Un arquero profesional puede entrenar con un casco de realidad virtual. Ya no hay que viajar a las ferias de tecnología en Silicon Valley para comprobarlo: alcanza con ir hasta el predio de la Universidad Austral, en Buenos Aires, donde desarrollaron un prototipo de entrenamiento para arqueros con realidad virtual. La tecnología llegó al deporte de alto rendimiento para trabajar lo que en el campo no se puede.

 

 

Se trata de un casco con dos joysticks y el arquero recibe disparos de cinco pateadores diferentes: le van lanzando balones a distintas velocidades, a distintas alturas, y el arquero debe responder según la consigna: a veces con la mano abierta, otras con la mano cerrada. Mientras tanto, enfrenta una serie de estímulos: primero canciones de hinchada a favor, luego insultos y ruidos de bombas de estruendo. Mantener la concentración en un clima tan hostil es una faena. La concentración y la presión son, justamente, dos de elementos que busca trabajar el prototipo. El otro es la reacción, característica vital para quienes trabajan debajo de un arco.

 

Tomás Sultani valida la experiencia. Es el arquero del Real Pilar, el equipo sensación de la Copa Argentina. Tiene 21 años, y muchas canchas del ascenso en su espalda. Reacciona con una agilidad eléctrica a los disparos que recibe. Y cuando se saca el casco luce exhausto, agotado: la realidad virtual puede cansar tanto como revolcarse por el pasto. “Es un buen complemento, hay cosas que en la cancha se entrenan con colores y pelotas, pero no a este nivel”, admite Sultani. Real Pilar milita en la Primera C de la Argentina, la cuarta categoría en importancia del fútbol del país.

Tomas Sultani y parte del equipo de Universidad Austral

El proyecto es un trabajo en conjunto de la Facultad de Ingeniería con su Laboratorio de Realidad Virtual y el Departamento de Ciencias del Deporte, especialmente del área de psicología del Deporte. “Buscamos que el jugador se familiarice con la sensación del partido. Es una buena herramienta para los futbolistas profesionales, pero sobre todo para los juveniles que están iniciándose: así puede saber con qué se va a encontrar en un arco de Primera División”, explica Sebastián Blasco, director del posgrado de Psicología Deportiva de la Universidad Austral. De reciente viaje por Europa, Blasco estuvo en las instalaciones del Manchester City y confirma que en el equipo de Pep Guardiola ya trabajan con herramientas como esta. “Es muy bueno para los jóvenes”, aporta Miguel Ángel Micó, ex entrenador de selecciones juveniles y actual director del área deportiva de la universidad.

Cualquiera que haya tenido una experiencia con la realidad virtual, aún tratándose de una acción vinculada al entretenimiento, puede comprobar que la inmersión provoca que todo el cuerpo responda a los diferentes estímulos. Se sabe que lo que sucede no es del todo real. Pero tampoco es del todo falso. Y eso tiene sentido. “El cerebro no distingue lo que es verdadero y lo que es falso, entonces responde igual ante los diferentes estímulos. El entorno virtual nos permite recrear situaciones que se combinan con trabajos de concentración y diferentes tests que se les puede hacer a los jugadores. No se trata solamente del hecho aislado de usar la realidad virtual, sino que encaja con toda la preparación psicológica que tiene el equipo, en este caso puntual, con el arquero…”, agrega Blasco.

 

 

“Lo bueno que tiene el prototipo es que puede adaptarse a cualquier estímulo que quiera darle el entrenador. Si quiere trabajar más específicamente cuestiones de concentración, podemos ponerle más objetivos distractivos. Si quiere más pelotas para afinar los reflejos, también”, agrega Alejandro Chapero, director de Transferencia de la Universidad Austral. Entre los especialistas que desarrollaron el prototipo se encuentran Javier Spector, Franco Palumbo, Nicolás Kitashima, y los mencionados Blasco y Chapero. El desarrollo hecho por la Facultad de Ingeniería y el Departamento de Ciencias del Deporte de la Universidad Austral tiene como foco el trabajo con Real Pilar, pero sus creadores aspiran a que el sistema de entrenamiento virtual sea también atractivo para todos aquellos clubes de fútbol de la Argentina y del resto de la región que quieran experimentarlo.

Nicolás Rotnitzky

Redactor Analitica Sports

Twitter 

Marcelo Gantman

Director de Contenidos de Analítica Sports.

Twitter