El nuevo formato de la tradicional competencia del tenis suma disrupciones con este tipo de patrocinios. ¿Qué estrategia esconde este acuerdo que casi no tiene precedentes en la historia del deporte y las marcas?