Juan Pablo Varsky tiene rasgos profesionales muy marcados y fáciles de distinguir. Quien lo ve y escucha cuando comenta fútbol y otros deportes, quién solo lo escucha cuando habla de política y temas más generales, quien lo lee cuando cuenta alguna historia del deporte, sabe que Varsky es un amante del contexto. Los hechos tienen un momento, un lugar y un motivo. Cuando se trata de analizar las innovaciones en el fútbol, la irrupción de la tecnología y la presencia masiva de datos, Varsky no abandona esa premisa y lo deja en claro en esta conversación con ANALITICA SPORTS.

-En uno de los más prestigiosos  simposios de sports analytics, a comienzos del año pasado, un especialista en el tema dijo que existen dos clases de entrenadores: los que usan datos y los que están desempleados. ¿Crees qué estamos en ese momento?

-No todavía. En la Argentina no. Todavía hay entrenadores que no usan datos y tienen empleo.

-¿ A nivel global sí estamos en ese momento?

– A nivel global sí, creo que es hacia donde va el mundo del deporte. El factor humano es muy importante, influyente y hay algo intransferible. Pero hay mucho ya de posibilidad de predecir, de mensurar, de analizar comportamientos propios y del rival a través de los datos. Tomás toda esa información que no depende de si la pelota pega en el palo entra, que si pega en el palo sale. Es una frase tan característica del entrenador que dice para qué voy a entrenar, para qué voy a tomar todos si los datos si el futbolista dentro de la cancha hace otra cosa. Creo que vamos más lento de lo que a mí me gustaría pero vamos hacia esa dirección.

-En la Argentina, particularmente en la Superliga, ¿Quiénes notás que están trabajando con datos y que están yendo en esa dirección?

-Creo que hay muchos entrenadores jóvenes que han jugado en el exterior que quizás como futbolistas no tuvieron esa educación en datos, (esto es un fenómeno bastante reciente) y los están incorporando ahora. Otros que vienen de otro palo por decirlo de alguna forma, como Ariel Holan, también incorporan todo lo vinculado con el GPS, la distancia recorrida como algo que no es solamente ponerse un corpiño como data divertida, sino que realmente ahí tenés buena información con respecto a comparar primer tiempo con segundo tiempo. Hay también una cuestión cualitativa de cómo rinde el jugador después del minuto 60 de un partido.Hay muchas cosas que se pueden medir. Guillermo (Barros Schelotto), Gallardo, el propio Chacho Coudet: hay muchos entrenadores que no sé si llamarlo técnicamente que usan Big Data, pero manejan esa información.

-Hay términos como Big Data que se vuelven genéricos de un tema. Los especialistas en datos hablan directamente de “gestión de la información”…

-Claramente, es eso. Bielsa hace veintipico de años cuando dirigía el seleccionado o cuando dirigía a Vélez decía: “Mirá vas a jugar contra tal wing, te hace siempre la misma, vas a salir para la derecha pero sale para la izquierda..”. Esas cosas después las van sistematizando con equipos de análisis sobre cómo se comporta el rival en los primeros quince minutos; cómo ejecuta la pelota detenida; si armó alguna jugada preparada, o sorpresiva en los últimos dos o tres partidos. Hoy tenés mucho material.

– ¿Para tus transmisiones y programas qué datos tomás en cuenta?

– Depende de la transmisión. Si es un partido que lo transmito desde el estudio muchos porque no veo el partido que quiero, veo el partido que quiere el director. O sea veo el mismo partido que ves vos en tu casa y hay cosas que no puedo ver, no tengo información global de lo que pasa en la cancha. En los partidos que voy a la cancha veo muchos partidos anteriores de los equipos. Del Mundial había visto los últimos cuatro o cinco partidos de todos seleccionados y eso te da una buena información. Después hay una parte vinculada con la estadística que está en las aplicaciones que ahí también depende si estoy en el campo de juego o no. Si estoy solo o no o si el partido está bueno.  Pero hay mucha información si querés conceptual de cómo se para un equipo, qué hace el lateral derecho, si es buen atacante, si gana en espada, si el 5 es más pasador, si juegan con eje compartido o triángulo en el medio, toda esa información la tengo en el partido que veo.

-¿Utilizás algún tipo de base de datos ó alguna herramienta de software para procesar la información?

