La falta de intervenciones en el área, la presencia de errores graves no del todo forzados y lo aislado que quedó Messi en una nueva entrega del Lab de Analítica Sports. 

Los datos permiten leer el partido

Un resultado determinante, un equipo argentino que no ofreció respuestas desde el juego y que se encontró con errores que profundizaron la falta de variantes. Repasemos algunas conclusiones primero para ordenar el material:

  • Los datos generales marcan que Croacia no salió a disputarle la tenencia del balón, reflejado en un menor nivel de posesión y de cantidad de pases.  En cambio, Modric y compañia generaron más ocasiones, remates al arco y recuperaron más balones que los sudamericanos.
  • El plan argentino de presión alta funcionó en una parte del primer tiempo, generó que Croacia este menos preciso en los pases (los datos así lo marcan) y recuperaciones que se transformaron en situaciones directas.
  • Los pases a la espalda de Salvio explican una parte de la facilidad que encontró, ya en el primer tiempo, Croacia para generar peligro en el arco de la selección. En general Croacia fue mucho más efectiva (51%) en los envíos largos que Argentina (32%).
  • Hubo poco juego de conjunto albiceleste de mitad de cancha hacia adelante, escasos pases entre líneas y casi nula presencia de los jugadores argentinos en el área rival (el mapa de calor es determinante). Prevalecieron pases horizontales (132 contra apenas 52 de Croacia).
  • La tenencia de pelota se concentró en la última linea, siendo las principales conexiones las que se dieron en la triada de defensores argentinos, sin la presencia de un intermediario que conecte con las otras líneas.
  • El error de Caballero es facilitado por el modo de jugar de la Argentina con ese abuso de tenencia en el fondo.
  • Messi quedó aislado en su sector y esto hizo que en el segundo tiempo baje más a recibir el balón lo qué termino diluyendo su juego.
  • En el segundo tiempo el equipo de Sampaoli intentó atacar por los costados, pero ninguno de los centros fue efectivo, y casi no se generaron situaciones de calidad, reflejado nuevamente en un bajo xG como había sucedió con Islandia.
  • Los cambios no funcionaron y ninguno de los jugadores que entraron pudieron ensamblarse dentro de la (nueva) estructura del equipo, todos terminaron teniendo intervenciones periféricas.
  • Con el equipo lanzado al ataque, en el segundo tiempo se incrementaron los niveles de influencia de Mascherano y no de un jugador de características más ofensivas.

 

Demasiada presión y quiero tener tu presencia (en el área)

Argentina salió a presionar alto a Croacia en la primera parte del partido, especialmente entre los diez y cuarenta minutos, y fue efectivo por qué el equipo europeo bajó los niveles de pases acertados del 80% (vs. Nigeria) al 72% en ese lapso del partido, disminuyendo incluso en aquellos que se dan en el sector defensivo que suele ser los de mayor efectividad.

En el mismo segmento Argentina generó dos situaciones claras:  una en jugada de creación genuina (pase profundo de Messi, centro de Salvio y el tiro de Meza que rebota en la defensa croata) y otra, la guapeada de Acuña que pierde Enzo Pérez después del error defensivo rival, directamente a partir de la presión.

Lo preocupante es que más allá de lo que resultará de la presión, el equipo argentino no mostró variantes en ataque y para peor, tuvo escasa presencia efectiva en el área como lo marcan los mapas de calor del equipo completo y del Kun Agüero en particular.

No mires atrás con rencor

El arquero Caballero cometió tal vez el error más grande su vida deportiva, dejándole servida la apertura del marcador a Rebic.  Pero vale decir que hasta ese momento Argentina había abusado del juego con el arquero, que incluso ya había pasado algunos sobresaltos en el primer tiempo (una particularmente bien resuelta por Tagliafico)  y también lo hizo en partidos anteriores.  El dato clave lo aporta @misterchip , el ex arquero de Boca había intentado más pases que Messi, y se complementamos nosotros, a lo largo del partido recibió 23 pases solamente de la línea de tres que presentó la defensa argentina

El “resultado moral” en tiempos de Big Data

En cierto momento, especialmente en el cierre de la primera parte, el partido parecía encaminarse hacia un empate, que se termina por destrabar a partir del infortunio de Caballero, podría argumentarse que Croacia no hizo los méritos cómo para llevarse la victoria, al menos no por 3 a 0. Sin embargo el análisis más formal y relacionado con el big data que tiene para ofrecer el fútbol moderno, le da la razón al resultado real y marca lo contrario.

