Palmeiras, el último campeón del Brasileirao, podría defender su título con el 70% de sus partidos sin televisación. El escenario, que preocupa a fanáticos, dirigentes y directivos de las empresas televisivas, se debe al desembarco de Turner, y a una ley brasileña: un partido de fútbol no puede ser transmitido si una misma compañía no es dueña de los derechos televisivos de ambos equipos. De este modo, si la situación se sostiene, el clásico paulista entre Corinthians –que le vendió sus partidos a Globo– y Palmeiras –estrella de Turner– no tendría pantalla.

Palmeiras no llegó a un acuerdo con la cadena Globo

A diferencia de lo que ocurre, por ejemplo, en Argentina, en Brasil cada club es el dueño de sus derechos y se sienta a negociar individualmente con las empresas interesadas. Históricamente, Globo lo captó todo: tenía contratos con los 20 equipos del campeonato y por eso podía poner en pantalla a todos los juegos del campeonato. El panorama cambió en 2017 cuando Turner ingresó como un nuevo actor. La compañía norteamericana adquirió un canal de deportes llamado Esporte Interativo que poseía, entre otros eventos, los derechos de la Champions League para Brasil. Dispuesto a ganar terreno en el ámbito local, salió a captar clubes.

Mientras Globo mantuvo a trece instituciones, Esporte Interativo hizo acuerdos con siete equipos. Y se quedó con los encuentros del Palmeiras, uno de los clubes más populares de San Pablo. Firmó un contrato por tres años a comenzar en 2019. Pero a finales de 2018, Turner decidió levantar del aire a Esporte Interativo. Lo sacó de la grilla. Así, Palmeiras quedó sin hogar: había firmado un contrato con una empresa cuya única señal deportiva ya no existía y, como si fuera poco, a raíz de la legislación vigente en Brasil, solamente podría transmitir partidos contra los otros seis equipos que están bajo la órbita de Turner. Esos 12 cotejos irían por TNT o Space, los dos canales del gigante norteamericano en la grilla de los cableoperadores brasileños, dos señales completamente ajenas al fútbol.

Palmeiras no está dispuesto a firmar con el grupo de medios más importante de Brasil. No quieren ser menos que nadie, así como tampoco quieren dar ventajas económicas respecto a sus competidores deportivos.

Por toda esta situación, el resto de los clubes buscan romper sus vínculos con Turner y volver con Globo. Algunos casos están en la Justicia. El tema Palmeiras es distinto: como a modo de reconocimiento a las instituciones que renovaron Globo el conglomerado especificó en sus nuevos contratos que aquellos clubes que buscaran regresar luego de romper un vínculo con otra compañía percibirían menos dinero del que cobran los equipos que sí optaron por permanecer con ellos, Palmeiras no está dispuesto a firmar con el grupo de medios más importante de Brasil. No quieren ser menos que nadie, así como tampoco quieren dar ventajas económicas respecto a sus competidores deportivos.

El próximo mes, la Federación Brasileña de Fútbol debe entregar el fixture del Brasileirao que comienza en abril, y todavía no puede diseñar el esquema de partidos debido a que la televisión aún no puede influenciar en los horarios y días de compromisos. Mientras tanto, el Brasileirao podría dejar sin aire a muchos de los partidos más importantes de su campeonato.

Nicolás Rotnitzky

Redactor Analitica Sports

Twitter