La industria de los contenidos deportivos audiovisuales atraviesa por una escenario de cambios de formatos y modos de consumo. Los nuevos caminos también tienen obstáculos: según estimaciones informales, las pérdidas ocasionada por la piratería para quienes adquieren derechos deportivos, alcanzan los 4.000 millones de dólares. Esta temática será la principal en el Sports Summit Anti-Piracy que se celebrará en México el 20 y 21 de febrero.

Sebastián Lateulade, CEO de Sports Summit MX

Representantes de La Liga, la Bundesliga, buena parte de los clubes mexicanos, ejecutivos de conglomerados mediáticos como Fox, Mediapro y ESPN y nuevos jugadores de las transmisiones como Facebook, You Tube y Twitter, serán speakers, entre muchos otros, que abordarán los diferentes ángulos de los desafíos que trae la innovación y las diferentes maneras de acceder a los contenidos. ANALITICA SPORTS conversó con Sebastián Lateulade, fundador y CEO de SportsSummitMX, sobre el acontecimiento que reunirá a lo más representativo de la industria del deporte.

-¿Cómo fue el camino para llegar a organizar el Sports Summit Antipiratería de México y con tantos speakers internacionales de primera línea?

-El Summit es consecuencia de un trabajo que comenzamos hace cuatro años, en 2015, cuando a inquietud de la industria de la televisión, se nos planteó que había una necesidad por generar un ámbito de discusión que encontrara a las autoridades locales con industria para tratar el problema de robo de los contenidos audiovisuales. La realidad es que los diferentes países de América Latina, si bien son distintos, hay realidades en común como por ejemplo normativas muy antiguas, leyes muy antiguas donde es muy difícil combatir el crimen organizado cuando tenés normas 1930 o 1940, donde no se habla ni siquiera de cable ni de ningún tipo de innovación. A veces países como Uruguay tienen que apelar a condenar el robo del cable, por ejemplo, bajo una ley de robo de energía eléctrica. Es por eso que se creó el tour antipiratería en el 2015. Hicimos 17 ediciones en 11 países, reunimos a las autoridades locales de cada país involucrada en las normativas de derecho de autor, propiedad intelectual, fiscalía, jueces, ministerios competente y de esa manera empezamos a vincularnos cercanamente con la realidad de cada país.

 

Llegar al Sports Summit fue como un proceso natural a partir de esa lectura. Por ejemplo la liga de España tiene infraestructura, procedimientos y metodologías que le permiten un combate un poco más organizado y cada vez que lo ejecuta en países también con normativas más desarrolladas tiene éxito como España pero se dificulta muchísimo trasladar esa experiencia y ese éxito en el combate en Latinoamérica. Entonces fue así que planteé en un momento la posibilidad de realizar un evento de deportes donde no solamente atendiéramos las necesidades de los canales que requieren contenido como Fox Sports, como puede ser ESPN y Directv, sino también a los dueños de los contenidos como son las ligas.

-¿Cómo ejemplificarías un caso de piratería en el deporte en este momento? ¿Cómo se produce?

-Creo que se produce principalmente por desconocimiento del consumidor. Porque el consumidor, y me incluyo, asumimos que si está en Internet y si está en Youtube es legal. Por qué yo estoy cometiendo una falta si en definitiva está disponible. Entonces a través de sitios por ejemplo como Rojadirecta yo puedo acceder a un partido en vivo de la liga argentina o de la liga de España o de la NBA o del deporte que fuere y como consumidor no reparo en la infracción. El problema es el daño que se le genera para el que vende el derecho y para el que adquiere el derecho porque en simultáneo. Por ejemplo en la Argentina, hay canales que ganaron la licitación para transmitir el fútbol argentino como Fox Sports y TNT que pagaron muchísimos millones de dólares por adquirir y explotar esos derechos que luchan contra aquellos sitios piratas que ofrecen el mismo contenido en simultáneo y sin costo ¿Cómo se beneficia el sitio pirata? Principalmente bajo la modalidad de la publicidad. Cada vez que yo quiero como consumidor ingresar a ver una competencia deportiva tengo que hacer diferentes clicks que me llevan a accionar muchas publicidades que luego le pagan a esos sitios piratas y el negocio de ellos está ahí principalmente. Bueno, entonces el caso de Rojadirecta es uno. También lo puede trasladar esto a películas, a series y es exactamente el razonamiento lineal.

