Bundesliga decidió que es hora de salir a expandir su campeonato a nivel regional. Decidió, entonces, que es momento de combatirle el terreno a certámenes con fuerte penetración en América Latina como la Premier League y La Liga. Para eso, en las oficinas que abrieron en Nueva York y que trabajan la marca desde México hasta Argentina, encontraron un hilo invisible entre el torneo alemán y los certámenes latinoamericanos: la pasión, la efervescencia con la que los fanáticos viven los partidos.

ANALÍTICA SPORTS conversó con Diego Pinzón, digital marketing manager de la Bundesliga, y Eduardo Rivoldi, manager marketing y communications de Bundesliga, sobre el plan alemán para fortalecer el producto en la región a partir del color de las tribunas y acerca de cómo planean convertir a sus nuevas figuras en los influencers del campeonato con el promedio de gol por partido más alto de Europa.

-En la presentación que brindaron en el SportBizLatam expusieron que Bundesliga es el campeonato con el precio de entradas más bajo entre las 5 ligas más importantes de Europa. Sin embargo, contaron que la Bundesliga no se mete en el costo de los tickets. ¿De qué manera incentivan a los clubes para que mantengan las entradas económicas?

Eduardo Rivoldi: La Bundesliga no se puede meter en nada de los clubes, no se puede involucrar en eso. Los clubes tienen una buena relación con los hinchas. Es más: contratan aficionados para que los representen en las reuniones de directivos. Eso conserva los valores y los intereses de los fanáticos, que se protegen y se respetan. Desde Bundesliga, nosotros hacemos lo posible para apoyar al club ya sea en marketing como en términos de derechos de transmisión alrededor del mundo para poder darle a los clubes un apoyo financiero que no los obligue a buscar el dinero en los aficionados subiendo el precio de las entradas a los partidos.

La Bundesliga tiene una pasión y un color que quizás no se ve en otras ligas de Europa, pero sí en Latinoamérica. A la hora de expandirse, ¿es una fortaleza mostrarle al hincha latinoamericano que hay una similitud entre la Bundesliga y las ligas de aquí?

Diego Pinzón: Claro, porque es importantísimo hacerle entender al aficionado en Latinoamérica que, de alguna manera, somos la liga más latinoamericana. Si uno ve a La 12 de Boca y a la Pared Amarilla del Dortmund, ambas alientan durante los 90 minutos y son muy similares en cuanto al color, en cuanto a los gritos, en cuanto a los cánticos. Pasa lo mismo con los demás clubes: incluso en los equipos más pequeños, los aficionados siempre están ahí. Si lo vemos y comparamos con otras ligas europeas, aunque es feo comparar, uno ve en la Premier League, la liga con más ingresos y más exposición a nivel mundial, que podrían no vender ningún boleto y mantenerse simplemente con ingresos por los contratos de televisión que tienen. Pero no lo hacen. Y eso se nota en los estadios porque no es la misma pasión, no es la misma entrega, no es la misma identidad.

¿Bundesliga todavía busca mantener el vínculo con el hincha de una clase más popular?

ER: Es que ese es el fútbol como debe ser: con el hincha al frente y al centro. Y eso es lo que crea un vínculo con los países latinoamericanos: el hincha y la pasión es lo que más queremos proteger y representar.

En Latinoamérica hay una cultura de consumir ligas extranjeras: Premier League, Serie A, LaLiga. ¿De qué manera piensa Bundesliga entrar a disputar el terreno de atención? ¿Qué tienen para ofrecerle al fanático latinoaméricano?

DP: Sabemos que es un reto muy grande, y tenemos una barrera enorme que es el idioma. En La Liga se habla en español, la Premier League tiene el inglés que es un lenguaje cercano, y la Serie A nos trajo tradicionalmente partidos porque siempre seguimos a los jugadores latinos que iban a jugar allí. Bundesliga busca empatizar con la calidad del producto, con la calidad de lo que se ve en la cancha. Somos la liga con más goles a nivel mundial y con la asistencia a los estadios más alta. Ofrecemos un producto global donde producimos todo inhouse. Tratamos de priorizar siempre al aficionado, nunca a un club, al dueño mayoritario de un equipo o a un fichaje. Obviamente, cuando se da un traspaso importante como el de Coutinho al Bayern Munich, tratamos de aprovechar los momentos. Pero sabemos que por ahora él está a préstamo por un año: no sabemos qué pasará con él y puede que regrese al Barcelona. Al final, Coutinho va a pasar. Y lo que necesitamos es encontrar las conexiones con los fanáticos. En el caso de Latinoamérica, los clubes facilitan eso porque siempre mantienen a sus ex jugadores como leyendas, buscan conectarlos en las transmisiones. En el caso de Argentina, por ejemplo, Martín Demichelis trabaja en las inferiores del Bayern Munich. Eso genera esa conexión entre los fanáticos y el club.