-No, pero cuando transmito partido de la Premier League ellos hacen un trabajo de historial de partidos muy buenos. Hay datos históricos y datos más “vivos”: qué pasó en los últimos cinco partidos, si el equipo se distingue por levantar una desventaja, si reacciona bien después del 0-1, eso lo hace bien la liga de Inglaterra. España no lo hace. Entonces busco en alguna previa buena, pero ahí lo hago más en función de cuánta información vinculada con el juego puedo dar. Si yo veo el partido que estás viendo vos es muy difícil. Con Barcelona ya tengo una “educación” sobre cómo juega: arranca Messi de falso win, Suárez de 9, de falso 11 y sé que en algún momento hacen el “switch” ; Dembélé y Coutinho abierto, Rakitic y Busquets en el eje, Messi de 9 con Suárez; pasan 4-3-2-1 a un 4-4-2. Eso lo puedo ver, es fácil determinarlo, pero hay cosas que solo ves en la cancha. Ahí perdés mucha información, entonces por lo menos en lo que respecta a mi análisis es bastante más estadístico cuando estoy en el estudio y bastante más conceptual cuando estoy en la cancha porque veo el partido que quiero.

“Hay mayor información para neutralizar al rival y eso es nota más en los torneos cortos (…) El Basel no va a ganarle una serie al City, pero Rusia ya te saca a España de un Mundial”

-¿Creés qué el fútbol como juego cambió a partir del uso masivo de datos?

– Sí, definitivamente.

-¿Y en qué lo notás?

-Primero creo que hay una mayor información para tratar de neutralizar el rival, esto creo que se nota mucho más en torneos cortos, en los torneos de knock out, el Mundial sobre todo. En la Champions un poco menos porque ya en la Champions partís de un piso: el Basel no le va a ganar una serie al Manchester City, pero Rusia sí puede sacar a España del Mundial. Como la máxima expresión futbolística es el Mundial, no hablo del juego, sino de lo que es convocatoria, creo que el uso de datos se ha vuelto una herramienta muy útil en el Mundial donde puede pasar cualquier cosa. Respecto de las ligas hay un asunto presupuestario de desigualdad de recursos. que están tornando a los campeonatos largos en muy predecibles. Están perdiendo lo que es la incertidumbre por el resultado. Puede haber un batacazo, el Watford le puede ganar a Manchester City pero Manchester City va a terminar 25 puntos arriba. Lo del Leicester fue una cosa increíble, no me gusta usar la expresión “cisne negro” pero se le parece bastante, porque ya estábamos hablando de una liga desigual o el campeonato desigual pero el Bayern Munich gana la liga por 20 puntos; el Real Madrid, el Barcelona, el Paris Saint Germain en Francia…

-Las famosas carreras de un solo caballo..

-En Inglaterra tenés carrera de seis caballos y me parece que es la única liga de competitividad sustentable pero la última la ganó el ManchesterCity por 19 puntos. La última incertidumbre era si el City iba a llegar a 100 puntos o no. Entonces yo creo que el fútbol de mano a mano se va tornar cada vez más atractivo, incluso acá en Sudamérica con la Copa Libertadores. Es ahí donde se puede usar mucho más la información. Mirá la Copa Argentina, tuviste goleadas pero también tuviste batacazos. Racing cuando perdió con un equipo de tres categorías más abajo. Entonces yo creo que ahí se nota.

Julio Velasco durante el Mundial de Voley 2018

Otro punto es cuando se intenta reproducir un modelo exitoso y acá no sólo me refiero a la información de partidos, sino a los libros, a las conferencias, los libros y las charlas que da Guardiola. Incluso aquello interdisciplinario como puede ser alguna disertación de Julio Velasco, por citar entrenadores argentinos, creo que esa información va pasando entre distintos entrenadores con el fin de enriquecerse y tratar de reducir el margen de error.

“El juego tiene un tiempo de atención propia. Es cierto que los chicos no miran partidos completos, pero si estoy comentando un partido tengo que centrarme en las personas que si lo miran, no en el chico que se dispersa y se distrae..”

-Fuera del fútbol, ¿cuáles fueron las ideas más innovadoras, o el uso de tecnología y de la información que a vos más te hayan cautivado?

