Andrés Pérez es el CEO de Kin Analytics, una compañía creada en Quito en 2014, dedicada al análisis de datos para la toma de decisiones en diferentes industrias. Tienen su foco también puesto en el deporte: Pérez hizo una maestría en estadística aplicada en Estados Unidos y su tesis se basó en el modelamiento del fútbol en ese país. Kin Analytics ofrece servicios para varios clubes brasileños, de Ecuador y hasta compraron al club Real Sociedad, de la cuarta categoría del fútbol ecuatoriano, para utilizarlo como lab y experimentar metodologías de trabajo.  “Con mis profesores de estadística nos dedicábamos a trabajar temas de baseball, les encantaba. Es un deporte con una analítica súper avanzada y la metodología es muy buena. En cambio en el fútbol la analítica es medio “basura” todavía. Creo que estamos tratando de ayudar a cambiar eso pero todavía es bien básica y ahí justamente pasó algo que nos abrió estas puertas..”, adelanta el CEO de la empresa en su conversación con ANALITICA SPORTS. Procesar datos en fútbol, y hacerlo desde Brasil, tenía mucho sentido. Y ese algo que pasó tuvo mucho que ver con la goleada de Alemania en el Mundial 2014.

Andrés Pérez, CEO de Kjn Analytics

 

-Sabemos que la historia de  Kim Analytics con el fútbol comienza en Brasil..

-Yo estaba viviendo en Brasil, en Porto Alegre y tenía contactos con el Gremio. Justo había ganado la presidencia Romildo Bolzan que trajo gente nueva y quiso poner el club en orden desde el aspecto financiero, del estadio y también hacer una mejora tecnológica. Brasil venía del 7-1 contra Alemania y los alemanes habían salido después de ese Mundial a decir que ellos durante cuatro años habían estado modelando, haciendo métricas, midiendo ciertos aspectos y  se les creó casi un temor a los brasileños. Dijeron “Nosotros tenemos que hacer lo mismo” y así lo hizo Gremio. Pero lo que hizo el club fue contratar los datos que había en el mercado: compraron datos de Opta, compraron GPS y obtuvieron mucha información. Rápidamente se dieron cuenta que había mucha información y datos, pero la capacidad de hacer algo con esa información inmensa no era tanta. Ese es el hueco que notamos había en el mercado.

-El panorama era que tenían mucha información y nada de datos procesados…

-Estaban los analistas de Gremio sentados con datos y no sabían de verdad qué hacer. El dato de por si no te dice nada y hasta te puede hasta decir cosas equivocadas Y eso era hasta peor que no hacer nada. Entonces ahí nos contactaron hablamos con el responsable de tecnología, el vicepresidente de ese momento, Antonio Dutra, un tipo muy innovador. Le contamos lo que habíamos hecho de modelamiento en otros lugares con mi tesis y le gustó mucho y dijo esto es lo que necesitamos. Así empezamos y con Gremio. En ese momento estaba Roger Machado que es un técnico de la nueva generación de Brasil, fanático de analytics. También Rui Costa que es un gerente deportivo muy conocido en Brasil, que ahora está en el Atlético Mineiro. Los analistas también estaban muy abiertos a esto. Había ya una cultura. Estuvimos un año y medio ahí.  Creamos una metodología de análisis para llevar esos datos simples a algo como lo que hizo baseball con su Sabermetrics para crear una ciencia de esta información. Estas métricas y análisis no eran las típicas.  Nos sentamos con equipos y les decimos hacemos analítica y te dicen “Ah eso ya lo he visto, tengo InStat..”. Ven lo que hacemos y de una nos dicen que lo nuestro es diferente.

-¿En qué aspectos marcarían la diferencia? ¿Dónde está el valor de la captura y del análisis de datos que hacen?

