El debut en el mundial femenino trajo el primer punto de Argentina en la historia de los mundiales, el empate contra Japón (campeón y subcampeón del mundo en las dos últimas copas del mundo) supone un paso al frente en cuanto a resultados pero trajo críticas en cuanto al juego: ¿Tanta distancia hubo entre las dos selecciones? Los datos, como siempre, contextualización la información y derriban algunos mitos.

  • El resultado fue justo, si analizamos los xG (goles esperados) el número da 0.22 para Argentina y 0.41 para Japon, por lo que la diferencia fue mínima y ninguna selección supero el umbral de un gol.
  • El partido de la Selección Argentina fue inteligente, después de un primer tiempo sin llegadas, aguanto el sofocón de las asiáticas a mediados de la segunda parte, y cerró el juego con sus situaciones de mayor calidad.
  • Posicionalmente Argentina estuvo más en su campo que las japonesas, y si bien apostó a saltar lineas en ocasiones (la mayor conexión de la arquera Correa es con la delantera Jaimes), tuvo juego con Banini, elegida con justicia como la figura del partido, no sólo clave teniendo la pelota con sus gambetas, sino siendo el eje del juego de pases argentino.

 

 

Desde los datos, el resultado fue justo

La expectativa era que Japón pasara por encima a la Selección Argentina, para que podamos contextualizar el nivel del equipo sudamericano, en un torneo de 24 participantes donde 16 pasan de ronda, el combinado celeste y blanco era para las casas de apuesta un firme candidato a quedar eliminado en primera fase. Y Japón que viene de salir segundo en la cita mundialista previa, es el sexto favorito a llevarse el título según un estudio de la consultora Gracenote.

Ante esta disparidad de nivel, no sorprende que el equipo asiático haya tomado la iniciativa y Argentina se haya replegado, lo interesante es que lo hizo de manera eficaz: durante el primer tiempo prácticamente los dos equipos se anularon y casi no se registraron llegadas. En el segundo tiempo, Japón estuvo un poco (apenas un poco) más conciso en ataque y especialmente en el tramo medio de la parte final tuvo algunas chances, Argentina paso el sofocón y cerró el partido con sus mejores situaciones a partir de un par de contrataques. En total Japón tuvo 8 remates y Argentina 5.

Un detalle no menor, es que la defensa del equipo albiceleste fue disciplinada, apenas se cometieron 6 faltas evitando jugadas de pelota parada y tiros libres cerca del área.

Lo cierto es que el resultado no puede tildarse de injusto, analizando a través de los xG lo que se ve es una real paridad entre la calidad de los remates generados por uno y otro equipo, y que ninguna de las dos selecciones generó situaciones de amplia probabilidad de gol. El gráfico generado por Opta, resume esta cuestión.

Fuente: OptaPro

Repliegue pero con momentos de tenencia y Banini como eje

La posesión favoreció a Japón 61% a 39%, pero los pases del equipo se concentraron en las centrales Kumagai y Minami, con las delanteras desconectadas del resto del equipo (ninguna recibió 6 o más pases de una compañera). Territorialmente el subcampeón mundial se movió en campo argentino, lo que obligó que el equipo de Carlos Borrello también ocupara zonas en campo propio. La red de pases de ambos clarifica esta dos situaciones:

Fuente: OptaPro

Si bien en ocasiones Argentina se vio obligada a saltar lineas, lo que queda demostrado en que la principal conexión de la arquera Correa sea la delantera Jaimes, es interesante como Banini se conectó con buena parte de sus compañeras, especialmente en varias combinaciones con Stabile que le permitieron al equipo tener la pelota en momentos complicados del partido y construir las situaciones de contra-ataque del final del juego.

Estefanía Banini, la figura del partido

Contra Inglaterra por otra hazaña

La expectativa del equipo argentino antes del mundial era perder por el menor margen posible en los primeros dos encuentros y disputar con Escocia el tercero, buscando alguna de las plazas como mejor tercero que ofrece este torneo. La selección ya dio un primer paso por encima de lo esperado, desde la actitud pero también desde el juego, consiguiendo un resultado positivo ante una potencia por actitud, pero también por inteligencia y buena aplicación estratégica en el campo de juego.

Más datos del mundial femenino en https://twitter.com/WomensFootyStat/

Matías Conde

Data Analyst. Responsable de Analítica Sports Data.

Twitter