Para Víctor Guevara, México debe pelear el Mundial de 2026 que se realizará en su país, Estados Unidos y Canadá. El Director de Operaciones de la Liga MX está al frente del CITEC, el Centro de Innovación Tecnológica que inauguraron la Liga y la Federación en junio del año pasado. Para levantar la Copa, en México apelan a los datos.

“El CITEC es donde se unen la innovación, la tecnología, el desarrollo y el conocimiento. Es un complemento que busca tanto la innovación del desarrollo, el análisis para los clubes. Tiene una visión tanto deportiva como de modelo de negocios. En la parte deportiva, el CITEC persigue como meta buscar ser una de las mejores ligas del mundo, y estamos tratando de construir nuestro camino, y por otro lado, en el año 2026, ser campeones del mundo en el Mundial que recibimos en México”, dice Guevara en una entrevista con ANALÍTICA SPORTS.

-¿Ese es un objetivo concreto?

-Tenemos que tratar de tener la mejor selección de la historia para llegar a México 2026. Es una meta que nos pusimos. ¿Pero cómo vamos a lograrla? Hoy en día, como selección nacional, le ganamos a Alemania. Pero nos falta algo. En la Liga estamos catalogadas como una de las mejores ligas del mundo. Pero nos sigue faltando algo. Entonces, entendimos que generar formas diferentes nos va a ayudar a tener resultados diferentes. Ahora, en México, en la parte deportiva, Liga y Federación están separadas como selección nacional y como Liga. Pero los dos nos unimos: el CITEC es un proyecto donde trabajan juntas con objetivos en común. Somos entidades separadas con sus propios presidentes, presupuestos y patrocinadores, pero hay puntos donde hablamos el mismo lenguaje. Y uno es el CITEC. El CITEC, como unidad de negocio, lo que hace es dar servicios a los clubes en la parte deportiva, con una serie de sistemas, pero también les da a áreas de federación como arbitraje, unidad disciplinaria y selecciones nacionales. Cada una es un equipo más. Los proyectos y sistemas que utiliza un club, también los utilizan las selecciones nacionales.

“Tuvimos alianzas estratégicas como por ejemplo con el Barcelona Innovation Hub, y tanto Javier Sobrino como Albert Mundet nos abren las puertas y nos dicen: ‘Miren, esto es lo que estamos haciendo’..”

-Planteas modificar la manera de hacer las cosas para conseguir resultados diferentes, y parece una idea rupturista para hacer entrar en las cabezas conservadoras del mundo del fútbol. ¿Te costó cambiar la mentalidad del fútbol en general? ¿Fue un problema?

-Yo ahora soy la cara del CITEC, pero detrás nuestro está todo el apoyo de una industria. El CITEC se presentó en junio, pero antes hubo un año de trabajo en el cual se involucraron los clubes para que vean los sistemas, para que vean las mejores opciones, y de ahí fuimos haciendo crecer al niño. Tuvimos alianzas estratégicas con el Barcelona Innovation Hub, y tanto Javier Sobrino como Albert Mundet nos abren las puertas y nos dicen: ‘Miren, esto es lo que estamos haciendo’. Y lo que fuimos es tratando de crear un concepto tropicalizado a México y en donde pudiéramos entender que hoy en día los clubes hacían esfuerzos individuales para tratar de traer tecnología e innovación (cada club buscaba sus proveedores, llegaban empresas para crear alianzas estratégicas y darles tecnología, innovación, chalecos). Convocamos a las personas de inteligencia deportiva de los clubes y selecciones nacionales y les dijimos: ‘Estos son los proveedores, esto hay en la industria, veamos quiénes son los que mejor se pueden adaptar a lo que necesitamos’. Todas las herramientas de tecnología que tiene el CITEC son iguales para todos: Liga, Ascenso, y en menor escala fuerzas básicas y femenil. Pudimos establecer un modelo económico donde fuimos a negociar y se unieron los dueños o CEOs de las empresas, se apasionaron por el proyecto, y logramos hacer economías de escala. Porque si sale hoy el equipo A y trata de negociar el mismo paquete que conseguimos, es muy difícil negociar por uno, en lugar de hacerlo con 35 equipos: los 18 de liga, los 15 del ascenso, selección nacional y arbitraje. Esto es un proyecto del fútbol mexicano, no de una persona.

-¿Pensás que mejorando la Liga mejora la Selección?