– El primer aspecto es como traducimos estos datos a aspectos metodológicos y tácticos del lenguaje de fútbol. Por ejemplo: Gremio se sentó y nos dijo: “Quiero ser un equipo intenso en transiciones defensivas”. Entonces creamos métricas que hablaban ese lenguaje. Tenemos una métrica que mide el porcentaje de recuperaciones de cinco segundos o menos después de perder la pelota. Tenemos una métrica que mide qué tan rápido están circulando los pases en cantidad de segundos después de recuperar. Todas nuestras métricas están divididas por aspectos técnicos y tácticos del fútbol: qué fue en transición, qué fue en pelota parada. Un aspecto simple también que explica nuestra diferencia es la capacidad de entender volúmenes. Como tú sabrás si te gusta este área, debes saber que de verdad hay mucha información “basura”. En Brasil por ejemplo hubo un análisis que se hacía , que hasta me molesta, porque plantean si la posesión está relacionada con ganar o no los partidos. Y tipos que no saben hacer nada de análisis toman y comparan la posesión del que perdió o ganó. En Brasil en los últimos dos años había una mentalidad de que la posesión era mala porque en el análisis se veía que mientras más posesión, los equipos que perdían tenían más posesión del balón. Y ese es el típico error.

 

 

-¿Cómo se soluciona ese error?

-Nos sentábamos y les decíamos: “Analicen la métrica por momento del partido, dime quién tenía más posesión cuando estaban empatados…” Porque obviamente cuando un equipo ya está perdiendo toma la rienda del partido. Son detalles que al ser estadístico y de ver que no saben analizar bien tu población, puedes crear muchos problemas. Cuando llegamos al Atlético Paranaense, ellos estaban haciendo el típico error que vemos siempre: tenían gente midiendo todos los goles del campeonato anterior de Brasil y querían ver cómo era que la mayoría de goles. Si eran de jugadas cortas, de pelota parada. Yo les dije que era un error estadístico básico el que estaban cometiendo porque al analizar sólo goles, por ejemplo, te estás limitando a no entender toda la población de disparos. También lo observamos en Palmeiras: nos pasó que nos tomaron y analizaron que la mayoría de goles venían de jugadas de pocos pases y nosotros les dijimos que la mayoría de jugadas en general en el fútbol son de pocos pases Si tu comparas la eficiencia de las jugadas de pocos pases con las de más pases, las de más pases son más eficientes en crear goles. Es un aspecto que alguien que no sabe cómo analizar una población o cómo separar, va a cometer esos errores y hasta termina siendo peor. Para resumir, creo que se trata de la capacidad de verdad de hablar el lenguaje de fútbol en métrica, o sea de verdad presentar aspectos que hablan, cuantifican el deporte y tener un verdadero conocimiento estadístico para no crear estos errores y de verdad saber qué hacer.

-Una reflexión que se desprende es que es fundamental hablar el lenguaje del fútbol para convencer con los datos y darles valor…

– La clave fue que lo tradujimos a una manera fácil de consumir. Creo que hay otros estadísticos que son mejores que nosotros pero han tenido la dificultad de no poder hablar el lenguaje de la gente del fútbol. Nosotros nos sentamos con Paulo (Autori, entrenador del equipo) en el Atlético Paranaense a hacer ese vínculo entre números. Es una persona que sabe muchísimo de fútbol, creo que eso fue lo principal también.

“La clave fue que lo tradujimos a una manera fácil de consumir. Creo que hay otros estadísticos que son mejores que nosotros, pero han tenido la dificultad de no poder hablar el lenguaje de la gente del fútbol..”

-Gremio, Palmeiras, Atlético Paranaense, Independiente del Valle, Liga Pro, pero también Kin Analytics está con FC Dallas de la MLS. Están en un país como Estados Unidos donde la analítica en el deporte es prácticamente una religión. ¿Cómo trabajan en ese caso?

-Lo que hicimos con Gremio lo replicamos en todos lados: entramos a un club, entendemos su metodología, su filosofía, sus objetivos deportivos y les presentamos métricas. A partir de lo que ellos buscan ver en el fútbol, les construimos reportes e información que constantemente les está ayudando a determinar si es que van por el camino correcto. Por ejemplo el FC Dallas quería tener un equipo que tenga una presión alta en el campo. Nosotros les empezamos a dar métricas que hablan de eso y ellos empiezan a consumirlas. Después de cada partido reciben el reporte de su equipo, del rival, de los jugadores y les dice si es que llegaron a los objetivos que tenían, a dónde tienen que llegar. Actualmente el LAFC es el equipo que ahorita la está “rompiendo” en Estados Unidos. Ellos nos sirven como un “gold standard” para lo que tiene que llegar FC Dallas. El ritmo de pases del LAFC está rapidísimo. En este nivel ellos tienen que mejorar, entonces vamos midiendo también a través del tiempo cómo los jugadores de FC Dallas están funcionando y en qué zonas del campo tienen problemas.

