Jesús Olmo lo sabe todo sobre el rol del médico en un equipo de fútbol de elite. Estuvo encargado del área médica del Real Madrid entre 2013 y 2017, y durante su gestión el equipo ganó dos veces la Champions League. Fue el líder de una reorganización en el departamento médico que culminó con una profunda modernización.

Ahora vuelca todo su conocimiento en el Máster FSI (Football Science Institute) sobre prevención y readaptación de lesiones en el fútbol, el curso de perfeccionamiento sobre la materia más avanzado en todo el mundo, que cuenta con los especialistas más reconocidos del alto rendimiento.

Jesús Olmo

“Vamos a cubrir exhaustivamente todos los conocimientos que un readaptador, un fisioterapeuta o incluso un médico del fútbol necesita para comprender y trabajar con la rehabilitación y prevención de las lesiones en fútbol. Repasaremos la predisposición del jugador de fútbol, los métodos de entrenamiento para la prevención de lesiones, el control de carga, las bases para la readaptación de lesiones en fútbol, los métodos de entrenamiento para las readaptaciones en fútbol. También repasaremos las lesiones más importantes, más trascendentes y más frecuentes en fútbol: cuál es su manejo, su prevención y el proceso de su recuperación completa para volver a jugar”, explica Olmo en una entrevista con ANALÍTICA SPORTS.

-¿Qué particularidades debe tener un médico que trabaja en el fútbol?

-Un médico que trabaja en el fútbol debería de poseer conocimientos profundos en las lesiones de fútbol. Saber las más frecuentes, su manejo, su prevención, su readaptación, la vuelta al juego en perfectas condiciones. Debería conocer el proceso de manejo de una lesión, por lo menos de las lesiones más frecuentes del fútbol. En general, debería tener un conocimiento amplio de las lesiones deportivas. Y además, debería tener un conocimiento profundo de la fisiología del esfuerzo, la fisiología del rendimiento físico en el deporte y en particular en fútbol. Debería conocer muy bien el juego: sus demandas fisiológicas, sus técnicas de recuperación, de nutrición, de optimización del rendimiento. Desgraciadamente, hoy en día hay muchos clubes de fútbol que no han reconocido y que todavía no reconocen este valor decisivo del departamento médico en el rendimiento del equipo. Los requerimientos para ser médico del equipo son mucho más relajados y menos exigentes, pero esto está cambiando y en el futuro los profesionales médicos que trabajan en equipos de alto rendimiento deben poseer todas estas características.

-¿Cómo puede ayudar un médico a que un futbolista alcance su rendimiento más alto?

-La incidencia de un médico con buen conocimiento y alta especialización en el rendimiento de un futbolista es masiva. Solamente mejorar las lesiones crónicas incrementa dramáticamente el rendimiento de un jugador de fútbol. Si somos capaces de controlar la lesión crónica de un futbolista, inmediatamente va a rendir a un nivel más alto. Prevenir lesiones, por supuesto, ayuda a que el jugador no tenga pérdida de rendimiento. Por último, y no menos importante, el médico con suficiente conocimiento de la fisiología del jugador puede optimizar su recuperación, su nutrición, su sueño, su entrenamiento complementario y biomecánico para que tenga menos predisposición a lesiones, menos dolor crónico y una eficiencia mecánica más alta. Todo este trabajo integrado no solamente en un médico, sino en todo el equipo médico, en mi opinión, tiene un impacto altísimo en el rendimiento del jugador y por tanto en el rendimiento del equipo.

-¿Cuáles son los factores de riesgo más frecuentes en lesiones de fútbol?

-Las lesiones en el fútbol son complejas porque son multifactoriales. Hay muchos condicionantes que influyen: los factores de riesgo más importantes son las lesiones previas, la descompensación biomecánica, ya sea por una mala biomecánica, un perfil constitucional no demasiado bueno o por la descompensación mecánica por la práctica no compensada del fútbol. Por último, el manejo incorrecto de las cargas de entrenamiento y de partidos, cuyo factor de riesgo es muy importante.

