James Gough es un fanático de la Fórmula 1. Pero no es un fanático más: acaba de crear una aplicación que se integra con las plataformas de Amazon Alexa y Google Assistant para que los espectadores de todo el mundo, especialmente los que no son conocedores profundos de la disciplina, puedan acceder fácilmente a datos e información de las carreras y la industria. Y lo que es mejor: la propia F1 adoptó el concepto.

Gough fue ganador de un concurso de innovación organizado en forma conjunta por F1, Tata Communications y Mercedes que tenía como objetivo personalizar las experiencias y atraer a los que todavía no lo son. El desarrollo responde a los nuevos conceptos que rigen a la Fórmula 1 desde que está a cargo de Liberty Media: correrse del conocimiento enciclopédico y de la terminología técnica que gobiernan a las competencias de automovilismo. No funcionar exclusivamente en “modo experto”.

La solución diseñada por el ganador brinda información a pedido sobre cualquier aspecto de la Fórmula 1, incluidos los pilotos, equipos, fanáticos y carreras con el uso de inteligencia artificial para aprender y adaptarse a las preferencias de cada aficionado según sus preferencias.

El deporte norteamericano vive una etapa de furor con estas tecnologías que se integran a los asistentes virtuales que corren sobre algoritmos de aprendizaje automático. La MLB lanzó este año un asistente bilingüe para que los seguidores del deporte puedan hacer consultas y la cadena CBS se asocio a Google Assistant para ofrecer consejos sobre cómo desempeñarse con las ligas de fantasía. Gough, el creador de la app de la Fórmula 1, además se quedó con un premio de 50 mil dólares.

Redacción Analítica Sports

Twitter LinkedIn