De larga trayectoria como videoanalista, ayudante de campo y entrenador en el fútbol latinoamericano, Lucas Rivas es, además, docente en la carrera de DT de ATFA. Publicó recientemente “Tácticas Ofensivas: Análisis Táctico y Sesiones de Entrenamiento” un libro donde repasa de manera didáctica y con ejemplos prácticos la metodología de Pep Guardiola, Jürgen Klopp, Mauricio Pochettino y Maurizio Sarri. 

Lucas Rivas le cuenta a ANALITICA SPORTS porque decidió enfocarse en esos entrenadores: “La selección entrenadores la hicimos porque en el momento que armamos el libro se encontraban todos juntos compitiendo en una misma liga (Premier League), competición que considero la mas competitiva y atractiva del mundo y era un gran contexto para exponer sus ideas”

¿Tienen algo en común además de ser entrenadores de élite compitiendo en el mismo torneo?

-Si bien no hay linea que los identifique en cuanto a los principios de juego, hay algo claro que los une y es una de las razones por las cuales el libro se basa en sus ideas: sus equipos buscan protagonizar los partidos, algunos de ellos desde la posesión del balón y otros desde el control del juego y haciéndose fuerte en las transiciones.

-En el libro hablás de “situaciones tácticas” ¿Cómo se definen? ¿Qué otros conceptos son claves para incorporar como seguidor de fútbol interesado en el análisis táctico?

-Particularmente una “situación táctica” la defino como una acción dentro del juego donde se manifiestan movimientos con coherencia de los jugadores de un mismo equipo en pos de lograr una ventaja hacia el equipo rival. Con respecto a los conceptos a tener en cuenta a la hora de realizar o entender un análisis, creo que la clave es entender y buscar los patrones  que tiene cada equipo en estos cuatro puntos:

  • Los sistemas de juego y su confrontación
  • Las distancias entre lineas
  • Las fases del juego: ofensiva, defensiva y sus respectivas transiciones defensivas (a partir del momento de perdida) y ofensivas (momento de recuperación).
  • Las acciones a balón parado.

-El libro tiene dos facetas, por un lado es un material realizado por un especialista y con un foco muy específico, por el otro funciona de manera pedagógica explicando con ejemplos claros situaciones y fases del juego que se tienden a complejizar por los analistas ¿Fue esa una intención deliberada cuando lo armaste?

-La inclusión de la parte practica fue parte de la idea del libro desde los inicios. La intención era  que además de una parte descriptiva de las propuestas de estos entrenadores, el lector pudiera entender como llevar a cabo diferentes ejercicios que permitan desarrollar esas ideas en la práctica. Esto viene, en gran parte, a raíz de que soy usuario activo en redes sociales buscando material de lectura para investigar y formarme en todo lo relacionado con entrenamientos y análisis del fútbol; leyendo me di cuenta que la mayor demanda de los usuarios tienen se enfoca en como poder desarrollar o llevar a la vida real los conceptos propios o de otros entrenadores. Por esa razón, una parte el libro se enfoca en mostrar a través de diferentes ejercicios prácticos como plasmar ideas que tienen en mente dentro de el campo de juego.

-Hace muchos años que trabajas en el mundo del fútbol, tanto como analista táctico pero también como DT ¿Qué cambio en estos años respecto a las maneras de analizar el juego? ¿Cuál es el rol del análisis y el analista en este tiempo?

-Lo que fue aumentando en los últimos años es sin lugar a dudas la cantidad de datos. En mis inicios me enfocaba puramente en lo cualitativo, en entender como y porque nuestro equipo o determinado equipo actuaba de tal o cual manera en todas sus fases de juego pero desde lo descriptivo. El dato, para mi,  era algo secundario en ese entonces. Hoy en día asusta realmente la cantidad de información que se pueden extraer de un partido, sea de datos individuales como colectivos, de todas maneras sigo creyendo que estos datos no deben sino funcionar como aliados del análisis cualitativo. El rol del análisis es y será, al menos para mi, el de facilitarle al entrenador y cuerpo técnico la información precisa con el fin de achicar los margenes de error durante un partido. Lo que tenemos que tener en claro es que es imposible bajar ese margen de error a cero, puesto que el fútbol es un deporte dinámico e imprevisible, básicamente por ser jugado por seres humanos deportistas.

“Lo que fue aumentando en los últimos años sin lugar a dudas fue la cantidad de datos. En mis inicios me enfocaba puramente en lo cualitativo, en entender cómo y por qué un equipo actuaba de tal o cual manera en todas sus fases de juego”

¿Qué características tiene un análisis bien hecho? ¿Cómo puede el lector no especialista diferenciar un análisis bien realizado de uno más flojo?

-Considero que un análisis de calidad, debería ser la conjunción de lo cualitativo con lo cuantitativo, y que estos tengan una relación congruente. La única forma de validar los análisis es ver al equipo y/o jugador analizado en una serie de partidos para verificar si el análisis coincide con lo que uno ve “sin analizar”.

¿En tu opinión hay cierta moda respecto al “análisis táctico”? ¿A qué pensás que se debe el “boom” de analistas que salen a mostrar su trabajo en redes sociales?

-No creo que se trate de una moda, siempre hubo mucha gente interesada en el juego, pero la diferencia es que hoy en día tenés muchos más medios para poder realizar este tipo de análisis, y a eso se le agrega que están las redes para darle mayor visibilidad. Detrás de esa búsqueda de visibilidad por parte de los analistas, creo que hay dos grandes motivaciones, por un lado están los que buscan compartir lo que saben del juego y su mirada sobre el mismo, y por otro (sin que sean excluyentes) los que intentan llamar la atención de algún club o medio interesado en el tema y a partir de eso ingresar a trabajar en el mundo del fútbol.

 

El libro “Tácticas Ofensivas: Análisis Táctico y Sesiones de Entrenamiento” se consigue a través de LIBROFUTBOL

 

Matías Conde

Data Analyst. Responsable de Analítica Sports Data.

Twitter