La ATP le dio vida propia al Master NextGen (campeonato que reúne a los ocho mejores tenistas de la temporada, menores de 21 años) y lo posiciona como el espacio de las innovaciones y los cambios. En esta oportunidad, será el turno de los wearables: los tenistas usarán dispositivos inteligentes durante los partidos y los entrenamientos para que luego los entrenadores y cualquier miembro de su cuerpo técnico puedan incorporar esos datos y evaluar como ha sido el rendimiento.

Los GPS y sensores inerciales que tendrán los jugadores generarán información sobre movimientos, aceleraciones, giros, orientación y la medición de cargas internas para conocer la respuesta física de los tenistas. Como siempre, estas innovaciones en el tenis se aplicarán únicamente al torneo que se juega del 5 al 9 de noviembre en el Allianz Cloud de Milan. Los datos luego se sincronizarán con el video de los partidos para que el panorama de análisis de rendimiento sea más completo.

“Desde el principio, las Finales de la Next Gen ATP han estado a la vanguardia de la innovación en nuestro deporte, y el uso de tecnología wearable este año, durante los partidos, proporcionará información valiosa a los jugadores, entrenadores y servicios médicos ATP. Este es un torneo único que siempre ha adoptado nuevas tecnologías, y este es el último paso a medida que el evento continúa siendo pionero en innovación en el juego.. “, comentó Chris Kermode, CEO de la ATP.

La pregunta que surge en un inicio es cuánta de esta información de GPS es útil para los cuerpos técnicos de los jugadores o es simplemente una acción más que tiende a ubicar al Master Next Gen como símbolo de la innovación tecnológica del tenis. Recursos que luego no se extienden del todo al resto del circuito. El campeonato ya innovó con cambios en el modo de llevar el marcador, el uso constante del Ojo de Halcón en reemplazo de los jueces de línea, la vuelta  de la regla del” let” y la comunicación vía auriculares con el entrenador durante los descansos.

 

Las novedades tecnológicas del tenis han sido emblemáticas: el recurso del Ojo de Halcón le debe su fama al tenis desde 2006, cuando se implementó por primera vez. El reloj de los 25 segundos en los servicios se sumó 12 años después como otro recurso. Mientras tanto sigue siendo un deporte al que le cuesta introducir los cambios porque vive pendiente de las quejas de los jugadores, poco dados a las innovaciones. El Master Next Gen concentra todo lo nuevo en sintonía con su propuesta deportiva: mostrar a las figuras que presuntamente se harán cargo del circuito. Luego se verá que derrama de todo eso. Qué jugadores y qué tecnologías.

Redacción Analítica Sports

Twitter LinkedIn