ER: Ahora también estamos trabajando en darle nuevas tecnologías a nuestros right holders para las transmisiones.

“Bundesliga invierte mucho en startups, tecnología e innovación. Ahora se unió con una empresa francesa y con Vodafone para poder llevarle al aficionado que está en el estadio algo más..”

-Justamente, están haciendo pruebas con 5G y realidad aumentada. ¿Podrían hablarnos de eso?

DP: Hicimos una prueba hace un mes. Bundesliga invierte mucho en startups, tecnología e innovación, y ahora se unió con una empresa francesa y con Vodafone para poder llevarle al aficionado que está en el estadio algo más. Porque aquel que está viendo el partido en su casa, tiene la segunda pantalla con su celular o la computadora. Pero si estás en el estadio, muchas veces simplemente ves el partido y no sabes cuántos goles hizo un jugador en el campeonato o cuánto corrió en el encuentro. Eso, para los ultras o los aficionados más sentimentales, no es tan importante, pero para otros sí. Quizás, se preguntan: ¿cuánto afecta este gol a mi equipo en la tabla de posiciones? Si el equipo pelea el descenso, yo puedo ver en tiempo real con mi teléfono cómo va mi equipo en la tabla, quién superó a quién en la tabla de goleadores, todo en tecnología de realidad aumentada. Hicimos una prueba, un prototipo, en el estadio del Wolfsburgo, que es el primer estadio 5G de Europa y que todo el tiempo busca generar algo más para mejorar la experiencia de los aficionados que están en la cancha.

¿Tienen fecha de lanzamiento?

DP: Estamos trabajando en un prototipo, pero yo creo que en los próximos dos años va a estar disponible para todos los demás clubes también.

 

 

¿Podrían contarme cómo Bundesliga aprovechó el fichaje de Coutinho para abrir un nuevo mercado en Brasil?

DP: Eso se entendió realmente con el caso de James Rodríguez: cuando fichó por el Bayern Munich, fue el momento digital más exitoso de la Bundesliga. Fue el momento en que más seguidores tuvo Bundesliga y el Bayern Munich, y que más exposición tuvo el torneo a nivel mundial. En ese entonces, James era el cuarto futbolista más popular del mundo después de Lionel Messi, Cristiano Ronaldo y Neymar. Eso generó que un cúmulo de aficionados vengan a ver la liga. Ahora, Coutinho superó esas estadísticas. Mucho fue traído a través de Brasil, un país grande con una penetración enorme en el mercado. Pero Coutinho se posicionó como un estandarte de la Bundesliga. Gracias a su arribo, la liga llegó a tener su mejor semana en YouTube en toda la historia, la mejor semana en Facebook en los últimos tres años y la mayor interacción en Instagram de la historia. Por supuesto, esto hace que entendamos a los futbolistas como un producto que tenemos que aprovechar y convertir en embajadores o influencers de la Bundesliga.

“Bundesliga siempre destaca que está viendo cómo desarrollar a los jugadores del futuro como en su momento Claudio Pizarro, Paolo Guerrero y ahora mismo Jadon Sancho..”

¿Bundesliga apuesta a tener a los mejores jugadores del mundo para que los nuevos fanáticos, que siguen cada vez más futbolistas en lugar de clubes, vayan a ver el campeonato?

ER: Siempre vamos a buscar el talento grande de Sudamérica, Asia, África y Europa. Siempre lo buscamos. Pero Bundesliga siempre destaca que está viendo cómo desarrollar a los jugadores del futuro. Buscan futbolistas de Estados Unidos –ahora hay 11 norteamericanos en el campeonato–, o jóvenes como en su momento Claudio Pizarro o Paolo Guerrero de Perú, o el propio Jadon Sancho de Inglaterra, para desarrollarlos, que puedan tener una carrera larga y que dejen su legado en el fútbol alemán.

Nicolás Rotnitzky

Redactor Analitica Sports

Twitter