-El básquet tiene un sistema de estadísticas cada vez más afinado, es un deporte naturalmente estadístico, pero ahora es como que lo afinó la estadística. Me parece espectacular cómo le fue dando al equipo, parece ser un recorte individual pero ayuda al impacto de un jugador con el valor del dato. Yo me acuerdo en un mundial jugaban Yugoslavia-España, ganaba España por dos y faltaban 10 segundos y la última bola la tenía Teodosic: de triples había hecho 0 de 7; lo metió, ganó Yugoslavia, la estadística fue Teodosic 1 de 8 ¿Mal? No, ganó porque metió el triple que tenía que meter. Hay un punto en que la estadística sola no te sirve para explicar el juego.

 

Después esta posibilidad de interactuar con lo que hizo Mike Fratello hace ya 25 años en la NBA, con el famoso telestrator que usamos ahora nosotros. Apareció Kenny Smith (ex NBA) y se metieron dentro de la cancha para que un ex jugador pudiera explicar bien las jugadas. Pero ya no desde el rol de analista, sino con lo qué haría él dentro de la cancha. Algo que acá podría hacer Diego Latorre o un ex futbolista. Ese tipo de cosas desde el punto de vista visual me parece que enriquecen la transmisión. Hicimos un metegol virtual en DIRECTV Sports que me gustó mucho desde el punto de vista de cambiar o dar una herramienta o un ingrediente más en un programa televisivo; te ayuda a hablar del juego y te compromete a tener más información. No podés estar con los conceptos de antes con una herramienta tecnológica nueva.

-Todo lo relacionado con el análisis de los jugadores, la forma de reclutarlos, también experimentó un cambio muy grande..

-Hay otras herramientas para el scouting y antes estaban los espías en los entrenamientos…Tenés que tomar en cuenta como siempre el factor humano: por ejemplo, cómo se comporta un pibe y cual es el contexto. Si el 9 de Banfield hace 25 goles en Banfield y lo llevan a Boca, después quizás al chico le cambia todo el contexto: porque el 9 titular de Boca lo mira de reojo, los compañeros del 9 de Boca no le pasan la pelota porque quieren que siga jugando el 9 titular, los hinchas lo miran de otra manera. Entonces usualmente se dice: “el pibe se olvidó de jugar” No.Hay un contexto y ahí me parece que influye mucho cómo nosotros desde los medios interpretamos eso. Sino solo hacemos las cuentas, y decimos: “Mirá, en Banfield hizo 25 goles y en Boca ninguno. Conclusión: es un jugador de equipo chico..” No es así. Hay otros factores.

PlayerTek: la app que usa Varsky cuando juega al fútbol

-En lo que tiene que ver nuestra tarea, en estos tiempos de atención tan dispersa, sobre todo en los más chicos ¿Cuál es el desafío? ¿Cómo buscás captar la atención?

-Es una buena pregunta. Hay una atención propia del juego. Yo como comentarista no me puedo transformar en más importante que el juego; al programa sí lo puedo manipular mejor, hacer piezas más cortas, más fragmentadas, buscar más análisis, no extenderme tanto en un monólogo. Puedo hablar dos o tres minutos como mucho y ser lo más sintético posible. Es cierto que los chicos no miran partidos completos, pero si estoy comentando un partido tengo que centrarme en las personas que si lo miran, no en el chico que se dispersa y se distrae. El más grande mío tiene 15 años y el más chico tiene nuevo y no miran partidos completos, es una realidad esa. Por eso está también la post producción; tampoco yo veo tantos partidos completos. Para DIRECTV tengo que presentar cuatro partidos que transmití en el fin de semana y puedo ver resúmenes de 20-25 minutos , pero no partidos completos.

-Además de comentar y analizar, también haces deporte yjugás al fútbol, ¿Notas qué la explosión tecnológica hizo que el deportista amateur se transforme en más profesional?    

-Claro, tengo el chaleco y tengo la aplicación: PlayerTek, lo tengo acá (muestra su smartphone con la app y los datos) Mirá: tengo la aplicación, ahora tengo un esguince de tobillo hace bastante que no juego pero me pongo el chaleco con el chip y salgo a jugar: Me analizó siete juegos, lo compré obviamente por temporada y hasta “matchea” mis rendimientos con los jugadores profesionales

-¿La usas vos solo o todo el equipo?

-No la uso yo solo. Un enfermo.

Marcelo Gantman

Director de Contenidos de Analítica Sports.

Twitter