(Por Nicolás García Aramouni)* El famoso sitio Basketball-Reference intentó responder esta pregunta con un modelo estadístico, lo que puede llegar a ser eventualmente una buena aproximación de la realidad para poder estimar la probabilidad en cuestión. En esta combinación entre estadística, ciencia de datos y deporte, intentamos ver si un jugador pasará a la inmortalidad máxima del deporte, conviviendo hasta el fin de los tiempos en el Partenón del básquet.

Entonces, queda lo más importante: conocer cómo fue armado el modelo.

El modelo

Para poder calcular esta probabilidad, la gente de Basketball-Reference armó una regresión logística donde se quiso identificar cuáles eran las variables más relevantes a la hora de determinar si alguien iba a entrar o no al Salón de la Fama.

En un primer lugar, se tomaron en cuenta todos los predictores posibles: premios individuales, la presencia en tablas de líderes de distintas estadísticas, la performance en el auge de la carrera de los jugadores y títulos de NBA. Tras armar un modelo inicial con jugadores retirados hasta la temporada 2004-05, con un mínimo de 400 partidos de liga y con un mínimo de 50 Win Shares (una estadística que mide cuantas victorias pueden ser atribuidas a un jugador en particular), se llegó a que las siguientes variables eran los mejores predictores a la hora de determinar si un jugador pertenecerá al Salón de la Fama:

  • Altura (en pulgadas)
  • Campeonatos de la NBA
  • Máximo Win Shares de la Carrera
  • Selecciones al Juego de las Estrellas
  • Un puntaje dado por si el jugador estuvo en el top 10 de puntos, rebotes, asistencias, robos, tapas y minutos jugados en una temporada. Si el jugador salió primero, obtiene 10 puntos, si sale segundo 9, y así sucesivamente. A este puntaje lo llamaremos Puntos NBA Leaderboard

Tras utilizar estas variables para todos los jugadores que cumplen con las características mencionadas y siguiendo el modelo logístico de regresión, llegamos a que la probabilidad es igual a:

Probabilidad_Salón_de_La_Fama = 1 / (1 + 2,71^(-(-0,14*Altura + 0,80*Campeonatos + 0,015*Puntos_NBA_Leaderboard + 0,415*Máximo_Win_Shares + 1,02*Selecciones_al_All_Star_Game))) 

Lamentablemente este modelo (complejo de entender para algunos, desde ya)  presenta una limitación importante ya que no tiene en cuenta la experiencia internacional, de jugadores femeninas, o el desempeño como entrenador de los potenciales candidatos, lo cual puede llegar a ser importante ya que no es el Salón de la Fama de los jugadores de la NBA, sino del básquetbol. Sin embargo, teniendo en cuenta que los jugadores más exitosos de la historia han pasado por la liga estadounidense, consideramos relevante presentar el modelo. Además, las estadísticas estarán incompletas para los basquetbolistas que siguen jugando hoy en día, por lo que en el caso de los jugadores que siguen activos, el modelo responde la siguiente pregunta: “Si el jugador se retirara hoy, ¿cuál sería la probabilidad de que fuera elegido al Salón de la Fama?”.

Los resultados

Tras tener en cuenta el armado del modelo, pasamos a ver quiénes son los jugadores con mayor probabilidad de ser elegidos al salón de la fama según lo calculado:

Se ve que el modelo es bastante potente ya que podemos observar que todos los jugadores elegibles para el Salón de la Fama (es decir jugadores que han permanecido un tiempo considerado como retirados) con una probabilidad mayor al 95% han sido efectivamente seleccionados. También, es interesante ver que hay jugadores cuya probabilidad es igual a 100% (aunque es lógico ya que sería totalmente inconcebible que Jordan o LeBron no fueran parte de la elite histórica del deporte).

Por otro lado, si queremos ver el caso de Manu Ginóbili, recientemente retirado, vemos que por más que caiga en el puesto 149, con una probabilidad de 20,1%, sigue teniendo valores más altos que algunos de los jugadores efectivamente seleccionados al Salón de la Fama, como Jamaal Wilkes, Billy Cunningham y Tom Sanders.

Es importante remarcar nuevamente que este modelo no tiene en cuenta la experiencia internacional, uno de los pilares de la carrera de Ginóbili. En este sentido, el subcampeonato mundial en Indianápolis 2002 y la medalla dorada en Atenas 2004, con sendas victorias al conjunto estadounidense, suman y mucho al legajo de Manu y su candidatura a la inmortalidad basquetbolística.

Este modelo no tiene en cuenta la experiencia internacional, uno de los pilares de la carrera de Ginóbili. En este sentido, el subcampeonato mundial en Indianápolis 2002 y la medalla dorada en Atenas 2004, con sendas victorias al conjunto estadounidense, suman y mucho al legajo de Manu y su candidatura a la inmortalidad basquetbolística.

Esto es remarcado por el hecho de que la victoria en los Juegos Olímpicos 2004 representan la única vez que un seleccionado que no es Estados Unidos sale campeón en la cita olímpica desde que a los jugadores de NBA les permitieron participar en Barcelona 1992.

La leyenda de Ginóbili también es complementada por el legado que representa la dinastía de los Spurs liderada por Manu, Tim Duncan y Tony Parker y dirigida por Gregg Popovich.

LeBron James

Por último, es interesante evaluar qué pasa con los jugadores activos. No sólo porque hay varios basquetbolistas que parecen tener una entrada asegurada (LeBron, Wade, Nowitzki, Durant, Chris Paul, Curry, Westbrook y Harden), sino porque se ve que a partir del puesto 13 del Ranking entre los activos (que pertenece a Pau Gasol), la probabilidad del resto empieza a caer significativamente (entre Gasol y Anthony Davis, que tiene el puesto 14, la probabilidad de pertenecer al Salón de la Fama cae 15 puntos porcentuales).

Es sumamente interesante cómo es la distribución de probabilidades a lo largo del ranking: entre el primer puesto del ranking y el décimo, hay 2 puntos porcentuales de diferencia; mientras que entre el décimo y el veinteavo hay 48 puntos porcentuales. Esto demuestra que mientras hay una gran cantidad de cracks y buenos jugadores en el deporte, solo pocos pueden pertenecer a la verdadera elite y causar un impacto generacional en la NBA.

*Analista invitado