Las tres palabras que dan forma a la nueva sigla del fútbol: Video Assistant Referee. La herramienta creada para dar soporte al árbitro en el campo de juego se transformó en el factor central que resquebrajó la seriedad en la Copa América. Pero fue muy útil en Rusia 2018 y en el Mundial femenino de Francia 2019.
La asistencia del video para las acciones dudosas del juego genera polémicas donde se la utiliza y genera la lógica amigo-enemigo de esta tecnología. Pero allí donde no está presente, los entrenadores y los jugadores la reclaman. Mientras el VAR se abre camino como un nuevo dispositivo en el ambiente del fútbol, la FIFA ya planifica la era “post-VAR” con sensores en los campos de juego para perfeccionar su uso.
¿Sirve el VAR tal como lo conocemos? ¿Debe cambiar su funcionamiento? Un nuevo episodio de Big Data Sports, con Marcelo Gantman y Agustín Giménez.

 

Algunas ideas conversadas en el podcast

“El VAR es una herramienta creada para asistir al árbitro. Su transparencia, sin embargo, depende de la información que tiene el público en los estadios y en la TV”.

“El VAR llegó para terminar con una paradójica injusticia: el árbitro era el único que no miraba una pantalla cuando se cometía un error grave”.

“Se da una situación particular: en los campeonatos donde no hay VAR, los técnicos reclaman su presencia ante algo que los perjudica”.

“La Conmebol le dio un mal uso y transformó en opaca una herramienta que sirve para aportar claridad”.

Redacción Analítica Sports

Twitter LinkedIn