David Stern puede ser considerado como el padre de la globalización de la NBA. Como cuarto comisionado de la liga, entre 1984 y 2014, Stern fue el encargado de romper las barreras invisibles del basquet en Estados Unidos para lanzarlo como una plataforma expandida internacionalmente. Su gestión comenzó con Michael Jordan y terminó con la entronización de LeBron James. Puede decirse que ese desarrollo encabezado por Stern, aún con sus conflictos, fue un proceso natural. Pero David Stern encontró los caminos para que la NBA llegara mas lejos y con un concepto más innovador que el resto de los deportes que corporizan la cultura norteamericana. Ahora David Stern se ocupa de transformar el modo en el cual los fanáticos interactúan con el deporte.

Sportscastr: el fanático hace su propio show deportivo en vivo

El asunto queda muy claro en una entrevista que David Stern le dio a The Washington Post. “Angel Investor” de varias compañías tecnológicas que tienen como vértice los posibles modos de consumir el deporte, Stern asegura que todavía no sabemos cómo los fanáticos harán propio el fenómeno deportivo en los años por venir. Solo sabe que pronto escenas como acodarse en una barra de un bar y beber cerveza mientras se observan los juegos, pronto serán fotografías antiguas de la raza humana.

“Mi punto de vista inicial fue que quería entender a dónde iban los deportes”, le dice Stern a The Washington Post. “Entonces solo quería ver qué es la realidad virtual, qué es la inteligencia artificial, qué es la tecnología portátil. Y cuando tiene ese conocimiento, comienza a ver las formas en que se pueden unir”. Stern tiene otra certeza: el modo de relacionarse con los deportes, para las audiencias, será personalizado y portátil. Sus inversiones en 13 compañías “techies” vinculadas al deporte van en esa dirección.

Sportscastr es una de ellas. Se trata de un diseño para IOS que le permite a cualquier aficionado iniciar su propio show deportivo en vivo desde una aplicación. No se precisa escenografía. Acuerdos con WNBA y NFL, entre otras organizaciones, le permiten contar con feeds de datos y estadísticas como para hacer una transmisión tan robusta como las profesionales. La herramienta también sirve para hacer podcastings de cualquier evento deportivo amateur o profesional por fuera de los medios tradicionales. Los eSports ya dan cátedra en este tipo de comportamientos con los streamings que comentan y analizan las batallas y los partidos jugados por otros aficionados. Sportscastr está también en la fase de oferta inicial de una criptomoneda para su comunidad de fans.

Whoop: Wearable que captura 100 datos por segundo del cuerpo humano

El fenómeno de las ligas de fantasía encuentra bien parado a David Stern. Su gente está detrás de RotoQL, una plataforma que ofrece información actualizada de todos los jugadores de NBA, NFL, NHL, MLB y golf para poder integrar formaciones de equipos en pocos segundos. “La velocidad de nuestro software genera 100 alineaciones óptimas en una fracción de segundo”, asegura Justin Park, CEO de RotoQL. El sistema trabaja con datos en tiempo real de las ligas profesionales, procesa opiniones de expertos y entrega información valiosa para los fanáticos de las ligas de fantasía. El futuro del mercado de apuestas deportivas también podrá centralizarse  en este tipo de aplicaciones según la mirada de Stern.

 

Whoop, el wearable que recolecta datos de rendimiento físico, es otra de sus inversiones. LeBron James es una de las figuras cuyo sudor fue calibrado por este dispositivo. Whoop toma cien muestras por segundo del comportamiento del cuerpo humano. Es uno de los wearables más potentes dentro de un mercado saturado por este tipo de herramientas. Con su corazón en el básquet. David Stern tiene parte de sus millones en la canasta de Shottracker, una plataforma de captura y análisis de datos para equipos profesionales, ameteurs y en alianza con marcas como Spalding, Adidas y Wilson, Nike y Under Armour. La herramienta ofrece insights muy valiosos del juego con video analytics y realidad aumentada.

 

“Stern tiene otra certeza: el modo de relacionarse con los deportes, para las audiencias, será personalizado y portátil. Sus inversiones en 13 compañías´techies´ van en esa dirección..”

LiveLike es una compañía basada en Nueva York. Ofrece experiencias en realidad virtual y realidad mixta con una manera social de generar audiencia. Es la apuesta de Stern para el modo inmersivo de vivir el deporte. Un camino obligado que las transmisiones deportivas recorrerán en los próximos cinco años. LiveLike hizo una alianza con Fox en Estados Unidos para que los espectadores siguieran de una manera diferente el mundial de Rusia 2018: los fanáticos podían ver las definiciones por penales, en realidad virtual, como si tuvieran su butaca detrás de los arcos.

 

 

“Todo esto es acerca del futuro. Habrá una variedad de intereses y creo que los deportes pueden servir a todos. Tenemos nuevas formas en que las personas, especialmente las  más jóvenes, pueden interactuar con los deportes. El deporte siempre es como el canario en la mina de carbón, tanto para las mejoras como para los desarrollos en la sociedad”, asegura David Stern, de 76 años.

La industria y los fanáticos luego determinarán que proyectos sobreviven y cuales serán descartados. En tanto, David Stern, distribuye sus canarios en cada una de las minas.

Redacción Analítica Sports

Twitter LinkedIn