecnológicamente, lo bueno de esto es que el desafío no es gigantesco. No estamos haciendo algo tecnológicamente complejo. Esto es innovador. Si me preguntás cuál es el techo, siento que no tenemos. Lo que sí estratégicamente estamos haciendo es ir de a poco y que las pocas cosas que hacemos funcionen muy bien. Por suerte nos enfrentamos a estructuras conservadoras porque eso nos hace sentir que estamos siempre un pasito más adelante. Peor sería que quedarnos cortos”.

Nicolás Rotnitzky

Redactor Analitica Sports

Twitter