 

 

-¿Cómo es la captura de datos que realizan?

-La captura es propia, excepto los datos de GPS que los integramos luego a nuestros análisis. Es un poco similar a lo que hace Opta y otras compañías: a través de una captura de video se recolectan los eventos y los datos técnicos del partido. Este proceso nuestro es una combinación de dos cosas. Una es lo que hace un software de recolección y con analistas que recolectan los datos, cada analista para cada equipo y van recolectando lo que pasa. Pero también con procesos de inteligencia artificial que es hacia lo que se está yendo más. Obviamente hoy día es bien difícil con inteligencia artificial recolectar todo. Si el jugador hizo un pase con la pierna izquierda en esta zona, a ese nivel todavía no llega. Pero cada vez se recolectan más datos de manera automática y a eso estamos llegando. Cada vez yo creo que nos movemos más hacia lo automático. Tenemos unos 30 hoy o 35 personas que recolectan datos. Pero full time en la empresa somos como 20 o 22 personas entre analistas, estadísticos e ingenieros.

“Veamos lo que pasó con la analítica en el básquet, descubrieron muchas cosas. Nosotros encontramos cosas similares en el fútbol con el tema de los disparos: un disparo desde ciertas zonas del campo es totalmente basura y te das cuenta..”

-¿Trabajan con información en tiempo real?

– Todo lo sacamos en tiempo real. Atlético Paranaense es un equipo al que le gusta recibir ciertas cosas en tiempo real. No todos los clubes piden eso pero lo podemos hacer. Para A la Liga Pro le damos en tiempo real todo. Nuestro trabajo con la Liga Pro se centra más en brindar datos para que compartan con los fanáticos del fútbol en Ecuador. Está más relacionado con el fan engagement.

-Algo curioso es que tienen su propio equipo de fútbol y crearon Atlético Kin ¿Por qué lo hicieron?

-Es algo buenísimo, porque nosotros le vemos a ese club a largo plazo. Es como un laboratorio de experimentación. Ahí no tenemos que convencer a nadie de nada, incluso a los equipos más innovadores. Yo sí siento que todavía la analítica en fútbol no llega al potencial que debería .Y un poco me molesta: todavía hacen la contratación de un futbolistas más por el feeling que por el dato. A veces  el número queda un poco atrás. Yo quiero que este club sea el ejemplo de que vean a conciencia que todo se puede hacer y que sea un laboratorio para experimentar y desarrollar cosas, Nos va a servir mucho. Todavía es muy soft lo que hacemos, pero buscamos ciertos indicadores clave de rendimiento (KPI) y el entrenador basa su trabajo en esa metodología. Por ahora nos enfocamos en eso, en generar ciertos KPI’s.

 

-Kin Analytics lleva analizados más de 7.400 partidos de fútbol. Semejante volumen de datos procesados seguramente permite conocer cuestiones del juego que no estaban tan a la vista…

– Mil cosas. Ya la manera en que veo al fútbol cambia la perspectiva total. Veamos lo que pasó con la analítica en el básquet, descubrieron muchas cosas. Hay un sector en la zona del disparo de dos puntos, la más alejada, que por expectativa estadística no te conviene disparar de ahí. Conviene dar un paso para atrás y tratar de ganar el  tiro de tres puntos,porque pierdes un poquito en la probabilidad, pero lo que ganas con los puntos lo compensas. Entonces ha cambiado muchísimo el deporte. Nosotros encontramos cosas similares en el fútbol con el tema de los disparos: un disparo desde ciertas zonas del campo es totalmente basura y te das cuenta. Hay disparos que tienen un dos por ciento de chances de ser gol. Y en el fútbol, por ejemplo para aspirar a “campeonar” en el fútbol brasileño, tú tienes que llegar a estar generando como 1.5 y 2 expectativas de goles para estar dentro de los equipos campeones. Eso significa que, si tienes disparos de dos por ciento o tres por ciento, tienes que estar generando cincuenta de esos disparos para llegar al mínimo de lo que necesitas para ser campeón. Entonces empiezas a darte cuenta de que ciertas cosas que se hacen en el fútbol son basura. Dejas de hacerlas y ganas muchísimo.

Marcelo Gantman

Director de Contenidos de Analítica Sports.

Twitter