James Pallotta, propietario del 25% de los Boston Celtics de la NBA y de la Roma, está convencido: “La inteligencia artificial nos ayudará a encontrar al próximo Messi, si es que existe otro Messi, al próximo Ronaldo o al próximo Totti”.

Su club ha sido protagonista a nivel europeo durante la última temporada tras eliminar al Barcelona del propio Lionel Messi pero podría haber sido un paso minúsculo en comparación con el futuro que imagina Pallotta, quien en su aparición en la última Conferencia MIT Sloan anunció que hace nueve meses tomaron la decisión de “dar un paso más”.

Basado en la actual plataforma que su club utiliza -tag.bio-, Pallotta invirtió 250.000 dólares en la construcción y el desarrollo de un algoritmo que le permita analizar de forma casi instantánea a sus jugadores y a los posibles refuerzos. Dos ingenieras informáticas trabajan en Pittsburg y Nuevo México en el hallazgo de un algoritmo que permitirá simplificar la búsqueda de jugadores. Con la ambición de luchar a nivel local e incluso a nivel internacional pero con la mitad de ingresos de la poderosa Juventus, el ingenio se convierte en una virtud absolutamente necesaria.

El entusiasmo de Pallotta encontró en Monchi, director deportivo del club, y su equipo de 14 personas a un grupo de imprescindibles aliados. “El fútbol actual no puede darle la espalda al dato, a la big data, al learn machine. Es cierto que el dato no lo es todo, pero si ayuda. Tener la posibilidad de tener el dato, analizarlo y aplicarlo se me antoja algo importante. Al final siempre habrá un matiz subjetivo pero el dato te ayuda”, reflexionó hace un par de semanas en una entrevista al ABC español.

James Pallotta, AS Roma: Developing infrastructure for the future

Monchi viaja cada dos meses a Boston para intercambiar ideas con Pallotta mientras ultiman los detalles de un sistema operativo que le permitirá a la Roma analizar miles de jugadores a través de una serie de filtros.

“Puedes ver 6000 jugadores, pero si quieres buscar ciertas características, tienes que mirar horas y horas de vídeos de cada jugador. Queremos llegar a un punto en el que podamos decir: si estas son las características que buscamos en un jugador, y no me refiero a la cantidad de entradas o algo similar, sino a otras características del juego como la aceleración, aquí están los jugadores. La única forma en que podíamos hacerlo era a través del aprendizaje automático. Tuvimos suerte: conocimos a varias personas, incluidas 2 mujeres, por lo que se creó el grupo de aprendizaje automático”, explicó Pallotta.

“Si Monchi dice ‘Me gustaría ver esto, esto y lo otro’, podemos comenzar a construir un sistema que identifique a esos jugadores, filtrando esos 6000 jugadores iniciales. Esto es lo que estamos tratando de hacer: un sistema que filtra. Puede pensar que es fácil, pero no lo es. Necesitamos entender cuánta potencia de computadora necesita para todos los videos. Los datos están ahí, al igual que los videos, pero esto implica el uso de tanta potencia. Creemos que hemos encontrado a alguien que puede resolver el problema, pero esta es la dirección que nos gustaría tomar”, concluyó.

Tras una gran temporada en la que eliminaron al Barcelona en la Champions League, la inversión de Pallotta y el ingenio de Monchi tendrán un nuevo socio en la construcción de una Roma que ya lleva más de un día.

Roma 3 VS Barcelona 0 ( ELIMINACIÓN HISTÓRICA )Goles/4tos Champions league 2018

Matías Baldo

Redactor de Analitica Sports. Productor de contenido en NBA.com. Colabora en La Nación y en el New York Times en Español.

Twitter