Los Juegos Olímpicos de la Juventud no tendrá novedades tecnológicas como ya sucedió en Pyeongchang 2018 y como sucederá en Tokio 2020. Por cuestiones vinculadas a la escala de estos Juegos y por el desarrollo de prestaciones que todavia no se tienen en la región. Por empezar, el uso de la banda 5G que ya estuvo disponible y fue clave para los Juegos Olímpicos de Invierno en febrero pasado en Corea del Sur. De todos modos, Buenos Aires 2018 tiene rasgos distintivos desde el punto de vista tecnológico

Olympic Channel. Por primera vez la plataforma OTT del COI ofrece video en vivo de las competencias y está integrada a la aplicación oficial. Con el comienzo de los Juegos, la app integrará un player para la reproducción de video. Ese streaming, según las pruebas hechas con anticipación, funcionó sin inconvenientes con conexiones 4G. El COI lanzó su canal al día siguiente del cierre de Rio 2016 y sus producciones cada vez tienen mayor alcance. Buenos Aires 2018 será la primera vez que el canal se integre al sistema de medios de los Juegos con transmisiones en vivo y on demand.

Yogger. Es el nombre del dispositivo para atletas que conecta con el portal de uso exclusivo de los 4 mil competidores. Los deportistas se registran en el sistema, cargan  su tarjeta (ver video del tweet) y luego con el solo contacto entre ellos intercambian sus datos personales para quedar vinculados. El portal existe desde Londres 2012 pero funcionaba como un muro similar al de Facebook. Ahora el intercambio es más personalizado y con el solo contacto del aplicativo llamado, justamente, Yogger.

 

Pulsera. Es el desarrollo más destacado desde la organización local. El acceso libre a los parques olímpicos con la pulsera (hubo 600 mil registros para tenerla) permite medir el flujo de espectadores en los escenarios, cuales serán los deportes más vistos y elimina el uso de molinete de ingreso a las instalaciones.

Redacción Analítica Sports

Twitter LinkedIn