Si la revolución es el resultado de una planificación, en México ya sentaron las bases para el cambio. La ruta es guiada desde el CITEC, el Centro de Innovación Tecnológica, un área inaugurada a mediados de 2018 donde trabajan en conjunto la Federación Mexicana de Fútbol y la Liga MX. Ambicioso, el proyecto abarca a los 18 equipos de la Liga MX, a los 15 de la segunda división y al seleccionado nacional.

El CITEC cambió las reglas del juego en México. Entre otras iniciativas, democratizó las herramientas tecnológicas: acordó con cinco compañías diferentes para que cada uno de los clubes pueda acceder a plataformas de vanguardia en el mercado por un monto económico.

Uno de los acuerdos es con Gol Stats, una firma mexicana especializada en análisis en telemetría, clasificación de jugadas con video y análisis detallado de los jugadores. “Junto a ellos estamos trabajando en realidad virtual y aumentada”, revela Guevara. “Había cosas que ellos estaban desarrollando y que se acoplaban a nuestro proyecto: por ejemplo, el aspecto de realidad virtual donde se pueden analizar y hacer simulaciones de las jugadas”, aporta Hernández.

Una de las ventajas de GolStats es su capacidad de integrarse con Pixellot, el sistema de cámaras inteligente que graba partidos y entrenamientos en tiempo real de SeeUPlay. De algún modo, las cámaras de Pixellot alimentan a GolStats: están en todos los estadios de la Liga, el ascenso, y en los campos de entrenamiento de los equipos juveniles de todos los clubes. “Esto nos permite tener uniformidad en el producto que estamos ofreciendo”, señala Guevara. El fuerte es el tipo de toma que ofrecen: trabajan con precisión la panorámica, que es fundamental para el análisis táctico del equipo.

Además trabajan en sistemas tradicionales de captura, producción y distribución de los videos. La gran ventaja es la inteligencia artificial que les permite generar los destacados de las acciones del juego automáticamente, así como también puede seguir a los jugadores en la cancha con información disponible en cualquier momento. “Para los directores técnicos es importante tener esa vista panorámica y esa parte de autoproducción al mismo tiempo y sincronizada”, dice Hernández.

Una de las grandes preocupaciones del fútbol mexicano es insertar a sus proyectos de futbolistas en el mercado europeo de elite. Primero, para hacerlo, debían generar una vidriera: encontrar el modo más efectivo de mostrar a sus prospectos, de atraer a los potenciales clientes. Lo resolvieron mediante un acuerdo con WyScout, la plataforma italiana que ofrece más de 2.500 partidos a la semana. Allí también están las imágenes de todos los futbolistas mexicanos mayores de 15 años de los 35 equipos encapsulados en el CITEC. WyScout analiza los partidos de los torneos de las categorías sub-15, sub-17, sub-20 y la Copa MX. Y arma fichas con datos de cada uno de los jugadores.

“Nosotros estamos confiados en que hay talento aquí, que sabemos hacer las cosas bien. Pero también deben ser conocidos. Probablemente algún club pueda dar seguimiento. Entonces, si el club lo detectó a los 20 años, pero puede ver que tiene un seguimiento con videos desde los 15 años, además de los datos, entonces tenés una verdadera película del jugador”, explica Guevara. Desde marzo crearon un newsletter que es recibido por los clubes clientes de WyScout desparramados por el mundo para que conozcan al talento mexicano. “Es una estrategia para llevar al fútbol mexicano al exterior”, agrega el director de operaciones.

El último acuerdo lo hicieron con Wimu. Wimu es una empresa de GPS utilizada para medir la performance de los jugadores. Tiene el sello de calidad del Barcelona, que la eligió como proveedora para todas las disciplinas del club después de una serie de testeos en el Barcelona Innovation Hub, el laboratorio de innovación a puertas abiertas del equipo de fútbol más científico del mundo. “Es una herramienta que ayudó a muchos equipos a modificar las capacidades físicas del jugador o inclusive la planificación del entrenamiento”, indica Hernández.

Usar Wimu, sin embargo, requirió una capacitación especial. A fines de 2018, el CITEC llevó a México a varios expositores para que expliquen cómo sacarle el máximo beneficio al dispositivo. Los cursos estuvieron destinados a todos los preparadores físicos, a los especialistas de los clubes, para que maximicen los datos que pueden extraer del GPS.

Para mejorar el nivel de la liga, para armar un seleccionado competitivo, es imprescindible que las herramientas estén al alcance de todos los clubes. En México lo hacen. Y tienen una fecha para medir los resultados de la siembra: será en el Mundial de 2026, cuando coorganicen el certamen con Estados Unidos y Canadá.

Hasta entonces, lo importante es sostener el proyecto.

Nicolás Rotnitzky

Redactor Analitica Sports

Twitter