Jack Ma usa la sabiduria de la inteligencia artificial para hacer negocios con el deporte. El propietario de Alibaba, el gigante del comercio electrónico chino, decidió aplicar el análisis y cruce de datos que utilizan las organizaciones deportivas para potenciar las ventas de Alisports, la rama de su industria dedicada al deporte. Algunos expertos aseguran que Jack Ma está trasladando el espíritu de “Moneyball” al comercio electrónico.

 

Ma´s Alibaba Group Holding Ltd. comenzó a moverse hacia deportes organizados y usa las maratones como conejillo de indias. Una división del grupo compra los derechos de transmisión y  va recolectando información sobre los participantes y espectadores para luego venderles todo: desde calzado para correr hasta seguros de salud. Los fanáticos que ven el evento en el servicio de transmisión Youku  (plataforma de video) de la propia compañía  pueden incluso enviar regalos virtuales y hasta consejos a sus corredores favoritos.

“Somos una plataforma que registra datos importantes sobre deportes”, dijo Zhang Dazhong, ex CEO y actual director y consultor de Alisports , según declaraciones publicadas por Bloomberg. “Los espectadores que ven deportes en nuestros sitios ahora están conectados directamente con las tiendas de comercio electrónico, algo que no era posible de hacer en el pasado”. El objetivo de Alisports es expandir el negocio en los próximos tres años a más de 100 millones de usuarios. Alisports es una compañía en constante crecimiento: recaudó más de 1,2 mil millones de yuanes en una ronda de financiamiento de serie A en abril de 2018 y alcanza a una  valoración de más de 8 mil millones de yuanes.

Alisports captura datos de las maratones y vende pólizas de seguros a participantes y espectadores

Los esfuerzos para monetizar los deportes no son nuevos en China, pero Alisports cuenta con la ventaja de su posición  en el ecosistema de Jack Ma . Alibaba se ha expandido más allá del comercio electrónico para incluir computación en la nube, logística, viajes y entretenimiento. Su filial de pagos digitales Alipay tiene más de 700 millones de usuarios activos en China. Utilizando la tecnología de reconocimiento facial de la empresa matriz, fue capaz de reforzar la integridad y seguridad de eventos como el maratón de Hangzhou en noviembre al eliminar a 11 personas que usaron identidades falsas.

Alisports tuvo un éxito temprano en la venta a los usuarios, la mayoría de los cuales acceden a su servicio a través de la aplicación Alipay. La compañía ya ha vendido pólizas de seguro a más 770,000 clientes a fines de noviembre, sin cobrar una comisión y muchos de ellos son usuarios y seguidores de las competencias deportivas que primero Alisports les ofreció desde alguna de sus plataformas.

En lugar de repartir pequeñas fortunas para comprar derechos de torneos caros, Alisports está comenzando con eventos menos destacados, como las maratones

“La amplitud y el alcance de Alibaba les permitirían hacer que esto sea más rentable que cualquier otro negocio que intente lo mismo”, opina Mark Tanner, fundador de China Skinny, compañía de investigación y marketing con sede en Shanghai. En lugar de repartir pequeñas fortunas para comprar derechos de torneos caros, Alisports está comenzando con eventos menos destacados, como los maratones. Eso es especialmente importante ahora que la economía podría estar desacelerándose: “Este momento no es uno para explorar en experimentos inútiles. En vez de eso, debemos aprovechar nuestra fuerza.El invierno podría llegar pronto a la economía y podría ser feroz”, señala Zhang. La economía china, se sabe, no está tan robusta como en años anteriores.

Zhang Dazhong,  ex CEO de Alisports, junto a José Mourinho y el representante Jorge Mendes en 2016.

Por eso su compañía se está enfocando en conectar datos de back-end (son los datos que la inteligencia artificial analiza según la información que introducen los propios usuarios), con otras unidades en el extenso imperio de Alibaba. Eso se ha convertido en un punto de venta para el negocio de publicidad de Alisports cuando se lanza a marcas como Adidas. “Los datos adicionales proporcionarán un contexto adicional a los propios usuarios, permitiéndoles proporcionar perfiles personalizados más profundos  para los clientes, lo que obviamente ayuda a cada aspecto de la rentabilidad de su negocio”, agrega el consultor Tanner. “En resumen, creo que es un movimiento inteligente”.

Una diferencia clave para ver deportes en China es que muchos de sus seguidores lo hacen a través de computadoras o dispositivos móviles. Eso significa que la audiencia puede ser más interactiva con el evento que les gusta y con la publicidad que surge de esas transmisiones

 

Una diferencia clave para ver deportes en China es que muchos de sus seguidores lo hacen a través de  computadoras o dispositivos móviles, en comparación con mercados como el de Estados Unidos, donde ver en todo en pantalla grande es mucho más común. Eso significa que la audiencia puede ser más interactiva con el evento que les gusta y con la publicidad que surge de esas transmisiones. Según el Centro de Información de la Red de Internet de China, aproximadamente 600 millones de personas en China vieron videos online desde junio pasado hasta comienzos de diciembre: aproximadamente el 95 por ciento de ellos  lo hizo a través de dispositivos móviles.

Jack Ma, dueño de Alibaba Group

“Con una orientación más precisa, las marcas también pueden ahorrar en sus gastos, que a su vez pueden ser distribuidos a los consumidores en forma de descuentos y cupones para impulsar las ventas. Cuando un espectador veía eventos deportivos en la televisión en el pasado no sabía o no podía cómo comprar productos que le gustaban tras verlos en un comercial. Ahora los espectadores pueden ir directamente a la tienda de Adidas en mientras ven los partidos en nuestro sitio”, concluyó Zhang.

Esta estrategia implementada en las maratones se replicará en otros campos, incluidos los deportes electrónicos, el fútbol y el baloncesto. Alisports es propietaria de una buena parte de la industria deportiva china y según cálculos del gobierno chino, es una compañía que podría valer 5 billones de yuanes (728 mil millones de dólares) para 2025.

Redacción Analítica Sports

Twitter LinkedIn