 

Después tenemos otra forma de piratería que va por dos caminos. Uno son los dispositivos hardware: decodificadores como los conocemos en la región, generalmente de procedencia china que logran decodificar las señales que son codificadas como las que conocemos de cable. Esas señales son decodificadas bajo la compra de un dispositivo que se venden en MercadoLibre, por decir impunemente, y yo puedo acceder a los contenidos sin pagar el abono. Otra modalidad es bajo el formato del DTH, las antenas parabólicas muchas veces conocidas, que yo puedo adquirir también bajo la oferta de un tercero la posibilidad de comprarla en un único pago y decodifico las señales que son codificadas. Entonces hoy por hoy la piratería se produce en ejemplo vía Internet el alto porcentaje y luego también por dispositivos físicos.

Rojadirecta: símbolo de la piratería del deporte en la era digital

 

-Si tuvieras que cuantificar cuánto se pierde en volumen pero la piratería en la región, la piratería en el deporte, ¿cuáles serían esos números?

-Hay muchas cifras al respecto.No quiero dar una cifra porque en mi caso sería totalmente poco serio hacerlo  Hace falta un poco más de estudio al respecto para afirmar tales cifras. No tengo la más mínima duda que si uno toma como referencia básicamente cuentas lineales(cuando hablo de cuentas lineales es cuánto cuesta adquirir una determinada competencia)  y si luego voy y mido, que eso sí lo puedo hacer, cuántos usuarios tuvo conectados determinada página consumiendo ese contenido de forma gratuita puedo ir sacando cifras específicas de cada una de las competencias que podemos interpretar como Copa Libertadores, Copa Sudamericana, Campeonato Argentino, la liga de España, Premier League, Bundesliga, Juegos Olímpicos y  NBA se pueden llegar a cifras realistas. Si se mete además en la bolsa  todo lo que es la industria del entretenimiento en su totalidad, con películas y series, y quizás también podemos sumar la preocupación de los que manejan el teatro, los cines y la baja de entradas de los cines ,yo creo que hablamos seguro de millones de dólares. Hay cifras que hablan de 4000 millones de dólares.

“Hay cifras que hablan de 4.000 millones de dólares que se pierdan por la piratería de derechos deportivos”

Hay  otro capítulo: todas las fuentes de trabajo que se ven amenazadas porque el consumidor al final del día lo que quiere es entretenimiento y no repara en el daño pero hay toda una cadena de valor que no son solamente las grandes corporaciones. Cuando uno piensa que son las multinacionales las que se perjudican, no es así: es el productor argentino, el productor colombiano, el cámarografo, el que lleva el cable, el que está en control. Es decir toda esa cadena de valor de gente que está detrás de la producción audiovisual en cada uno de los países que forman parte de una industria que está legalizada y que de alguna manera defender los derechos de autor y la propiedad intelectual es defender también fuentes laborales locales. Es un problema también más amplio de analizar.

-En ocasiones es complicado  llegarle al consumidor con un discurso convincente como para que los daños de la piraterían le importen . Por lo general el razonamiento es : “Yo quiero ver algo que me interesa y al menor costo posible..No formo parte del negocio y  no me interesa nada de él…”

– Yo creo que plantearle a los consumidores campañas de concientización en este siglo no sirve de nada. Es decir, deberíamos plantearnos un trabajo que comience en los niños y en las nuevas generaciones. Que además ese trabajo de alguna manera sea acompañado con educación familiar de los padres para que de alguna manera también se produzca ese cambio. ¿Pero principalmente sabés por dónde comienza?  Por comenzar a generar modelos de negocios donde para el consumidor no sea un camino posible ir a la ilegalidad. Es decir en una relación costo-beneficio para series y películas,  opto por Netflix. Puedo optar por la plataforma que se pueda llegar a lanzar entre Fox y ESPN o el que fuere para ofrecerme el contenido deportivo en formato streaming. Yo creo que hay que ir más hacia el modelo de negocio. Y es el propio modelo de negocios que te legaliza o te logra cambiar esta realidad de la piratería.

Marcelo Gantman

Director de Contenidos de Analítica Sports.

Twitter