“Cuando vimos que ellos entraron vestidos de negro, fue peor…”, contó el futbolista del plantel del seleccionado argentino, en una visita informal a las oficinas en Buenos Aires de la marca que lo vestía, al regreso del Mundial de Sudáfrica 2010. Todavía tenía sentido tratar de entender el modo en que el seleccionado, dirigido por Diego Maradona, había sido eliminado por Alemania con una goleada memorable: 4 a 0. ¿Influyen los colores de la indumentaria que usan los deportistas profesionales? ¿Hay colores predominantes? Existen estudios al respecto, sin respuestas únicas, con tendencias comprobables por los datos y por las percepciones. Al fin y al cabo, esta nota comienza con una confesión: un futbolista se sintió intimidado por la indumentaria oscura de un rival y en un Mundial.

 

La relación de algunas culturas con el negro remite a la muerte y se vive como una amenaza. Es el color elegido por los All Blacks en rugby. Dominan en los resultados y en el control escénico de las acciones. En Juegos Olímpicos existía la percepción que en deportes invididuales como la lucha y el boxeo, donde los atletas indistintamente usan el rojo y el azul, aquellos que vestían de rojo tenían más posibilidades para ganar. Pero según algunas investigaciones que aquí citamos las tendencias siempre fueron repartidas. No hay evidencias. El trabajo da cuenta que los equipos de NFL y NHL que usan el color negro suelen ser los que más sufren cobros de penalidades y fallos en contra por la percepción intimidatoria que generan. Los arqueros de futbol con mayor eficacia para detener penales son los que visten de rojo. Aunque parece ser un color “en retirada” entre los arqueros de estos tiempos. Sin embargo, aquellos equipos que tienen el rojo dentro de su indumentaria suelen tener ventaja, especialmente en el fútbol.

“En partidos de la NFL y NHL los equipos que usan el color negro suelen sufrir más fallos en contra…”

En un creativo blog de Tony ElHabr, un ingeniero que usa técnicas de matemáticas y analíticas para abordar diferentes tópicos, los colores de indumentarias en el fútbol europeo, NFL, NBA, NHL y MLB responden a combinaciones intencionadas, con brillo y ausencia de lo que conocemos como colores primarios y secundarios. Destaca el relevamiento que el béisbol es el deporte que más recurre a los colores primarios (predomina el blanco) en el modo de vestir a sus equipos.

Acá se ven todas las tonalidades de colores que usan los equipos de las ligas nombradas:

En este gráfico, finalmente, se ve cómo las ligas prefieren los colores que no son clasificados como primarios y secundarios.

Y este es el “big data” con la paleta de colores que usan los equipos de todas esas ligas.

Sin ser contundente, el estudio Tony ElHabr apunta a determinadas conclusiones a tener en cuenta:

*Los jóvenes en Estados Unidos se sienten más atraídos por las ligas donde predominan los colores brillantes. Especialmente la NBA y las dos ligas de fútbol: MLS y los clubes europeos.
*El béisbol, un deporte en crisis en cuanto a la captura de la atención de las nuevas generaciones, vendría hacer un deporte monocromático, sin matices que atraigan al público juvenil.
*El crecimiento de la MLS podría obedecer a las diferentes centralidades cromáticas que ofrecen los equipos. Dan sensación de diversidad, lo cual favorece la llegada de comunidades y grupos de pertenencia que provienen de diferentes culturas y realidades.

Redacción Analítica Sports

Twitter LinkedIn