Argentina tiene una larga tradición de investigadores e historiadores del fútbol, personas que a partir de un trabajo minucioso y en muchos casos manual, han re descubierto las crónicas de distintas épocas y han descubierto algunas cuestiones que llevaron a modificaciones importantes, afectando el conteo oficial de títulos o cambiando la tabla histórica de goleadores del fútbol argentino.

Ignacio Brotky desarrolló y mantiene un de las bases de datos más importantes del fútbol de Argentina, poniendo a disposición de los usuarios gran cantidad de información y cruces de variables a través de su sitio Estadisticadefutbol.com

Ignacio Brotsky, responsable de EstadisticadeFutbol.com y parte del equipo de Entre-Tiempos

Recientemente redobló y profundizo su apuesta, editando una serie de libros con toda la información histórica de los principales clubes del país. Hablamos con el acerca de sus proyectos, y aprovechando su larga trayectoria en la intersección entre datos y tecnología del fútbol argentino le pedimos algunas reflexiones acerca de lo que viene:

-El sitio que desarrollaste contiene una de las bases de datos históricos más importantes del fútbol argentino, y es algo que venís armando desde antes que los datos se volvieran accesibles digitalmente ¿Cómo compilaste la información originalmente y cómo es el proceso de actualización?

-Se tomó inicialmente información de diversas fuentes y se hizo una comparación automática de todos los datos de cada una para poder validarlos, determinar las diferencias entre ellas, e ir aprobando partido tras partido para terminar con el mínimo posible de diferencias y errores (con los que igualmente hay que convivir y corregir todos los días). A eso se le agregó mucho trabajo de investigación para encontrar y luego volcar a la base la información de técnicos y árbitros.

Los datos se mantienen actualizados con diversos procesos automatizados que no sólo buscan los últimos partidos y sus detalles sino que también generan textos, números e imágenes para las 14 cuentas dedicadas a equipos en las redes sociales. Pero la base de datos, más allá de lo importante de tener todo, todo en un mismo lugar, y en un formato que acepte cualquier consulta, era sólo el comienzo. Ahí surgió la pregunta…¿Cómo publicarlos evitando ser una enciclopedia interminable?

Porcentaje de partidos ganados por el local, por el visitante y empates a lo largo del los años en el fútbol argentino (Estadisticadefutbol.com)

Sabía que cada equipo debía tener un subsitio dedicado, de lo que me dí cuenta después, es que “arriba” de los subsitios de cada equipo había un nivel más… El tener todos los datos de todos los equipos permitía -por primera vez- hacer un análisis integral del fútbol argentino todo. Y los números reflejan, en algunos casos muy claramente, las diferencias numéricas entre épocas (el comienzo del profesionalismo), cambios de formatos de liga (el comienzo de los torneos cortos), cambios reglamentarios (el arquero no puede tomarla con la mano en pase atrás, empates definidos por penales), y sus consecuencias posteriores desde lo numérico. Los mismos reportes con que se analiza a cada equipo individualmente son aplicados a los números totales, y carreras totales de técnicos y árbitros. Eso es lo que se analiza en el sitio principal.

Obviamente me gustan los números, y me llamaba mucho la atención el nulo análisis que se hacía de ellos. La estadística es mucho más que partidos ganados, empatados, perdidos y sus goles. Siempre se mira “la foto” de los últimos números, y aunque últimamente se están usando nuevas tecnologías para analizar datos de lo que ocurre durante los partidos, nunca se había analizado “la película” que genera la serie de datos total y de cada equipo…nunca hubo un análisis completo de lo macro. Para los clubes y sus hinchas resulta muy importante poder rápidamente tener, acceso, como a algunos les gusta decir, a “datos, no opiniones”, y realizar comparaciones tanto numéricas como visuales en diferentes mediciones.

Siempre pensé que los sitios y libros de estadísticas deportivas eran conceptualmente una guía de teléfonos. Lo que se busca con estos sitios y en la colección de libros es evitar el formato de “guía telefónica” y acercarlo más a “los resultados de un censo”. La guía telefónica tiene todos los datos, si…pero no los analiza! De casi nada sirve más que para buscar un dato concreto de uno o varios partidos o para realizar arduas investigaciones manuales. El crear los procesos, herramientas y reportes que analizan y publican esos datos fue entonces la tarea.

 

 

-Justamente lanzaste una serie de libros específicos de los clubes, ¿Qué características tienen esas publicaciones y qué vamos a encontrar en ellas que no esta disponible en la web? ¿Cómo resolvieron el tema de las actualizaciones para que el libro no “quede viejo” en el corto plazo?