-¿El fútbol tiene lesiones que son intrínsecas al juego?

-El fútbol es un deporte de alta intensidad y de contacto. Por lo tanto, siempre hay riesgo de lesiones traumáticas que se intentan reducir mediante diferentes medidas, entre las cuales las más importantes son las reglas de juego. Además, el fútbol, como cualquier otro deporte, produce descompensaciones biomecánicas. Desarrolla partes corporales en el aspecto de fuerza o movilidad, desarrolla partes corporales más y partes corporales menos. Eso produce descompensaciones biomecánicas que si no se corrigen dan lugar a lesiones típicas del fútbol. Un jugador que solo juega al fútbol y no hace entrenamiento compensatorio está muy adaptado al fútbol, pero también tendrá las lesiones típicas del juego, que tiene lesiones muy características y frecuentes. Desde la medicina del fútbol estamos trabajando para poder ir reduciéndolas.

-¿De qué factores depende una buena recuperación de un futbolista? ¿Hay alguna nueva técnica que se este implementando para mejorar el proceso de recuperación?

-Una buena recuperación de un futbolista depende del buen control de su proceso, una excelente readaptación física y el retorno a unos valores de preparación física superiores a los que el jugador tenía antes de la lesión. También con la corrección de aquellos factores de riesgo que dieron lugar a esa lesión. Entre las nuevas técnicas que se están implementando, yo destacaría la más importante: el control en los avances en los ejercicios de readaptación. Particularmente, la fuerza excéntrica. También destacaría la coordinación de ese entrenamiento con la nutrición y con las técnicas de mejora del proceso biológico, como pueden ser las técnicas de infiltración de derivados biológicos o los factores de crecimiento las células madre.

-¿Qué incidencia tienen los ejercicios de prevención de lesiones en los entrenamientos? ¿Cómo se arman este tipo de tareas y qué influencia puede tener un médico a la hora de planificar la carga de trabajo?

-Los ejercicios de prevención son solo parte del problema. Las lesiones son multifactoriales, y dependen de muchos factores que tenemos que intentar controlar lo máximo posible. Los médicos deben tener un papel coordinador del programa de prevención de lesiones porque son los mejores conocedores o -deben ser los mejores conocedores- de las lesiones: saben cómo se producen y cuáles son los factores que las causan. En coordinación con los preparadores físicos y científicos del deporte, debe analizarse al jugador individualmente y hacer un programa absolutamente individual. Se demostró que la prevención de lesiones colectiva no es eficiente. Los médicos, junto a los preparadores físicos y científicos del deporte, deben supervisar y dirigir la planificación del programa de prevención de lesiones individual de cada jugador, tanto los ejercicios de prevención como el manejo de cargas o el control del resto de los factores individuales que pueden dar lugar a las lesiones características del fútbol.

-En una entrevista comentaste que implementaste muchos cambios en el área médica del Real Madrid. ¿Podrías hablarme de estos cambios? ¿Qué necesita un departamento médico para esta modernizado?

-En el Real Madrid, en el periodo 2013-2017, llevamos a cabo una transformación profunda del equipo médico y de los servicios médicos. La estructura se hizo más extensa, más profesional y basada en la evidencia y la ciencia. Profundizamos mucho sobre la preparación individual de los jugadores y trabajamos mucho en la prevención de lesiones, en la resolución de lesiones crónicas, en la optimización de la nutrición, la recuperación, el desarrollo atlético y biomecánico particular e individual de cada jugador. Hicimos cambios profundos para hacer una atención individualizada e implementamos planes personalizados para cada futbolista. De esta manera, el departamento médico se unió con el departamento físico para hacer una estructura de facto de alto rendimiento para el del Real Madrid con el objetivo de tenerlo en perfectas condiciones, y a disposición de los entrenamientos y de los partidos.

“En un modelo tradicional de organización técnica de un equipo de fútbol, muchas veces el departamento médico trabaja de forma aislada y no conectadas con el departamento de preparación física, tampoco con el propio equipo técnico, limitándose al tratamiento de las lesiones cuando él jugador está lesionado. Este no es el modelo óptimo en la opinión del FSI..”

