● Según profesionales de la industria, son los derechos digitales de transmisión los que van a traccionar el crecimiento de los ingresos generados por el deporte.
● A nivel global los operadores de contenidos deportivos dedican el 15% de su presupuesto para desarrollar una oferta OTT.
● Están en aumento las suscripciones pagas para los servicios de streaming deportivo (+24% en 2018) pero hay aún muchas cuentas compartidas (en promedio 8,6 dispositivos vinculados a cada cuenta individual).
● DAZN ya empezó a operar en Brasil en mayo. El otro caso destacable en LatAm es el de Fanatiz.

Una de las empresas líderes en tecnologías para el deporte, Deltatre, publicó hace unas semanas un informe sobre las nuevas tendencias que están impactando en el panorama del streaming deportivo, considerado desde el punto de vista de los usuarios / fans y de los profesionales de la industria. Así la empresa de origen italiano generó una investigación multifuente. Por un lado con el análisis de fans de deportes estadounidenses y británicos y entrevistas con ejecutivos de alto nivel de la industria; por otro lado en base a los datos recolectados a partir de los más de mil millones de minutos de servicios de streaming deportivo que centraliza Deltatre, que en los últimos años implementó infraestructuras de tecnología de streaming a organizaciones como la FIFA, EPL, NFL, IOC, UEFA, BT Sport y Discovery.

Ante todo resulta interesante recordar el relevamiento que hizo PwC en septiembre 2018 para la industria del deporte, donde los líderes de la industria consideran que la mayor fuente de crecimiento de sus ingresos se dará con los derechos digitales (+11,5%), más que con el desarrollo de los patrocinios (+5,5%) y del merchandising (+4,8%).


Según el informe de Deltatre, los operadores / distribuidores de contenidos deportivos a nivel global gastan hoy en día el 15% de su presupuesto total en streaming, lo cual representará una inversión de USD 6,8 mil millones en la tecnología OTT para los operadores estadounidenses en 2021. Además, los que inviertan en una mejor funcionalidad para optimizar el engagement del fan verán un lift del 24% en las suscripciones.

Desde el punto de vista de los usuarios, Deltatre recalca un aumento del 53% en la cantidad de minutos consumidos de streaming de contenido deportivo en 2018, en comparación con 2017. En cuanto a penetración del servicio, se observó un incremento del 32% en los dispositivos.
En lo que se refiere a precios, el informe detecta que dos tercios de los consumidores están dispuestos a gastar un máximo de $ 39 total por mes en paquetes de streaming deportivo – y no sólo Millennials o la Generación Z.- “Netflix ha tenido un gran éxito porque sus precios son muy asequibles. Pero la industria del deporte se dio cuenta que un producto con un precio más alto crea una barrera a la entrada – y crea valor para la comunidad de fans”, según un ejecutivo de una importante liga deportiva estadounidense citado en el informe.

“Poner los highlights y el contenido original como freemium es una excelente manera de atraer a las personas con algo que se puede disfrutar todo el año, 24/7.”

Mientras las suscripciones pagas para los servicios de streaming deportivo aumentaron un 24% en 2018, el 20% de los fans todavía no pagan por consumir contenido deportivo… pero el informe indica un promedio de 8.6 dispositivos vinculados a cada cuenta individual suscrito al servicio de streaming deportivo de Deltatre, lo cual evidencia muchas cuentas compartidas. La televisión sigue siendo el dispositivo que lidera el consumo de contenido deportivo (64%), seguido del celular (49%), la tablet (42%) y el Smart TV (38%).

Cabe destacar que el celular tiene cada vez más peso en el consumo de contenidos deportivos ya que a nivel global el 39% de los usuarios declaran ver 4 horas o más de contenido deportivo fuera del hogar. Analizando datos de ComScore para Argentina, se evidencia este peso creciente en los usuarios únicos de los sitios deportivos, e incluso más en el consumo de contenidos deportivos. FOX Digital LatAm, con más de 20 millones de videos en el sólo mes de marzo 2019, muestra un share del 87% de videos consumidos en celulares.

Este consumo cada vez más móvil y más “mobile-only” no muestra signos de desaceleración ya que un tercio de los aficionados encuestados cree que la conexión a Internet 5G tendrá su mayor impacto en cómo se consume contenido deportivo.
“La principal diferencia [en 2025] serán las plataformas. Las generaciones más jóvenes comenzarán a tener más protagonismo y las pantallas de televisión ya no serán relevantes”, según un ejecutivo de la industria citado en el informe. “Todo se centrará alrededor del smartphone con más posibilidades de comprar contenido corto Pay-Per-View – como la posibilidad de ver el último cuarto”. La NBA ha estado a la vanguardia de este tipo de tendencia de micro-consumo que se está dando en los deportes, ya que permite a los aficionados a comprar 10 minutos de acceso NBA League Pass por sólo USD 0,99.