La colección completa se ocupa de 40 equipos y tiene planeados más de 400 libros, a razón de 10 por equipo. Es una nueva forma de publicar, analizar y visualizar datos deportivos. Cada equipo tiene varios libros analizando diferentes aspectos de sus estadísticas y se recorren diversas variables analizándolas año a año. Además se incluyen conceptos estadísticos nunca antes utilizados para el fútbol como la mediana, la moda y el rango, y se generan gráficos que permiten visualizar de manera novedosa la performance a través del tiempo.

Los sitios permiten hacer preguntas a la base de datos a través de la barra de herramientas y generar reportes. Los libros son un recorrido ordenado por los sitios y reportes de cada equipo.

Porcentaje de puntos obtenidos por equipo.

El futuro de la industria editorial es sin dudas oscuro, y aunque creo que el modelo editorial actual está sentenciado a una muerte lenta e irremediable, todavía hay lugar y tiempo para incluir nuevas tecnologías y formas de producción. Los libros dedicados a la estadística tienen además el problema de que los datos siguen acumulándose luego de la impresión. Es por eso que la colección utiliza la tecnología QR como puente entre los libros y el sitio web que los complementa. Desde cualquier página se puede acceder a los números actualizados y lo mismo para todos los gráficos, que también se vuelven interactivos, para que se pueda ver qué dato corresponde a cada punto. Además, se accede a herramientas desde cada reporte para que cada lector pueda generar nuevos reportes, diferentes a los impresos en los libros.

-Recientemente Argentinos Juniors anunció que iba a tener una persona trabajando en el club dedicada a la investigación histórica y la creación de un archivo institucional ¿Este es un rol habitual en los clubes argentinos? ¿Qué pensás que le aporta a una institución realizar este tipo de investigaciones?

Es cierto que no era un rol habitual, pero de a poco los clubes van sumando departamentos de historia, que en muchos casos no suele ser más que habilitar a la persona o grupo de socios que ya venía trabajando por interés personal en el tema, dándole el aval oficial del club.

No tengo dudas de que todos los clubes deberían hacerlo y que resguardar cuánto antes todo lo que se pueda es importantísimo. Cada día que pasa sin que haya un apoyo fuerte a los historiadores es un día en el que se pueden perder para siempre tesoros invalorables.

Lamentablemente muchos clubes y grupos de historiadores se siguen manejando en forma bastante cerrada y aunque existen grupos con gran potencial como Historia AFA, falta apoyo monetario y sobre todo tecnológico, que debiera ser mucho mayor. Me parece que lo ideal sería un gran archivo general online dependiente de AFA al que todos aporten.

El futuro de clubes y prensa deportiva

Estas involucrado en distintos desarrollos tecnológicos para la industria del fútbol hace varios años ¿Cómo analizas el recorrido que han hecho los clubes al respecto? ¿Qué esperas que suceda en los próximos años?

-Hace más de 20 años tuve la suerte de trabajar en Racing como director de su primer sitio web oficial, eran épocas en las que no existían las redes sociales, las tiendas online, los departamentos de marketing o el GPS. Toda la tecnología del club (y estaban todos igual) era una PC con windows 98 y una cuenta de correo electrónico. Se ha avanzado muchísimo y los clubes fueron adoptando diferentes tecnologías en todas sus áreas. Aún queda mucho por hacer y éstas avanzan rápidamente. Dependerá de cada club y de la importancia que decidan darle, pero definitivamente aquellos que las adopten tendrán mayor información en base a la cual tomar decisiones. Así como existen departamentos de historia, creo que todos los clubes y sus ligas deberían tener también un departamento de estadísticas dedicado no sólo a la recopilación de datos sino fundamentalmente al análisis.

En cuanto al juego y el entrenamiento, me parece excelente la forma en que se usan nuevas tecnologías para analizarlo, aunque creo que las estadísticas, el análisis y los sistemas que los realizan no pueden todavía entender del todo que es “jugar bien”…está muy bien saber la cantidad de pases dados y el porcentaje de efectividad, saber que un equipo tiene más posesión que otro, o la distancia recorrida por un jugador, pero no debe ser lo numérico lo preponderante. No descarto que en los próximos años se le pueda enseñar a un sistema a identificar muchos más conceptos, pero creo que el “ojo del futbolero” va a seguir valiendo mucho más. Las estadísticas deben ser siempre un complemento menor a la sabiduría del juego que acumulan los protagonistas.

