Los cambios en la Copa Davis exceden al nuevo formato, al certamen que propone reunir a 18 países en una sede para dirimir al campeón en una semana de competencia. La Copa Davis también planea implementar una nueva estrategia de sponsoreo que hará que el tenis se vea de una manera completamente novedosa para los televidentes –y que tendrá diferentes opciones dependiendo el dispositivo que usen para mirar los partidos y el país de procedencia.

Kosmos, la compañía que tiene a Gerard Piqué como rostro principal, tomó las riendas de la Copa Davis y planea usar anuncios virtuales durante las transmisiones. Esto significa que los logos de los sponsors y los banners estarán impresos digitalmente en los courts. De este modo se puede segmentar la publicidad: un televidente en Estados Unidos verá algo diferente de lo que observe uno en Asia o en Europa, e incluso a lo que vea un espectador sentado en una platea de la Caja Mágica de Madrid.

 

La estrategia agrega flexibilidad a los sponsors, y permite que los organizadores vendan diferentes paquetes de publicidad en distintas partes del mundo, aumentando las posibles ganancias. En lugar de tener a un main sponsor para todo el torneo, los organizadores pueden cerrar acuerdos con muchas firmas.

 

“Una de las cosas que ocurren en términos de sponsoreo es que es muy difícil encontrar marcas que tengan impacto a nivel mundial. Con la tecnología moderna que hay en el mercado, podemos apuntar a tres o cuatro feeds, y en cada feed podemos tener un sponsor diferente con anuncios virtuales”, le dijo Javier Alonso, CEO de Kosmos, a la agencia de noticias AP.

La tecnología, llamada DRB, está siendo utilizada en el fútbol español, uno de los socios estratégicos de la Copa Davis. La Liga dice que fue una de las primeras competencias en implementar la estrategia de anuncios virtuales hace cinco años, y que actualmente distribuye distintos feeds para nueve regiones. Kosmos, en este caso, apunta a tener tres mercados diferentes y expandirse con el correr de las temporadas.

 

Los costos son relativamente económicos: si bien hay que tener más satélites para distribuir los distintos feeds, Kosmos estima que el gasto ronda los 100.000 euros para cada feed adicional.

La transformación estratégica se relaciona con la salida de BNP Paribas, histórico main sponsor de la competencia, luego de 17 años. “Nos sorprendió cuando se confirmó su desvinculación, pero ya estábamos en marcha con otro plan. Ya firmamos con varias empresas y puedo decir que vamos a tener un 30 o 40% más de lo que había antes. Estamos bien”, indicó Alonso.

La competencia que empieza el próximo 18 de noviembre parece ser una lección para el mundo empresarial, para aquellos deportes que planean una expansión global: la tecnología abre las puertas para segmentar mejor la publicidad, y al final hay mercados para todos.

Redacción Analítica Sports

Twitter LinkedIn