El club alemán tenía apenas ocho fan clubs en 2014. Su crecimiento fue exponencial justamente al abrir la primera oficina internacional de la organización en Nueva York. La estrategia para llega uno a uno a cada fanático.