-¿Qué relación tienen y que relación deben tener el departamento médico y el Departamento de preparación física, en un equipo de fútbol de élite?

-Desgraciadamente, en un modelo tradicional de organización técnica de un equipo técnico de fútbol, muchas veces departamento médico trabaja de forma aislada y no conectadas con el departamento de preparación física, tampoco con el propio equipo técnico, limitándose al tratamiento de las lesiones cuando él jugador está lesionado. Este no es el modelo óptimo en la opinión del FSI. Nuestro modelo tiende a una coordinación e incluso una integración del departamento médico con el departamento de preparación física, orientado en la preparación individual del jugador, tanto su preparación física y el desarrollando individual, como la prevención de sus lesiones y la optimización de su rendimiento fisiológico.

-Muchas lesiones son por falta de comunicación entre el departamento físico y el departamento médico. ¿Cómo se puede resolver ese problema?

-En mi experiencia, y basado en el sistema que implantamos en el Real Madrid, el departamento médico y el físico deben estar integrados y deben compartir mucha información. De esta manera, el sistema de información que tenemos por cada futbolista con todos los datos fisiológicos, físicos, de lesión y todo lo que día a día vemos, debe compartirse entre el departamento médico y el departamento físico para desarrollar una estrategia común y única cada día con cada jugador para estar totalmente coordinados e integrados. En mi experiencia, este tipo de organización es muy superior y da mejores resultados que el modelo tradicional que separa a estos dos departamentos.

“Contrariamente a lo que se pueda creer, el departamento médico tiene que tener el mismo interés en el rendimiento y el resultado del equipo que el resto del cuerpo técnico. El departamento médico debe orientar su objetivo a que los futbolistas rindan..”

-¿Cómo se vincula a la necesidad de ganar que tienen los equipos, específicamente en momentos que tienen los jugadores al límite físicamente, con las demandas del departamento médico necesita para cuidar a sus futbolistas?

-Contrariamente a lo que se pueda creer, el departamento médico tiene que tener el mismo interés en el rendimiento y el resultado del equipo que el resto del cuerpo técnico. El departamento médico debe de orientar su objetivo a que los futbolistas rindan. Evidentemente, para que los futbolistas rindan tienen que estar sanos. La necesidad de ganar viene por el rendimiento del equipo, y el rendimiento del equipo viene por la salud y la preparación física del jugador. Por lo tanto, el departamento médico está alineado perfectamente con los objetivos de ganar que tienen los equipos. En el momento de arriesgar jugadores que están al límite, siempre es una decisión que tiene que consensuarse entre la opinión del médico (las posibles consecuencias del riesgo), del jugador y del entrenador, y debe llegarse a un consenso entre estas tres partes.

-Muchas veces el futbolista confía más en médico conocidos por ellos que en los médicos del club. ¿Cómo puede hacer un médico del club para ganarse la confianza de un jugador?

-Todos los pacientes, al menos en el mundo occidental, pueden elegir su médico: tenemos libertad de elección del especialista que cuida nuestra salud, y es normal que los jugadores puedan elegir el médico que ellos quieran y tengan confianza. No solo médicos externos, sino también en preparadores físicos y fisioterapeutas. En general, cada vez más atletas de alto nivel de cualquier deporte tienen estructuras individuales de personal que trabaja para ellos. Ante esta situación que es normal y cada vez más frecuente, y basándome en mi experiencia, el médico del club debe adoptar una actitud de colaboración plena con el jugador y con su equipo con el objetivo de que obtenga el mejor tratamiento posible. Por tanto, en mi opinión, el médico del club debe de comunicarse y coordinarse con las estructuras individuales o personales que pueda tener el futbolista con el objetivo de llevar a cabo los mejores tratamientos, el mejor manejo posible de las lesiones y del rendimiento. Así se gana la confianza del jugador de fútbol porque estás trabajando para él.

Nicolás Rotnitzky

Redactor Analitica Sports

Twitter