Los analistas de video se están transformando, lentamente, en algo más que intérpretes de imágenes: en los clubes más importantes de Europa, su rol está mutando en analistas de rendimiento. Su función ahora se amplía: además de leer lo que ocurre en el juego, estudian los desempeños de sus propios futbolistas a través de datos y variables que combinan con el video.

El paper “El rol de los analistas de rendimiento en el proceso de conducción de un equipo”, basado en una encuesta realizada a analistas de rendimiento empleados en clubes de elite y publicado por Craig White, Steve Atkins, Bryan Jones y Jason Todd, apunta a identificar qué roles cumplen los analistas de rendimiento en dichas instituciones profesionales. Las preguntas se enfocan en tópicos como la importancia del feedback pre y post partido, el valor de ese feedback, y el papel del analista en la compilación y presentación del análisis.

El estudio también explora la relación entre analistas y entrenadores. Además, busca identificar las diferencias entre lo que observa un analista trabajando en divisiones inferiores respecto a aquellos que integran un cuerpo técnico que dirige en el fútbol profesional.

Los principales descubrimientos:

– El 70.2% de los analistas utilizan una empresa externa para codificar partidos antes de analizar los juegos por sus cuentas.

– El 89.4% de los analistas creen que la relación entrenador/analista es muy importante.

– El 77,1% de los analistas identificaron y negociaron los indicadores de performance claves con el cuerpo técnico.

– El 72.9% de los analistas proporciona un análisis adicional en lugar de limitarse a cumplir con los KPI acordados.

– El 89.9% de los analistas consultados dijo que antes de entregar las sesiones de comentarios posteriores al partido, el análisis compilado se revisó con el cuerpo técnico.

– De estos analistas, el 56.3% encontró que su análisis cambió después de la revisión con los entrenadores.

Los análisis pre partido se modifican según el campo de trabajo de los analistas: no es lo mismo un reporte para un equipo de divisiones inferiores que para un plantel superior. Aquellos que trabajan en la formación de futbolistas le dan menos importancia al estudio de los rivales y se enfocan más en el desarrollo interno de sus jugadores. Usan el análisis para potenciar y mejorar las cualidades de sus chicos.

En el fútbol profesional, la mira apunta al análisis del rival y los reportes prepartido incluyen una mayor cantidad de estadísticas.

Otra clave descubierta en la investigación es que solamente el 12.5% de los analistas consultados tienen canales de diálogo abiertos para explicarle sus análisis a los futbolistas. Incluso la mayoría de los analistas discuten y revisan sus análisis con sus entrenadores, lo que, a modo de cierre, lleva a la siguiente pregunta: ¿cuánto confían los directores técnicos en sus analistas?

Redacción Analítica Sports

Twitter LinkedIn