Como si fuera un medio de comunicación o un partido político, Barcelona comenzó su propia cruzada contra las fake news. El club las sufre, sobre todo, en Twitter, donde cuenta con una comunidad de doce millones de usuarios activos que participan en conversaciones virtuales en la plataforma, y con un alto porcentaje de bots que embarran su ecosistema. Para detectarlos y combatirlos, la institución encargó un estudio a I3 Ventures que detectó un total de 31.772 usuarios “con patrones de actividad anómala” y, en su opinión, creados con el único propósito de desprestigiar la marca.

El informe destaca: “Todas estas cuentas han seguido un patrón de comportamiento basado en la crítica y el ataque sistemático al FC Barcelona. Este hecho demuestra la presencia de una campaña orquestada y dirigida a desestabilizar”. Según el estudio, la mayor parte de esta actividad calificada como “anómala” se produjo después de diferentes derrotas del equipo de Lionel Messi.

 

 

El estudio se desarrolló en un periodo de 18 meses, y se trabajó con un algoritmo de análisis semántico de 770 palabras de las cuales 516 hacían referencia al “ecosistema del Barcelona”, en 439 medios digitales y en cinco idiomas: español, catalán, inglés, italiano y portugués. En total fueron 14.000 horas de proyecto. Además, se analizaron campañas creadas en torno al proceso judicial que ha afectado al expresidente blaugrana Sandro Rosell y a los pedidos de renuncia a Ernesto Valverde tras las últimas derrotas ante Liverpool en Champions League y Valencia en la Copa del Rey. Y la conclusión es clara: “Las cuentas automatizadas fueron sembrando contenido detractor en los períodos donde no hay conversación genuina”, señala.

Uno de los días con más tráfico de conversaciones fue el 7 de mayo, el día de la eliminación en Inglaterra. Esa jornada se contaron 625.348 conversaciones, y fue el día con más menciones de la historia del club. Pero las estadísticas son crudas: el 90% de esas menciones fueron calificadas como “sentimientos desfavorables”, de los cuales el 54% fueron contenidos de fanáticos hispanohablantes y catalanes “críticos con la gestión deportiva del FC Barcelona”, aporta el informe.

El informe destaca que el 1% de las cuentas que siguen al Barcelona alcanzaron a generar el 20% de los contenidos críticos contra el club

La influencia de estos 31.772 bots es enorme. El informe destaca que el 1% de las cuentas que siguen al Barcelona alcanzaron a generar el 20% de los contenidos críticos contra el club, y que la participación de cuentas con comportamiento “no humano”, como bots, llegan a controlar un 12% de la media de las conversaciones, con picos que alcanzan el 30%. Demasiado para una comunidad digital tan grande.

El informe, sin embargo, no marca ninguna receta para resolver estos escenarios, aunque establece un paralelismo con la política: “El comportamiento de las conversaciones en torno a los temas relacionados al FC Barcelona tiene una tipología más cercana al debate de políticas públicas de gobierno que al ámbito de una institución deportiva”, remarca como una de las conclusiones.