China. La nueva temporada de la NBA comienza con el conflicto con China como telón de fondo imposible de obviar. El tweet de Daryl Morey, dueño de Houston Rockets, en el que dio su apoyo a las manifestaciones por la libertad de expresión en Hong Kong, desató una serie de conflictos con el gobierno y patrocinadores chinos de la liga. Adam Silver, comisionado de la NBA, dijo que las pérdidas pueden ser “sustanciales”. Se estima que el mercado chino representa 4 mil millones de dólares para la NBA.

3 mil millones. Más de 100 jugadores cambiaron de franquicia en la temporada 2019/2020. El movimiento de los agentes libres en las primeras 24 horas de negociación representaron un impacto record de operaciones por 3 mil millones de dólares.

Nueva casa, nuevos negocios. Golden State Warriors tiene una nueva casa: Chase Center. Es un estadio construido por la propia franquicia (contrariamente a lo que se supone, son las comunas y las ciudades las que participan en la construcción de las arenas deportivas) y que transformó a los Warriors en algo más que un equipo de básquet. El modelo de negocio llevó a la organización a ser una empresa de entretenimientos: además de los partidos de los Warriors, el Chase Center albergará conciertos y espectáculos. Se calcula que habrá más de 200 shows al año.

Fiebre de compras. La llegada en conjunto de Kawhi Leonard y Paul George a Los Angeles Clippers hizo crecer las ventas de productos oficiales de la franquicia en un 700 por ciento en los últimos tres meses, si se compara el mismo período para los Clippers con la temporada anterior.

Compras cash free. Sobre el cierre de la temporada regular del año próximo, Utah Jazz tendrá un estadio completamente digital para el consumo gastronómico: el Vivint Smart Home Arena está haciendo la transición para ser totalmente “cash free” en toda la cadena de operaciones para el fanático. En Estados Unidos los únicos estadios que ya no admiten dinero en efectivo para las compras, incluso por fuera de la NBA, son el Mercedes Benz Stadium (Atlanta Falcons y Atlanta United) y el Tropicana Field (Tampa Bays Rays)

Recompensas por blockchain. Sacramento Kings activará esta temporada un sistema de recompensas por blockchain llamado BlockParty. La franquicia ofreceré una serie de incentivos y premios para los fanáticos basado en esa tecnología disruptiva. La modalidad le permitirá también a Sacramento cuantificar las interacciones con los fans cuando miran los juegos desde sus hogares.

El futuro de los parches. Esta temporada termina la prueba de 3 años establecida por la NBA para el uso de parches publicitarios en las camisetas de los jugadores. El impacto económico en retorno de inversión, según Nielsen, representó 106 millones de dólares solo para las transmisiones televisivas. La NBA definirá si sigue o no con la modalidad.

760 sold out. La temporada pasada hubo 760 juegos con los tickets vendidos en su totalidad. La llegada de Zion Williams desde el draft a los Pelicans representó un aumento de venta de tickets de 12 mil localidades por juego, lo que representa el mayor crecimiento de un equipo en la liga.

Menos TV en vivo. Las transmisiones de los partidos en vivo la temporada pasada sufrieron una baja del 5% de la audiencia con respecto al período anterior. Los datos toman el acumulado por las transmisiones de ESPN, ABC, TNT y NBA TV y desde ya tienen que ver con la audiencia dentro de Estados Unidos. La NBA sigue siendo muy fuerte a nivel global y es precursora en la venta de contenidos fragmentados para llegar a todas las audiencias según su interés.

Tolerancia cero. La NBA endureció su código de conducta para jugadores y también para espectadores. A partir de algunos cruces e insultos y actitudes racistas, la liga advirtió que será menos tolerante y castigará con más dureza ese tipo de manifestaciones.

Marcelo Gantman

Director de Contenidos de Analítica Sports.

Twitter