Stadia, la plataforma de streaming de videojuegos presentada por Google, abre una pregunta obligada relacionada con el futuro del gaming. ¿Cambiará todo? ¿Creará un nuevo ecosistema para los fanáticos? Es muy pronto para saberlo. Pero queda claro que Google exprime todas sus fortalezas para salir con fuerza a disputar el mercado de consolas sin presentar ninguna.

Nube. Todos ofrecen una, pero en realidad no hay tantas. Google, Amazon y Microsoft son los “dueños” del almacenamiento en servidores. Stadia ofrecerá todos los títulos que fascinan en videojuegos con el potencial de su nube y un streaming que se adaptará a las pantallas hasta con resolución 8K. En este aspecto, Google se ve casi imbatible.

Directo a You Tube. Stadia funciona con un joystick que se conecta vía wifi a los dispositivos del usuario para poder jugar. Acá viene lo bueno: el control tiene un botón para que el gamer pueda transmitir directamente en You Tube las acciones de sus partidas. Con esto Google demuestra que conoce muy bien los comportamientos de los jugadores más jovenes.

Ecosistema. Stadia funciona sobre el navegador chrome y las aplicaciones que lo sostienen en móviles, tablets y smart TV. Otra función del joystick es concectar directamente con Google Assistant para solicitar cualquier tipo de información que fuera necesaria. Google arma así una plataforma de videojuegos conectada con todo su ecosistema.

Desafío. ¿Quedará Stadia con su enorme oferta de contenidos en la nube condicionada al tipo de conexión que tenga el usuario? Google dará respuesta a esta pregunta con el andar de la plataforma.

Lanzamiento. Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña y algunos países más de Europa serán los primeros mercados donde Google pondrá en marcha su proyecto Stadia

Presentación completa de Stadia

 

Redacción Analítica Sports

Twitter LinkedIn