Los goles esperados (xG, que los explicamos en el informe de Argentina-Islandia) marcan que Croacia mereció convertir al menos 2 goles (2.2 para ser exactos) y Argentina redondea en 1, por lo qué reconvirtiendo el viejo “resultado moral” de la Revista Solo Fútbol y fundamentándolo con cientos de miles de variables, estamos ante un 1-2 que suena más justo y del cual pueden ver el detalle de las acciones en el mapa de @Caleygraphics . Si se manejan con el inglés, no se pierdan la explicación particular de la métrica que desarrolló Michael Caley, la pueden ver haciendo click acá.

Abrir la cancha: condición necesaria,  pero no suficiente

Un dato concreto, Argentina trató de llegar por los costados y le contabilizamos 16 centros, de los cuales solamente uno fue efectivo (3/9 es el registro croata). Clave el fuerte juego área de la defensa rival pero también los notorios problemas de entrega en el último pase que el equipo de Messi ya había mostrado en el debut con Islandia. El dato de @StatsZone

 

Un toque (extra) de análisis

Vayamos a las redes de pases.  Ya vimos en la primera parte que Argentina realizó más toques, que abusó de las conexiones horizontales y que en el primer tiempo especialmente, hubo mucha circulación entre los tres del fondo. Por lo cual no sorprende que la conexión más habitual entre jugadores de Argentina haya involucrado a Otamendi -Tagliafico (21) y a Tagliafico-Mercado (también 21). Del otro lado, la combinación más habitual en Croacia fue la de Brozovic a Modric.

La red del primer tiempo deja ver la poca participación del ataque argentino en el mapa de pases

La red del total del partido tampoco trae buenas noticias, y permite registrar visualmente que el jugador de mayor centralidad (el que mas pases dio y recibió) en el partido de ayer fue Tagliafico (de allí su mayor tamaño en el gráfico que mostramos abajo), mientras que Messi quedó bastante relegado en términos de influencia en el juego regular. Adicionalmente el grafo (así se llaman las visualizaciones de redes) muestra la escasa participación de los futbolistas que ingresaron desde el banco.

Se podría argumentar que lo del defensor del Ajax se debe a que funcionó como inciador de jugadas.  Sin embargo los lectores de ANALITICA SPORTS  deben saber que Tagliafico, Otamendi, Mascherano y Enzo Pérez (en ese orden) fueron los futbolistas argentinos que más pases recibieron ¿Messi? Figura octavo, apenas encima de Caballero, a quien superó recién en la trama final del partido.

Una buena (a medias) de Lionel, es que aparece con el mayor índice de intermediación, comentábamos en el análisis de México – Alemania que Layún había sido clave “conectado” a sus compañeros pese a no ser el jugador que mayor cantidad de pases dió en su equipo. En el duelo contra Croacia Messi lideró el indicador pero con registros más bajos comparados con el futbolista de México (0,16 contra 0,37), lo que equivale a decir que si bien buscó ser la pauta que conecta dentro de la red-equipo no registro niveles suficientes como para generar una mayor trascendencia en el partido.

Para el final, pero no me menos importante ¿Como funcionaron los clusters / subgrupos la interior de la Selección Argentina? De alguna manera mejor que en el partido con Islandia, ya que hubo más asociación entre los volantes y delanteros, sin embargo solo se generaron dos componentes, marcando la imposibilitad de sociedades más chicas y más efectivas, nuevamente, como las que vimos en el equipo de México contra Alemania. Además, el “Toto” Salvio, clave en este esquema por su doble función defensiva, termina teniendo más “relación” con la última linea argentina que peso efectivo en ataque.

Fuentes para este informe

Herramientas Utilizadas

  • Tableau Public – Visualización datos generales
  • R Studio + ORA – Visualización de redes.
  • Flourish Studio – Visualizaciones Islandia e indicadores SNA.

 

Matías Conde

Data Analyst. Responsable de Analítica Sports Data.

Twitter