La historia del fútbol como patrimonio cultural

Además de desarrollar el sitio de datos históricos Estadisticadefutbol.com, Ignacio forma parte junto a Esteban Bekerman en la iniciativa Entre Tiempos, el primer y único espacio cultural de la Ciudad de Buenos Aires dedicado a la historia del fútbol. Un emprendimiento destinado a canalizar del mejor modo posible cualquier inquietud relativa al tema, sea desde la simple compra, venta y canje de material hasta la producción de publicaciones, documentales, eventos, acciones y productos.

Argentina es un país marcadamente futbolero, sin embargo los espacios para investigar la historia son bastante acotados, de hecho iniciativas como la de Entre-Tiempos son excepcionales ¿Por qué pensás que se da esta situación? ¿Qué crees que puede hacerse para explotarse mejor esta veta?

Creo que el surgimiento de espacios que facilitan la investigación histórica como Entre Tiempos tiene que ver con que las carreras de periodismo deportivo se han transformado cada vez más en fábricas de pasantes en las que el rol del periodista deportivo está cada vez más bastardeado. Añoro las épocas en las que mi viejo me traía “El Gráfico” y podía leer semana a semana notas maravillosas. Ese periodismo está en desuso y tiene que volver a ser.

En un futuro bastante inmediato la automatización de ciertas tareas que hoy ocupan gran parte del trabajo (como la producción de imágenes, textos e investigación) va a cambiar el rol del profesional. Seguramente habrá empresas grandes y medianas que querrán automatizar todo lo posible buscando reducir costos…y aunque eso sea teóricamente malo porque se perderían puestos de trabajo, creo que puede dar lugar a un periodo en el que los periodistas deportivos vuelvan a cultivar sus propios estilos y formas de investigar usando las nuevas tecnologías en busca de diferenciarse, y que eso sea lo importante.

Los datos y procesos automatizados van a estar eventualmente disponibles para toda la prensa y lo que haga cada uno con esa tecnología es lo que va a terminar definiendo de forma casi darwiniana la suerte de muchos de ellos.

En las redes sociales por ejemplo, miles de cuentas compiten con contenidos prácticamente idénticos para ganar seguidores y lectores. Los datos y procesos automatizados van a estar eventualmente disponibles para todos y qué hace cada uno con esa tecnología es lo que va a terminar definiendo de forma casi darwiniana la suerte de muchos de ellos.

La polémica histórica

-Los datos históricos despiertan polémicas permanentemente ¿Por qué crees que aún cuando la AFA oficializó información se continua discutiendo el tema?

-Creo que “la polémica del amateurismo” no es más que el resultado de la gran desinformación que lamentablemente es difundida de manera totalmente irresponsable por algunos clubes, medios y periodistas. Los hinchas son hinchas, y no tienen la misma responsabilidad. Desde siempre la AFA contó todos los títulos de la era amateur como oficiales (y por lo tanto también sus partidos, sus goles y las presencias de sus protagonistas), y todo historiador o estadígrafo serio sabe que el amateurismo debe contarse.

Hay una confusión enorme de algunos medios, periodistas e hinchas, que se enfrentan en discusiones interminables con variados argumentos para ambos lados. No se debe analizar ni rebatirlos por la sencilla razón de que no son los hinchas, los medios, ni cada club los que deciden qué contar en base a esos argumentos. Lo decide AFA. En todo caso, los clubes (y sólo los clubes) que no estén de acuerdo con contar el amateurismo, algo que para mi es un delirio, deberían conseguir en AFA una resolución que así lo determine.

Otro factor importante que contribuye a la confusión y a la pelea de si “hacerlos valer o no”, es que algunos medios e incluso historiadores insisten en hacer una tabla de “títulos totales” que mezcla titulos de liga, copas locales, y copas internacionales en una carrera absurda e inexistente para ver quién tiene más estrellas. Es absolutamente incorrecto técnicamente y no se pueden sumar matemáticamente estrellas o títulos de esa forma porque no son equivalentes.

Mientras tanto, aquellos que sigan dejando de lado el amateurismo, por el motivo que fuera, no hacen más que evidenciar su total falta de seriedad profesional. Esta es una pelea ganada desde el principio de los tiempos porque siempre fue oficial. Es lamentable ver medios realizando encuestas de opinión o notas sobre algo que saben es cosa juzgada desde siempre. Por suerte año a año cada vez son menos los negacionistas y como debe ser… La historia cuenta.

 

Más información y acceso a los subsitios de cada equipo en

EstadisticaDeFutbol.com

 

 

Matías Conde

Data Analyst. Responsable de Analítica Sports Data.

Twitter