-Es un círculo virtuoso. En México se tomó una de las reglas más importantes que tiene que ver con el desarrollo de jóvenes: la regla de menores, que obliga a los clubes a jugar con chavos 1000 minutos durante un torneo. Este año, los jugadores de 20 y 21 años deben jugar al menos medio tiempo. En juveniles, nuestra primera categoría es la sub-13. Después sub 15, sub 17, sub 20, la Copa. ¿Por qué te hablo de esta estructura? Porque, al final, la sub 13 juega dos torneos en México en el año, pero sigue teniendo sus torneos locales en los distintos estados. La sub-15 juega todos los fines de semana. Pero después vienen la 17 y la 20 que juegan el mismo fin de semana según el calendario de la Liga. Esta estructura es una gran inversión que hacen los clubes, pero es importante en el proceso de formación del jugador. ¿Qué le faltaba? Faltaba ver dónde los probaban, porque el salto entre la sub 20 y la Liga es alto. Entonces creamos la Copa. Y la Copa te da la oportunidad de que pruebes a un muchacho en condiciones similares, con tu primer equipo, y que el chavo tome minutos. Tenemos una regla de menores en la Copa, y otra en la Liga. En la Copa, deben ser jugadores nacidos en 99, y en la Liga en 98. Eso te da la oportunidad de poner a los chavos. El proceso de formación, al final, te ayuda a tener mejores chavos. Todo eso se une al mismo tiempo. Pero a la vez, en paralelo, vas teniendo a tu selección nacional sub 15, sub 17, sub 18, sub 20, sub 23. Los jugadores que se destacan juegan en selección nacional. Y es ahí donde los esfuerzos se unen. Si tenemos una mejor liga en fuerzas básicas, tenemos mejores selecciones juveniles.

 

-Explicame cómo funciona el SIID (Sistema Integral de Información Deportiva), cómo trabaja..

-La Liga MX y la Federación vivimos bajo una estructura de paperless: creamos una estructura donde nos manejamos bajo principio de confirmaciones del partido, cédula electrónica, reportes de comisarios, comisión disciplinaria, cuenta regresiva. Todo es digital. En México, el registro de jugadores es electrónico. Toda la parte que tiene que ver con las fichas de un jugador está bajo este sistema que llamamos SIID. El SIID es el cerebro del fútbol mexicano, donde tenés toda la información referente a jugadores, clubes, contratos. Pero lo que entendimos es que debíamos tener una vía de comunicación con los clubes. Y creamos una vía de intranet en el SIID. Los clubes hacen ahí todos sus registros. Mandamos las confirmaciones de partidos, informes, comunicados especializados. Los comisarios también tienen su extranet para ver sus designaciones, capturan sus cuentas regresivas, sus informes, y vienen a alimentar al SIID, ese gran contenedor. Es un proyecto que nos da mucho orgullo porque cada día lo hacemos crecer un poquito. Nosotros hace 14 años no vislumbrábamos. No veíamos cómo cada día abarcábamos un pedacito más. Lo último que hicimos fue una interfase sistematizada para las planillas de los partidos: al club le aparecen sus jugadores y va seleccionando a los 11 titulares más los que van a la banca. El entrenador le da click, y automáticamente, en la cédula arbitral, cuando llega el árbitro, que tiene una computadora en el vestuario, le aparecen precargados los jugadores. El árbitro llega, tiene todo capturado, e imprime una hoja, que es la hoja oficial de información del partido, y va a los vestuarios para hacer los chequeos. Chequea jugador por jugador. Una vez que termina le da click y sale a todas las plataformas oficiales de la Liga: Twitter, Facebook, la aplicación, la página oficial. Ahí lo ve todo el mundo. Luego, el árbitro, en el mediotiempo, captura los incidentes que hay: le da click y se replica en todas las partes. Al final del partido, captura los incidentes, otro click, y automáticamente llega el reporte final, que alimenta las estadísticas de la página web, la aplicación, y genera una base de datos para los diferentes sistemas. Uno de ellos es la comisión disciplinaria. Ellos reciben en el sistema las causales de suspensión y el monto y partidos que deben pagar. Un click terminando la sesión y llega a la extranet y correos electrónicos de los directores deportivos el reporte oficial de sanciones. Les aparece cuántas fechas tiene el jugador suspendido. Pero, ¿qué pasa si no vi el reporte y creo que Hugo puede jugar el fin de semana? Cuando capture la hoja de alineación a través del sistema, sale que Hugo no puede jugar por suspensión. Eso, como industria, nos ayuda a prevenir alineaciones indebidas. La hoja de alineación, además, nos permite ver si tienen los menores necesarios para jugar. Son detallitos que te ayudan a ofrecer un mejor producto. No somos infalibles, que quede claro. Pero esas cosas le dan valor agregado a la Liga.

-¿Piensan tratar de ser embajadores de este tipo de modelo, que otros países los imiten?

-Uno de nuestros objetivos es, primero, consolidarlo en México. Y luego, si la gente nos considera así, ser un caso de éxito nivel mundial. Estamos totalmente puertas abiertas, y lo haremos crecer poco a poco ya que estamos sembrando día a día. Tenemos objetivos a corto, mediano y largo plazo para ir cumpliendo, pero estamos buscando que si este modelo es atractivo, se pueda ir replicando. Queremos hacer alianzas a nivel clubes, Federación, Liga. Es fundamental para poder crecer. Si creés que lo sabés todo, estás muerto.

Nicolás Rotnitzky

Redactor Analitica Sports

Twitter