Real Madrid se trajo una victoria de Amsterdam pero fue superado en buena parte del partido por Ajax, el  local. El particular progreso del juego nos brinda una nueva chance de la importancia de entender los datos en contexto.

1. Los datos habituales a veces resultan incompletos

La sensación para quienes tuvimos la oportunidad de seguir el partido es que el Ajax dominó y mereció más, pero el Madrid es el Madrid y en las pocas que tuvo hizo pagar cara la falta de efectividad del equipo holandés. Sin embargo la tabla con datos principales del juego marca una paridad que resulta aliada con aquellos que todavía sostienen que las estadísticas en el fútbol no sirven:

2. El control del juego del Ajax no se ve tanto en los números generales como en indicadores particulares

La posibilidad de cruzar indicadores es clave, y es un punto que los críticos de la aplicación de datos en el fútbol parecen no notar.  Actualmente se puede ir al detalle y responder preguntas que antes servían para descalificar la información. Por ejemplo “No importa cuantos pases se hicieron sino dónde se hicieron”. Hace años que podemos marcar este detalle y en este partido funciona como emergente: El Ajax hizo casi los mismos pases que el  Madrid en total, pero con la diferencia que 170 de sus 430 (casi el 40%) fueron en el último tercio del campo (el primer tercio defensivo del Real), mientras que el equipo blanco realizó “apenas” 91 de sus 426 pases en el mismo parte de la cancha rival (21%).

 

En torno a la posesión, el debate es largo y sigue abierto, en este caso el número global parejo esconde dos cuestiones claves.

a) El Ajax tuvo momentos donde el dominio fue mucho más amplió que los momentos de ventaja del Madrid: los últimos 10 minutos del primer tiempo (gol anulado incluido) la posesión fue del 80% de los holandeses. Y en el cierre del partido de 63% .

b) El juego se desarrolló mayormente en el campo del equipo visitante:

Fuente: Opta Sports

 

3. Tagliafico, clave en la estructura del juego del Ajax

Buenas noticias para la Selección Argentina. El  ex defensor de Independiente es una pieza clave en uno de los equipos revelación de Europa. Nicolás Tagliafico participa mucho en el ataque del equipo de la capital holandesa.  El Ajax suele concentrar el juego por su sector (48.8% de los ataques fueron por ese banda), esta muy preciso (apenás erró 4 pases), y es uno de los máximos recuperadores (9) en un equipo que hace de la presión una bandera.

Dato adicional: En el gol que el VAR le anula al Ajax, Tagliafico le gana en el salto nada menos que a Sergio Ramos (acaso el único error del español en el partido), un detalle no menor para alguien que alguna vez se dijo que por su estatura no podía ser convocado a la Selección Nacional.

 

 

Matías Conde

Data Analyst. Responsable de Analítica Sports Data.

Twitter