Con la Copa América al borde del cierre de la fase de grupos y con el contraste que ofrece el Mundial femenino de Francia 2019, van algunas ideas acerca de cómo se usa la herramienta en cada uno de los campeonatos.

. El VAR es una tecnología para asistir al árbitro. Así la concibe el fútbol. En tenis y en voley, por ejemplo, el uso del video para chequear fallos es un reclamo que tienen jugadores y entrenadores. Pueden desafiar lo que decidió el juez. En el fútbol no existe esa posibilidad. Por lo tanto, hay que encuadrar su uso en la naturaleza de la tecnología. Como lo dice su nombre (Video Assistance Referee) es un recurso exclusivo para los árbitros en campo y en la sala de control.

. El uso del VAR en la Copa América sirvió, en líneas generales, para corregir situaciones injustas. Por acción y por omisión. Modificó escenarios que solo fueron advertidos por el uso puntilloso del video en la sala de control. Un caso evidente fue el penal otorgado a la selección argentina contra Paraguay por una mano que ni aún en la repetición vista en video se advierte con claridad. En resumen: el VAR reparó acciones injustas del juego. La finalidad para la que fue creada la herramienta.

VAR en Francia 2019: revisiones con explicaciones

.A pesar de eso, la opacidad acompaña al VAR en la Copa América. Los espectadores no son informados de qué tipo de acción o jugada es la que se revisa. En ese caso hay diferencia con lo que sucede en Francia 2019 y lo que sucedió en Rusia 2018: se informa el fallo que se revisa, se explica en pantalla y todos los espectadores, al mismo tiempo, entienden qué es lo que se analiza.

.El buen uso del VAR también se aprecia con claridad en el penal que le dio a la Argentina el empate contra Escocia en el Mundial femenino: el adelantamiento de la arquera escocesa fue motivo de revisión y la situación fue enmendada con una nueva ejecución que terminó en gol. Hubo una acción, se la revisó y se le informó al público.

.La Conmebol le pone oscuridad a una herramienta de transparencia. Oculta la información. Invita al desconcierto. Pone en duda un recurso que ya había sido aceptado por el público futbolero, más allá del cambio cultural y el acostumbramiento que implica no conocer el desenlace de algunas jugadas hasta que el VAR las confirma. La CONMEBOL debería explicar porque elige este camino de confundir en lugar de aclarar.

Marcelo Gantman

Director de Contenidos de Analítica Sports.

Twitter