El espectáculo deportivo UFC Fight Night: Cejudo vs. Dillashaw representó un hito en la historia reciente de las transmisiones deportivas. La pelea ganada por Henry Cejudo en el primer round reunió a más de 12 mil espectadores en el Barclays Center de Brooklyn, pero el dato contundente tiene que ver con su visión vía streaming: fue el primer combate transmitido por la plataforma ESPN+ y le reportó 568 mil nuevos suscriptores de un día para el otro. Una masa de fanáticos de UFC compró el servicio un viernes para ver la pelea un sábado. Asi celebró ESPN su primera emisión tras el acuerdo alcanzado con UFC en mayo de 2018 y que tiene cinco años de duración. Hasta octubre de 2018, ESPN+ reportaba un millón de suscriptores de su plataforma OTT. La UFC sola le sumó medio millón en 24 horas. La tarea ahora es retenerlos.

 

 

Los números de las peleas fueron saludables también en rating: 1.4 en cable según Nielsen, siendo las preliminares con mayor audiencia de la UFC desde 2013. La compañía lider en transmisiones deportivas encuentra en estos datos dos buenas noticias: la fidelidad de los fanáticos de UFC que venían de pagar 50 dolares por pelea en el pay per view (toda la suscripción anual de ESPN+ tiene ese valor) y el éxito
El informe de fin de año de ESPN muestra cifras que lo mantienen como líder mundial en deportes, tanto por sus ofertas digitales como por su audiencia de televisión por cable.

El primer combate transmitido por la plataforma ESPN+  le reportó 568 mil nuevos suscriptores de un día para el otro. Una marea de fanáticos de UFC compró el servicio el viernes para ver la pelea el sábado.

ESPN+ fue lanzada en abril de 2018 como una respuesta adecuada al fenómeno de la huída de los suscriptores a los sistemas de cable. Los cambios de paradigma también sacudieron al gigante de los deportes, a pesar de su enorme oferta de eventos en vivo. ESPN tiene una audiencia televisiva y digital estimada en 100 millones de espectadores mensuales, pero las nuevas generaciones ya no ven como imprescindible el abono a un sistema televisivo para estar conectadas con los asuntos de su interés. ESPN encontró su antídoto con la salida de ESPN+ constituída con un menú alternativo a la televisión lineal y también a ESPN Play: lo que se ve en ESPN+ no se ve en otras plataformas del mismo medio.

A lo largo de 2018, ESPN emitió 17 de los 20 programas en vivo más vistos en Estados Unidos por la televisión por cable y ofreció 23.500 eventos en vivo, con más de 64 mil horas de televisión producidas desde estudio. Su idea de innovar encontró otro acierto, casi indetectable para el público deportivo tradicional: la versión de SportsCenter en Snapchat tiene 2.5 millones de espectadores diarios, con impacto fuerte en la audiencia que tiene entre 18 y 24 años. El 33 por ciento de esos seguidores prefiere, según cifras dadas por ESPN, consumir el contenido en ese formato y no hacerlo por TV.  La audiencia en YouTube alcanza a 40 millones de usuarios mensuales, de los cuales el 30 por ciento es menor de 25 años.

El fenómeno UFC le sumó ahora una gran cantidad de suscriptores que es fiel a un formato deportivo que gana fanáticos en todos los mercados y que pone en jaque a otros deportes tradicionales. ESPN+ los agregó a su nómina de un día para otro, justo en el momento más disruptivo de la historia de las transmisiones deportivas.

Redacción Analítica Sports

Twitter LinkedIn