La Premier League de Rusia se convirtió en la primera competición nacional de fútbol en distribuir sus partidos vía una membresía de YouTube. El servicio, que también ofrece contenido exclusivo como programas semanales, está pensado para llegar a nuevos mercados y para conectar con aquellos rusos que viven afuera del país. Durante la última temporada transmitieron sus encuentros gratis en YouTube, pero ahora dieron un paso más: los suscriptores deben pagar 3 dólares para tener dos partidos al mes relatados en inglés. El segundo paquete cuesta 5 dólares y da acceso a toda la fecha del torneo, pero con los seis partidos restantes relatados en ruso.

El anuncio funciona como el escalón previo a una estrategia mayor: la Premier League de Rusia planea lanzar su propia OTT para captar audiencias internacionales, y quiere ver cuál es la recepción de sus fanáticos. Volcar su oferta a YouTube es una herramienta para comprender mejor el atractivo global de la liga y si el precio establecido es acorde a lo que sus seguidores están dispuestos a pagar.

 

 

La oferta de YouTube actuará como una herramienta de marketing para comprender mejor el atractivo global de la liga y los puntos de precio efectivos que han establecido dos niveles para la membresía.

“Con respecto a este asunto, el acuerdo con Google es un paso importante en la implementación de nuestros planes, investigando las preferencias de la audiencia, su sensibilidad al precio y el alcance de la conversión”, dice Pavel Suvorov, director comercial de la RPL. El torneo ruso sigue el camino que comenzó a desandar el Liverpool en diciembre del año pasado, cuando lanzó una membresía en YouTube por 1.30 dólares al mes para que sus fanáticos accedan a contenido exclusivo.

Redacción Analítica Sports

Twitter LinkedIn