.Los goles esperados (xG) ecualizan la relación de los goles convertidos con las ocasiones presentadas.

.Wyscout analizó a futbolistas de diferentes ligas.

.Messi rompe cualquier medición y lo de CR7 merece ser explicado.

 

Wyscout rankeo a los delanteros de las principales ligas que más goles llevan hechos en la temporada, y contrastó sus números contra los “goles esperados” (xG), es decir cuantos tantos llevan y cuantos deberían haber convertido de acuerdo a las ocasiones que tuvieron. Los resultados sorprenden y añaden elementos a la disputa entre los dos mejores jugadores de nuestros días.

¿De que hablamos cuando hablamos de “goles esperados” (xG)?

Lo hemos explicado con ejemplos en los diferentes labs de este sitio, pero  vale volver sobre el concepto.  Los xG  (goles esperados) son una métrica que tomó por asalto la industria del fútbol y que apunta a medir la calidad de los remates: cada tiro que se realiza en un partido de fútbol tiene un porcentaje de acierto histórico según la zona en el campo donde se realiza. Además, según el modelo que se utilice, se tiene en cuenta la oposición (cantidad defensores delante de la línea de la pelota), la jugada previa y el tipo de remate (si es de cabeza o en el pie).

De esta manera cada remate tiene un valor en función del nivel de dificultad de cada remate, para llegar a ese valor, los datos del tiro se cruzan con datasets históricos que contienen un gran número de remates (habitualmente más de 30.000).  Las suma de los xG durante un partido permite extraer el número de goles que un equipo o un jugador “debió” convertir.

¿Para que sirven los “goles esperados” (xG)?

Sirven para medir la efectividad de los rematadores, fundamentalmente de los delanteros. En este contexto el trabajo de Wyscout es interesante, rankea a los goleadores de las principales ligas a partir de la diferencia entre goles convertidos y esperados, a esta diferencia la llama “eficiencia en goles” y los resultados sorprenden:

¿Qué indica este gráfico? Que Messi convirtió 13.1 goles más de los que se esperaban dados los remates que tomó, y que en el otro extremo Lewandowski hizo 2.6 tantos menos. Y si: el propio CR7 aparece en el debe con 1.6 goles menos de los que la métrica indicaría que debía tener.

Los xG  (goles esperados) son una métrica que tomó por asalto a la industria del fútbol y apunta a medir la calidad de los remates

Ahora bien, la lectura no debe ser tan lineal, dada la cantidad de remates que hace el portugués, es injusto ponerlo en la misma línea que otros jugadores que tienen a patear menos al arco. Otro detalle es que hay un segundo grupo de jugadores claramente más efectivo que el resto (Aspas, Mbappe y Alcácer), Durvan Zapata en el medio, y ya más alejados otros goleadores.

Sobre Messi creo que no hace falta agregar nada más.

 

Matías Conde

Data Analyst. Responsable de Analítica Sports Data.

Twitter