“La principal diferencia [en 2025] serán las plataformas. Las generaciones más jóvenes comenzarán a tener más protagonismo y las pantallas de televisión ya no serán relevantes”

Por otro lado, seis de cada diez usuarios expresan su deseo de información en tiempo real sobre el contenido deportivo en vivo que miran, a través de estadísticas in-player y mayor integración con las redes sociales. Es destacable el ejemplo de ESPN que mediante su app agregó Realidad Aumentada como una experiencia adicional durante los play-offs de la NBA, con estadísticas real-time durante el partido y diagramas de los movimientos del juego y de la pelota.
Pensando en tendencias a medio plazo, un tercio de los consumidores afirmaron que la realidad virtual será mainstream como parte de la experiencia del consumo de contenidos deportivos para el 2025. Asimismo, los servicios entregados vía IP de ligas, federaciones y operadores constituyen el futuro del consumo de contenidos deportivos.

En Latinoamérica, la oferta de OTT y de Streaming está menos desarrollada pero el cambio se está dando a paso firme. El consumo de deportes por streaming viene en auge y la oferta se va adaptando a las nuevas expectativas de los fans. Profundicemos un poco más en detalle los casos de Fanatiz y de DAZN.

“Seis de cada diez usuarios expresan su deseo de información en tiempo real sobre el contenido deportivo en vivo que miran..”

Fanatiz, servicio de streaming global de contenidos deportivos que se lanzó en septiembre de 2017, ofrece eventos y canales en vivo y on-demand a través de múltiples dispositivos. Dependiendo de la ubicación geográfica, el usuario tiene acceso a la Superliga y la Copa Argentina, la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana, las Ligas de Colombia y Perú, además de la programación completa de beIN Sports (La Liga de España, Ligue 1 de Francia y más) y Gol TV (Liga de Ecuador, Uruguay y Portugal), TyC Sports Internacional y Golf Channel. En Analítica Sports entrevistamos al CEO de Fanatiz hace unos meses.
Fanatiz cuenta con una suscripción mensual (USD 9,99 para el plan base), con los primeros 7 días gratis para que los nuevos suscriptores puedan probar su servicio. También cuenta con un pase diario por 24 horas (USD 4,99), así como una versión “freemium” que permite a los usuarios no suscritos acceder a compactos de partidos, estadísticas, noticias y otros contenidos.

El OTT DAZN, anunciado como el Netflix del deporte, se lanzó oficialmente en Brasil el 9 de mayo, extendiendo su alcance global de transmisión deportiva a nueve mercados. Brasil es el primer país de Latinoamérica donde iniciará sus operaciones – ya estaba operando en Alemania, Austria, Canadá, España, Estados Unidos, Italia, Japón y Suiza. El valor de la suscripción mensual en Brasil es de R$ 37,90 (USD 9,50 aprox.), con un período de prueba gratis de 30 días.

El portfolio de DAZN para Brasil incluye varias competencias futbolísticas de primera línea, como la Copa Sudamericana, la Serie A y B italiana y la Ligue 1 y 2 de Francia, la Copa y Supercoppa de Italia, la FA Cup y recientemente sumó a su catálogo partidos de la serie C del fútbol brasileño. La oferta de la plataforma de streaming también traerá partidos de la WTA (Asociación Femenina de Tenis); la EuroLeague, la IndyCar y competencias de boxeo como el Glory World Series y la Professional Fighters League, junto con la MLS, la J-League japonesa y la Copa de Naciones de África.

Más allá del informe de Deltatre que muestra la necesidad de los medios deportivos de construir sus propias plataformas de streaming OTT – como respuesta también a la amenaza de plataformas propiedad de empresas tecnológicas como Amazon o Facebook – esta disrupción digital está modificando exponencialmente el comportamiento del fan de deporte, que busca plataformas con una experiencia ampliada y una buena relación precio – cantidad de deportes / competencias disponibles en la plataforma. Es falso que los fans tienden a piratear contenidos: al contrario, lo que se observó con la aparición de los servicios OTT y de streaming es que las conexiones ilegales tienden a bajar. Los operadores que no sepan entender este nuevo panorama se van a perder el tren de la revolución digital de los contenidos deportivos. Obviamente a nivel regional habrá que ver cual es la postura de Sinclair, que acaba de comprar Fox Sports LatAm, que tuvo que vender Disney… que se quedó con ESPN! Mientras tanto les tocará a los operadores encontrar a los fans cuando y donde estén, con una oferta que poco a poco se irá diseñando y acomodando a sus deseos.

 

Romain Martin

Analista Invitado